La pandemia sigue desbocada en España con 19.851 casos y 231 muertos un día

35
España vuelve a confinarse por los casos que se disparan

La segunda oleada de la pandemia de coronavirus sigue desbocada en España, según reflejan los datos del Ministerio de Sanidad, que este viernes reportó otros 19.851 diagnósticos positivos y 231 nuevas muertes respecto a la jornada anterior.

Con estos nuevos datos, España se sitúa ya en los 1.046.132 casos diagnosticados y 34.752 muertos desde el inicio de la crisis sanitaria.

En los últimos 14 días el conjunto del país muestra una incidencia acumulada de 361 casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de los 280 que se registraban hace una semana.

El sistema de evaluación de la incidencia elaborado por el Ministerio de Sanidad establece que para cualquier territorio del país superar los 250 casos es entrar en un escenario “riesgo extremo”.

Es decir, que actualmente el país se encontraría en el máximo nivel de alerta (sobre cuatro posibles) si los datos se analizan en su conjunto y no por territorios.

La región con una peor situación epidemiológica es Navarra, con una incidencia de 1.062. Detrás se sitúan Melilla (915), Aragón (682), La Rioja (630) o Castilla y León (562).

El aumento de los contagios también se deja notar en la presión hospitalaria: ya son 14.539 los pacientes de covid-19 hospitalizados en todo el país, ocupando el 12,1 por ciento de las camas de hospital.

Por su parte, los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos (2.031) hacen que el porcentaje de ocupación de camas UCI ascienda hasta el 22,8 por ciento de la capacidad.

En un intento por contener la expansión del virus, en las últimas semanas se extendieron a lo largo y ancho del país medidas de cierre perimetral en los municipios más afectados, así como múltiples restricciones al comercio y la hostelería.

Sin embargo, en las últimas horas crecieron las voces que piden al Gobierno un mayor empuje con la declaración de un estado de alarma que otorgue herramientas jurídicas para decretar toques de queda en horario nocturno.

Euskadi, Extremadura, Asturias y Melilla solicitaron este viernes de manera formal la declaración de la alarma para sus territorios e incluso para el conjunto del país.

Por su parte, otros territorios como Madrid, Murcia, la Comunidad Valenciana o Castilla y León anunciaron que aplicarán sus propias restricciones a la movilidad por la noche sin esperar al amparo de la alarma, lo que deja la puerta a que la justicia frene esas medidas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dirigió este viernes un mensaje a la nación en el que alertó sobre la gravedad de la situación, pero sin aventurarse por el momento a disponer herramientas para facilitar los toques de queda.

Con información de Agencia Sputnik

- Publicidad Bottom Ad -