close

SALUD

Noticias de Salud

SALUDTitulares

La dieta saludable para reducir el riesgo cardiovascular

Una alimentación saludable ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovascular como la diabetes, la hipertensión, el colesterol elevado en sangre y la obesidad, que podrían evitar hasta un 90% de los casos de ictus 1 . Llevar una dieta sana también produce considerables beneficios en la recuperación, así como en la prevención de un segundo ictus. Por otra parte, ayuda a prevenir otras enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus, evitando así comorbilidades que dificulten el control de la salud del paciente.

Especialmente con la llegada del verano y las altas temperaturas, los hábitos alimenticios pueden verse afectados y la dieta puede resentirse. Los alimentos fritos, las salsas calóricas como la mayonesa y las bebidas alcohólicas tienen una mayor presencia en esta época del año, así como los refrescos azucarados y los helados. Una alimentación adecuada no solo ayudará a sentirse mejor físicamente, si no también anímicamente.

LEA MÁS YOGALAN

Confirmado.net

Leer Completo
SALUDTitulares

Desayunar antes de hacer ejercicio quema más carbohidratos y acelera el metabolismo

Desayunar antes de realizar ejercicio puede “preparar” al cuerpo para quemar más carbohidratos mientras realizas deporte y a digerir más rápidamente los alimentos después de entrenar, según descubrieron investigadores de la Universidad de Bath en Reino Unido.

Científicos del Departamento de Salud de la Universidad, en colaboración con colegas de las universidades de Birmingham, Newcastle y Stirling, estaban estudiando el efecto de desayunar frente al ayuno durante la noche antes de parcticar una hora de ciclismo.

En una prueba de control, el desayuno fue seguido de tres horas de descanso. Los voluntarios comieron un desayuno de gachas hechas con leche dos horas antes del ejercicio. Después del ejercicio o el descanso, los investigadores comprobaron los niveles de glucosa en sangre y el glucógeno muscular de los 12 voluntarios varones sanos que participaron.

Descubrieron que desayunar aumentaba la velocidad a la que el cuerpo quemaba carbohidratos durante el ejercicio, así como también aumentaba la velocidad con la que el cuerpo digirió y metabolizó los alimentos que se ingerían después del ejercicio.

“Este es el primer estudio que examina las formas en que el desayuno antes del ejercicio influye en nuestras respuestas a las comidas después del ejercicio. Desayunar antes del ejercicio aumenta la velocidad a la que digerimos, absorbemos y metabolizamos los carbohidratos que podemos comer después del ejercicio”, afirma Javier González, profesor titular del Departamento de Salud y codirector del estudio.

Rob Edimburgo, estudiante de doctorado en el Departamento de Salud que codirigió el estudio, explica que se ha descubierto que el desayuno antes del ejercicio aumenta la quema de carbohidratos durante el ejercicio, y que este carbohidrato no proviene solo del desayuno que se acaba de comer, también de carbohidratos almacenados en nuestros músculos como glucógeno.

“Este aumento en el uso de glucógeno muscular puede explicar por qué hubo un aclaramiento más rápido del azúcar en sangre después del “almuerzo” cuando el desayuno se había consumido antes del ejercicio. Este estudio sugiere que, al menos después de una sola sesión de ejercicio, desayunar antes del ejercicio puede ‘preparar’ nuestro cuerpo, listo para el almacenamiento rápido de la nutrición cuando comemos después del ejercicio”, añade.

El estudio, que se publica en ‘American Journal of Physiology: Endocrinology and Metabolism’, muestra que igual no se pueden extrapolar otros estudios realizados en personas que están en ayunas, que es común en los experimentos de metabolismo, ya que la alimentación altera el metabolismo.

“Aunque el ayuno antes de los ensayos de laboratorio es común para controlar el estado metabólico inicial, estas condiciones pueden imposibilitar la aplicación de los hallazgos a las situaciones más representativas de la vida cotidiana, porque la mayoría de las personas no ayunan durante el día”, señala González.

Como este estudio solo evaluó las respuestas a corto plazo para el desayuno y el ejercicio, las implicaciones a largo plazo de este trabajo no están claras, pero existen estudios en curso que analizan si desayunar antes o después del ejercicio de manera regular influye salud.

