Hace 5 años, el gobierno de la Revolución Ciudadana presidido por Rafael Correa, emprendió una campaña  para contrarrestar los efectos de la acción de UNCITRAL, que falló a favor de Chevron, ordenando al país andino que suspenda el juicio.

“Jamás nos involucraremos en el juicio”, dijo Correa, porque es una litis entre privados, pero tenemos todo el derecho como gobierno a tener una opinión sobre los actos de Chevron.

Un reporte de diario El Mundo de España, titulado Correa arremete contra la mano sucia de Chevron  señaló que  Rafael Correa, hundió su mano en una piscina de sedimentos petroleros abandonada por Texaco en la Amazonía ecuatoriana, la extrajo manchada de crudo y exclamó: “¡Así contaminó Texaco al Ecuador!”.

Con ese gesto dramático, el mandatario abrió una estrategia internacional denominada “La mano sucia de Chevron” destinada a contrarrestar lo que llamó una “multimillonaria campaña de desprestigio que la petrolera estadounidense” que operó en el país bajo la marca Texaco ha emprendido en su contra.

Acompañado de funcionarios ambientales, de prensa internacional y de la alcaldesa de Richmond, California, Estados Unidos, Gayle McLaughlin, Correa recorrió varias piscinas de recolección de petróleo que quedaron abandonadas en 1986, lo que según Correa demuestra que “únicamente Texaco operó estas zonas” y no entidades estatales ecuatorianas, como ahora dice en un alegato la multinacional.

Correa aseguró que existen unas 1.000 piscinas en la región abandonada irresponsablemente por Texaco, compañía actualmente operada por Chevron.

Se derramaron “18.000 millones de litros de agua con petróleo” cuando Texaco operó en Ecuador, criticó el presidente. El mandatario también aseguró que Chevron-Texaco busca implicar al estado ecuatoriano para que pague la remediación ambiental en réplica a la pérdida de un juicio que le siguieron pobladores amazónicos por más de 18.000 millones de dólares en forma de indemnización por las afectaciones a la salud y al territorio causados por la petrolera.

Ecuador mostró al mundo la “mano sucia” de Chevron

“Se han identificado más de 1 000 piscinas contaminantes en la Amazonía ecuatoriana. Lo que causó Chevron en nuestra selva es 85 veces peor que lo que hizo la British Petroleum, en el Golfo de México, y 18 veces más grave que el derrame de Exxon Valdez en Alaska”, aseguró el Presidente Rafael Correa tras un recorrido junto a la Ministra del Ambiente, Lorena Tapia, en el sector de Aguarico 4, cantón Shushufindi, provincia de Sucumbíos. Juntos mostraron, a través de cadena nacional, el nivel de contaminación ambiental causado por la presencia de piscinas adyacentes a pozos petroleros operados por la compañía norteamericana Chevron -Texaco, sin responsabilidad,  hace más de 30 años.

Rafael Correa junto a Lorena Tapia, entonces ministra de Ambiente, ahora Presidenta del Consejo de Gobierno de Galápagos en el gobierno de Lenín Moreno

La Ministra Tapia guió al Primer Mandatario alrededor de una piscina de 25 por 14 metros  con una profundidad de 5 metros, aproximadamente, para evidenciar los daños ocasionados por la explotación. “Estas piscinas son caducas, incluso para la época. Chevron contaminó, cuando podía evitarlo, y luego no reparó las zonas afectadas”, indicó la Titular de la Cartera Ambiente.

La Ministra Tapia manifestó que el Aguarico era un ejemplo de lo que causa una actividad petrolera irresponsable. “Como Autoridad Ambiental velaremos para que esto no se repita jamás, exigiremos los mejores estándares como ya lo hacemos porque la Autoridad Ambiental del Ecuador, está fortalecida, más que nunca”. INFORMACIÓN COMPLETA MINISTERIO DE AMBIENTE ECUADOR

Resolución del Tribunal arbitral con sede en la Haya

Este día se conoció que un Tribunal arbitral internacional con sede en La Haya falló a favor de la petrolera y declaró a Ecuador como responsable de haber violado el Tratado Bilateral de Inversión, haber denegado justicia y de no brindar un trato justo y equitativo a la petrolera.

El Procurador General del Estado, Iñigo Salvador indicó que con este fallo Ecuador deberá pagarle a Chevron una indemnización que será fijada en una siguiente etapa. No descartó que analizarán medidas para aplicar sanciones de repetición contra exfuncionarios del Gobierno anterior.

El expresidente Rafael Correa señaló que “al contrario de lo que se dice, el fallo de La Haya deja establecido que no ha encontrado ninguna evidencia de intervención de mi Gobierno en la Justicia. Incluso el testigo de Chevron, un traidor a la Patria llamado Guerra, así lo ratifica”

EN CONTEXTO – LA DEUDA DE TEXACO CON ECUADOR

Texaco (CHEVRON) fue la primera empresa que en 1967 empezó sus actividades petroleras en la Amazonía Ecuatoriana. Texaco extrajo cerca de 1.500 millones de barriles de crudo. Construyó 22 estaciones, perforó 339 pozos en un área que actualmente alcanza las 442.965 hectáreas. Vertió toneladas de material tóxico, desechos de mantenimiento y más de 19 mil millones de galones de agua de producción (de salinidad 6 veces superior a la del mar y con restos de hidrocarburos y metales pesados) en el medio ambiente. A través de sus mecheros, quemó diariamente 2 millones de metros cúbicos de gas.

Un informe de Esperanza Martínez, Acción Ecológica a través del blog Ecuador Contaminada. reveló que la empresa Texaco es probablemente la que ha acumulado una mayor deuda ecológica con el Ecuador. Sus operaciones significaron la destrucción y contaminación de grandes extensiones de selva en la región amazónica, el exterminio de pueblos indígenas y el empobrecimiento no sólo de la región, sino también del país.

Aproximadamente 30.000 personas de las provincias de Orellana y Sucumbíos, (pueblos Cofán, Secoya, Siona, Quichua, Huaorani, Tetete, Sansahuari (extinguidos) y campesinos desplazados a la zona de colonización), han sido las afectadas directas de sus operaciones.

A través de varias sentencias, la justicia ecuatoriana obligó a la empresa a indemnizar a los pobladores del Frente Amazónico con 9.500 millones de dólares, sentencia que fue ratificada en junio de 2018 por la Corte Constitucional.

Etiquetas : EcuadorLA MANO SUCIA DE CHEVRONLORENA TAPIAMINISTERIO DE AMBIENTEREVOLUCIÓN CIUDADANA