Estudiantes con enfermedades catastróficas recibieron sus títulos de bachiller