En particular, concluye, “existe una clara necesidad de más investigación que mire el efecto de lo que comemos antes del ejercicio sobre los resultados de salud, pero con participantes con sobrepeso que podrían estar en mayor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular. Estas son algunas de las preguntas ahora intentaremos responder”.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Las mujeres cuyos padres viven más de 90 años tienen más probabilidad de vivir con buena salud y superar esa edad

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EEUU) han observado en una gran investigación que las mujeres cuyos padres superan los 90 años tienen más probabilidades de superar esa edad, libres de enfermedades graves y discapacidades.

El estudio, publicado en ‘Age and Aging’, encontró que las mujeres cuyas madres vivieron más de 90 años disfrutaron de un 25 por ciento más de probabilidades de hacerlo sin sufrir enfermedades graves o crónicas, incluyendo enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, cáncer, fracturas de cadera u otras debilitantes discapacidades; mientras que la cifra aumentaba hasta el 38 por ciento si ambos padres superaban esa edad.

“Lograr un envejecimiento saludable se ha convertido en una prioridad crítica de salud pública a la luz del rápido crecimiento de la población que envejece en los Estados Unidos. Nuestros resultados muestran que estas mujeres no solo llegaron a los 90 años, sino que también envejecieron evitando enfermedades graves y discapacidades”, ha señalado el primer autor Aladdin Shadyab, becario postdoctoral en el Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública de la Facultad de Medicina de UC San Diego en el momento del estudio.

“No se trata solo del número de velas en el pastel. Estas mujeres eran independientes y podían hacer actividades diarias como bañarse, caminar, subir escaleras o participar en pasatiempos que les gusta, como el golf, sin limitaciones”, ha añadido.

Curiosamente, el estudio también encontró que si solo el padre vivía hasta los 90, no se correlacionaba con el aumento de la longevidad y la salud de las hijas. Por otro lado, los investigadores señalan que el estudio no abordó los efectos del período de vida de los padres en los hijos varones.

Así, este estudio analizó los datos de aproximadamente 22.000 mujeres posmenopáusicas que participan en la Iniciativa de Salud de la Mujer, un gran estudio nacional que investiga los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas entre las mujeres.

Shadyab y sus colegas creen que una combinación de factores genéticos, medioambientales y conductuales que se transmiten a las generaciones posteriores puede influir en los resultados del envejecimiento entre los hijos.

“Ahora tenemos evidencia de que el tiempo que viven nuestros padres puede predecir nuestros resultados a largo plazo, incluso si envejeceremos bien, pero necesitamos más estudios para explorar por qué. Tenemos que aclarar cómo ciertos factores y comportamientos interactúan con los genes para influir en el envejecimiento resultados”, ha añadido Shadyab.

Al inicio del estudio, las mujeres en el estudio cuyas madres vivían al menos 90 tenían más probabilidades de ser graduados universitarios, casados, con altos ingresos y que realicen actividad física y tengan una dieta saludable.

“Aunque no podemos determinar nuestros genes, nuestro estudio muestra la importancia de transmitir comportamientos saludables a nuestros hijos. Ciertas elecciones de estilo de vida pueden determinar un envejecimiento saludable de generación en generación”, concluye Shadyab.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Investigadores chinos identifican proteínas clave asociadas a cáncer de pulmón

BEIJING, 13 ago (Xinhua) — Investigadores chinos han identificado 21 proteínas clave que pueden inhibir o fomentar el crecimiento de las células de cáncer de pulmón, de acuerdo con un estudio publicado recientemente en la revista internacional “Cancer Letters”.

Al usar técnicas de exploración de todo el genoma, investigadores del Instituto de Zoología de la Academia de Ciencias de China probaron 1.530 factores de transcripción (FT), que son proteínas clave vinculadas a las secuencias de ADN que controlan la expresión de genes y decodifican la información en el genoma humano.

Ellos encontraron que 11 FT eran supresores de tumores que evitaban el crecimiento de las células de cáncer de pulmón, mientras que otros 10 tenían el potencial de causar cáncer de pulmón.

Un estudio más amplió mostró que el IRX5, uno de los 10 FT peligrosos, es descubierto a menudo en niveles altos en pacientes de cáncer cuya causa principal es el humo del tabaco. En experimentos hechos en ratones, los investigadores evitaron que las células de cáncer de pulmón crecieran el inhibir el IRX5.

El cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más comunes y la causa principal de mortalidad relacionada con el cáncer en todo el mundo.

En China, se reportan cada año 730.000 casos nuevos y 610.000 muertes por cáncer de pulmón. Sólo 18 por ciento de los pacientes de cáncer de pulmón pueden vivir más de cinco años a partir de que se les diagnostica la enfermedad.

