close

“Tranquila, yo tengo a mi angelito”, fue la última frase que la novia del fotógrafo Paúl Rivas, escuchó de su boca antes de partir desde Quito hacia Mataje, viaje del cual no regresaría.

La angustía de los familiares de los tres miembros del equipo periodístico del diario El Comercio de Ecuador — secuestrados desde el pasado 27 de marzo— llegó a su fin.

El presidente de dicha nación, Lenin Moreno, confirmó el último viernes la muerte de los tres hombres de prensa. La espera acabó y no con buenas noticias. Los familiares de Paúl Rivas (fotógrafo), Javier Ortega (periodista) y Efraín Segarra (conductor) esperaban que ellos regresaran con vida pero el desenlace fue otro.

LA ESPERA DE YADIRA

“Tranquila, yo tengo a mi angelito”, fue la última frase que  Yadira Aguagallo, novia del fotógrafo Paúl Rivas, escuchó de su boca antes de partir desde Quito hacia Mataje, viaje del cual no regresaría, reporta el diario El Telégrafo.

La vida de Yadira cambió el pasado 27 de marzo, cuando se confirmó el secuestro. “Cambió en un segundo”, confesó a la agencia Efe la comunicadora, que hasta el último momento encabezó el pedido de los familiares de que regresen con vida a los hombres de prensa y un mejor manejo del rescate por parte de los gobiernos de Ecuador y Colombia.

LEA MÁS PERU21

Confirmado.net

Etiquetas : EQUIPO PERIODÍSTICO EL COMERCIOPAÚL RIVASYADIRA AGUAGALLO