Confirmado.net / Xinhua

Leer Completo
SALUDTitulares

Relacionan tanto la abstinencia a largo plazo como el consumo excesivo de alcohol con el riesgo de demencia

Las personas que se abstienen de beber alcohol o consumen más de 14 bebidas alcohólicas a la semana durante la mediana edad tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia, de acuerdo con las conclusiones de un estudio publicado este miércoles en la revista ‘The BMJ’.

A medida que las personas vivan más tiempo, se espera que el número de personas que viven con demencia se triplique para el año 2050. Estudios previos indican que el consumo moderado se asocia con un menor riesgo de demencia, mientras que tanto la abstinencia como el consumo excesivo de alcohol se asocian con un riesgo de demencia. Pero la evidencia dista mucho de ser concluyente, y las razones subyacentes a estas asociaciones siguen sin estar claras.

Por eso, un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia y de la Universidad College de Londres (Reino Unido) se propuso investigar la asociación entre el consumo de alcohol en la mediana edad y el riesgo de demencia en las primeras etapas de vejez. También examinaron si la enfermedad cardiometabólica tiene algún efecto sobre esta asociación.

Sus hallazgos se basan en 9.087 funcionarios públicos británicos de entre 35 y 55 años que participaron en el estudio ‘Whitehall II’, que analiza el impacto de los factores sociales, conductuales y biológicos en la salud a largo plazo. Los participantes fueron evaluados a intervalos regulares entre 1985 y 1993 en su consumo y dependencia del alcohol.

De los 9.087 participantes, se registraron 397 casos de demencia durante un período de seguimiento promedio de 23 años. La edad media para el diagnóstico de demencia fue de 76 años. Después de tomar en cuenta los factores sociodemográficos, de estilo de vida y de salud que podrían haber afectado los resultados, los investigadores encontraron que la abstinencia en la mediana edad o beber más de 14 unidades a la semana se asociaba con un mayor riesgo de demencia en comparación con el consumo de 1-14 unidades de alcohol a la semana.

Entre los que beben más de 14 unidades por semana de alcohol, cada 7 de aumento en el consumo se asoció con un incremento del 17 por ciento en el riesgo de demencia. El historial de ingresos hospitalarios por enfermedades crónicas relacionadas con el alcohol se asociaron con un riesgo cuatro veces mayor de demencia. En abstemios, los investigadores muestran que parte del exceso de riesgo de demencia se debió a un mayor riesgo de enfermedad cardiometabólica.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Los alimentos ricos en fibra reducen los efectos del estrés en el intestino

Comer alimentos ricos en fibra reduce los efectos del estrés en el intestino, según una investigación llevada a cabo en ratones por científicos del APC Microbiome Ireland en el University College Cork y el Teagasc Food Research Center de Reino Unido y que ha sido publicada en ‘The Journal of Physiology’.

El estrés es una preocupación importante para la salud que puede causar cambios en el intestino y en el cerebro, lo que puede originar modificaciones en el comportamiento. En los últimos años, ha aumentado el interés en el vínculo entre las bacterias intestinales y los trastornos relacionados con el estrés como, por ejemplo, la ansiedad, depresión y el síndrome del intestino irritable.

Las bacterias en el intestino producen ácidos grasos de cadena corta (AGCC), principal fuente de nutrición para las células en esta región del cuerpo. Alimentos como granos, legumbres y vegetales contienen altos niveles de fibras y estimularán la producción de estos AGCC. En este sentido, en el trabajo, los científicos han descubierto que había niveles reducidos de estrés y un comportamiento similar a la ansiedad cuando se introducían los AGCC.

Por otra parte, el estrés experimentado durante un periodo prolongado de tiempo puede afectar al intestino haciendo que la barrera entre el interior del intestino y el resto del cuerpo sea menos efectiva y “con fugas”. Esto significa que las partículas de comida no digeridas, las bacterias y los gérmenes pasarán a través de la pared intestinal con fugas hacia la sangre y causarán una inflamación persistente.

Los resultados, a juicio de los expertos, proporcionan nuevos conocimientos sobre los mecanismos relacionados con el impacto de las bacterias intestinales en el cerebro y el comportamiento, así como la salud intestinal. Por ello, han destacado la necesidad de desarrollar tratamientos dietéticos que se dirijan a estas bacterias para tratar los trastornos relacionados con el estrés.

“Existe un creciente reconocimiento del papel de las bacterias intestinales y los químicos que producen en la regulación de la fisiología y el comportamiento. El papel de los ácidos grasos de cadena corta en este proceso es poco conocido hasta ahora. Será crucial que analicemos si los ácidos grasos de cadena corta pueden mejorar los síntomas de los trastornos relacionados con el estrés en los humanos”, han zanjado.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Un estudio demuestra que la estimulación cerebral durante el sueño puede mejorar la memoria

Una nueva investigación en humanos financiada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha demostrado el potencial de mejorar la memoria con una técnica de estimulación cerebral no invasiva durante el sueño.

Los resultados, publicados en la revista ‘JNeurosci’, provienen de un proyecto que tiene como objetivo comprender mejor el proceso de consolidación de la memoria, que podría traducirse en una mejor función de esta capacidad cerebral en poblaciones sanas y pacientes.

Se cree que la transferencia de recuerdos desde el hipocampo hasta el neocórtex para el almacenamiento a largo plazo es posible mediante la sincronización de estas partes del cerebro durante el sueño.

En este estudio, Nicholas Ketz, Praveen Pilly y sus colegas, de la Universidad de Nuevo México (Estados Unidos), buscaron mejorar este proceso natural de reactivación nocturna o terapia neural para mejorar la memoria con un sistema de estimulación de corriente alterna transcraneal de ciclo cerrado, que coincida con la fase y frecuencia de las oscilaciones de onda lenta en curso dormir.

Los participantes fueron entrenados y evaluados en una tarea de discriminación visual en la que tenían que detectar objetos ocultos potencialmente amenazadores y personas con dispositivos explosivos o francotiradores enemigos.

Los investigadores encontraron que cuando los participantes recibían estimulación durante las visitas nocturnas a su ‘laboratorio del sueño’, mostraban un mejor rendimiento en la detección de objetivos en situaciones similares pero novedosas, en comparación con cuando no recibían la estimulación.

Los cambios en la memoria durante la noche se correlacionaron con los cambios neuronales inducidos por la estimulación, que “podrían usarse para optimizar la estimulación en futuras aplicaciones”, aseguran los investigadores, que apuntan que este método podría funcionar para “mejorar la consolidación de la memoria sin perturbar el sueño”.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

El alto consumo de frutas y verduras puede reducir el riesgo de cáncer de mama

Las mujeres que comen una gran cantidad de frutas y verduras cada día pueden tener un menor riesgo de cáncer de mama, especialmente de tumores agresivos, que aquellas que consumen menos vegerales, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan, en Boston (Estados Unidos). Destacan especialmente las verduras crucíferas como el brócoli y las verduras amarillas y anaranjadas.

“Aunque estudios previos ya sugerían cierta asociación, han tenido un poder limitado, particularmente para frutas y verduras específicas y subtipos agresivos de cáncer de mama –explica la primera autora, Maryam Farvid, investigadora científica del Departamento de Nutrición–. Esta investigación proporciona la imagen más completa de la importancia de consumir grandes cantidades de frutas y verduras para la prevención del cáncer de mama”.

La investigación, publicada en el ‘International Journal of Cancer’, analizó cuestionarios de dieta presentados cada cuatro años por los participantes en el Estudio de Salud de Enfermeras (88.301 mujeres, a partir de 1980) y el Estudio de Salud de Enfermeras II (93.844 mujeres, a partir de 1991). Los datos sobre otros posibles factores de riesgo de cáncer de mama, como la edad, el peso, el tabaquismo y el historial familiar de cáncer se tomaron de cuestionarios bienales.

Descubrieron que las mujeres que comían más de 5,5 porciones de frutas y verduras al día tenían un 11% menos de riesgo de cáncer de mama que aquellas que consumían 2,5 o menos porciones. (Una porción se define como una taza de verduras de hoja crudas, media taza de verduras crudas o cocidas o media taza de frutas picadas o cocidas).

Para averiguar si los beneficios del consumo de frutas y verduras difieren entre varios tipos de cáncer de mama, los investigadores llevaron a cabo un análisis según el estado del receptor de la hormona del tumor y el subtipo molecular. Descubrieron que un mayor consumo de frutas y verduras se asociaba en particular con un menor riesgo de tumores más agresivos, incluidos los tumores ER-negativos, HER2-enriquecidos y basales.

El trabajo previo de este grupo de investigación relacionó el riesgo reducido de cáncer de mama con una mayor ingesta de fibra, pero los beneficios de las frutas y verduras encontradas en este estudio parecen ser independientes de su contenido de fibra, según los investigadores. Esto sugiere que otros componentes de estos alimentos, como los antioxidantes y otros micronutrientes, también pueden ser importantes para reducir el riesgo de cáncer de mama.

“Si bien una dieta con muchas frutas y verduras se asocia con muchos otros beneficios para la salud, nuestros resultados pueden proporcionar un mayor impulso para que las mujeres aumenten su ingesta de frutas y verduras”, advierte la autora principal Heather Eliassen, profesora asociada de Harvard Medical School y Harvard Chan School y epidemióloga asociada en Brigham and Women’s Hospital.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Nuevo medicamento de China contra Alzheimer completa etapa 3 de prueba clínica

SHANGHAI, 17 jul (Xinhua) — Un grupo de investigación chino anunció hoy martes progreso en el desarrollo de un medicamento para tratar la enfermedad de Alzheimer.

El GV-971 fue desarrollado por la Universidad Oceánica de China, el Instituto de Materia Médica de Shanghai de la Academia de Ciencias de China y la compañía Green Valley Pharmaceutical Co. Ltd, después de realizar un estudio de 21 años.

La etapa tres de prueba clínica es la última prueba antes de que un medicamento llegue al mercado.

En la prueba, los participantes tomaron 450 mg GV-971 oralmente dos veces al día durante 36 semanas, lo que demostró ser efectivo para mejorar la capacidad cognitiva.

Extraída de algas marrones, el medicamento está dirigido a los pacientes con Alzheimer de leve a moderado. Experimentos independientes en animales mostraron también que puede regular el sistema inmune, reducir la inflamación neuronal y mejorar la capacidad cognitiva.

El Alzheimer es un desorden cerebral irreversible y progresivo que destruye lentamente la memoria, las habilidades de razonamiento y la capacidad para llevar a cabo tareas simples. La enfermedad afecta a alrededor de 48 millones de personas en todo el mundo, y se espera que la cantidad crezca por el envejecimiento de la población. Hasta ahora no existe una cura efectiva.

El medicamento abre un nuevo camino para el tratamiento y ofrece a los pacientes una nueva solución y esperanza, dijo el investigador en jefe Geng Meiyu.

Confirmado.net / XINHUA

Leer Completo
MUNDOSALUDTitulares

(Vídeo) Inodoro inteligente provee ayuda como laboratorio médico

Investigadores de nanotecnología de la Universidad de Cambridge están desarrollando un inodoro inteligente que podría cambiar la naturaleza de la medicina. Analiza automáticamente la orina de un usuario para capturar valiosos datos médicos.

Confirmado.net / Voanoticias

Leer Completo
SALUDTitulares

La Sociedad Estadounidense del Cáncer describe un plan para el control del cáncer en el siglo XXI

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) está delineando su visión para el control del cáncer en las próximas décadas en una serie de artículos que comienza a publicarse este martes. La serie de artículos forma la base de un plan nacional de control del cáncer; un proyecto para controlar el cáncer y una meta de reducción de la mortalidad para el año 2035.

“Esperamos que este plan sea un llamamiento a la acción para que pacientes con cáncer, familiares de pacientes con cáncer, organizaciones profesionales, agencias gubernamentales, profesionales médicos, académicos y empresarios trabajen juntos para implementar lo que se sabe sobre el control del cáncer”, escriban los autores, dirigidos por el director médico Otis W. Brawley. La serie se publica en ‘CA: A Cancer Journal for Clinicians’.

A pesar de una disminución de 25 años en la tasa de mortalidad, el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte en Estados Unidos y se espera que se convierta en la principal causa de muerte en la próxima década. Para reenfocar los esfuerzos a nivel nacional, la ACS ha evaluado los éxitos y los desafíos en el control del cáncer y la oncología, identificando los temas clave que deben abordarse y qué intervenciones deben implementarse para controlar el cáncer de manera más eficiente. La serie se centrará en áreas como prevención, detección y diagnóstico temprano, atención y tratamiento del cáncer e investigación.

El primer artículo, que se publica ahora, evalúa el progreso hasta el momento en el control del cáncer mediante la revisión de las tendencias en la mortalidad por cáncer y las disparidades en los resultados del cáncer. Destaca las tendencias de mortalidad de varios cánceres que demuestran éxitos y desafíos en el control del cáncer, y describe las brechas en la mortalidad por cáncer por raza/etnia, nivel económico y educativo, y región de residencia. El informe concluye: “La evaluación de los datos de los resultados demuestra claramente un hecho vital. Podemos hacerlo mejor”.

EL NIVEL SOCIOECONÓMICO, UN ÁREA DE DISPARIDAD CRÍTICA

Un área de disparidad crítica se encuentra en el nivel socioeconómico. Usando el logro educativo como un sustituto del estatus socioeconómico, los epidemiólogos de ACS en este informe estiman que una de cada cuatro muertes por cáncer no ocurriría si todos los estadounidenses tuvieran la tasa de mortalidad por cáncer de los estadounidenses con estudios universitarios.

Aplicar la tasa de mortalidad del grupo con más formación (licenciatura o estudios superiores) a toda la población provocaría un 59 por ciento menos de muertes por cáncer de pulmón, un 32 por ciento menos de muertes por cáncer colorrectal, un 19 por ciento menos de muertes por cáncer de páncreas y un 50 por ciento menos de muertes por cáncer de hígado. En total, más de 150.000 de las 610.000 muertes por cáncer estimadas en Estados Unidos.

En 2018, no ocurrirían estas muertes si todos los estadounidenses tuvieran los mismos niveles de exposición al riesgo de cáncer y recibieran la misma cantidad y calidad de atención que los graduados universitarios. “Este cálculo dice mucho –escriben los autores–. Las estadísticas demuestran nuestra obligación de entregar los frutos de la investigación ya completa a todos los estadounidenses. Nos dicen lo que se puede lograr en el control del cáncer sin el desarrollo de nuevas tecnologías, nuevas pruebas de detección o nuevos tratamientos”.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Más del 13% de los casos de cáncer de mama podrían evitarse gracias al ejercicio físico, según un estudio del GEICAM

Hasta el 13,8 por ciento de los casos de cáncer de mama podrían evitarse si las mujeres inactivas dejaran de serlo, según un estudio epidemiológico del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama realizado con el objetivo de determinar qué impacto tiene el ejercicio físico en el riesgo de padecer la enfermedad y evaluar en qué medida cumplir las recomendaciones de la OMS posibilita una menor probabilidad de desarrollar la patología.

Así lo han explicado los expertos del GEICAM en un curso sobre ejercicio físico oncológico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), y en el que se han dado a conocer las últimas novedades en la investigación sobre ejercicio físico y cáncer y su abordaje en equipos interdisciplinares. Durante el curso también se ha abordado la relación entre la dieta y el riesgo de desarrollar cáncer.

“Seguir un patrón de dieta mediterránea reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama, mientras que una dieta rica en grasas saturadas aumenta las posibilidades de padecer la enfermedad, especialmente en mujeres premenopáusicas. Asimismo, recientes estudios confirman que no son sólo las grasas, sino también la combinación beneficiosa de los diferentes componentes de la dieta mediterránea los que definen dichos beneficios”, ha explicado la doctora Eva Carrasco, directora científica de GEICAM,

En este contexto, ha indicado que las mujeres españolas con una vida sedentaria tienen un 71 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer de mama que aquellas otras que cumplen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre ejercicio físico.

Aparte de desarrollar el primer estudio epidemiológico español que determina el impacto del ejercicio físico en el riesgo de desarrollar cáncer de mama y evaluar en qué medida cumplir las recomendaciones internacionales sobre ejercicio físico se asocia con menos posibilidades de desarrollar la enfermedad, GEICAM ha puesto en marcha el ‘Proyecto de Ejercicio Físico Oncológico’ con un triple objetivo: “liderar la investigación sobre los beneficios del ejercicio en la evolución del cáncer, generar una red de especialistas en la materia y divulgar la importancia de mantenerse activo a pacientes, instituciones y población general”.

En opinión de la doctora Carrasco, “la investigación sobre ejercicio físico oncológico demuestra cada día los beneficios que tiene el ejercicio físico para las personas que siguen un tratamiento oncológico”. “En base a la evidencia científica actual, este tipo de ejercicio disminuye la fatiga, fortalece el sistema inmunitario, ayuda a recuperar un peso saludable y, en general, mejora la calidad de vida de las pacientes; asimismo, hay estudios que indican que aumenta la supervivencia”, ha añadido.

En este sentido, asegura que “los pacientes oncológicos que siguen un plan de ejercicio individualizado y supervisado reducen y previenen diferentes efectos secundarios que afectan a su calidad de vida”. Sin embargo, apunta que los beneficios “no son sólo físicos y, por ello, GEICAM está investigando en el posible efecto que el ejercicio físico podría tener en el tumor y en su microambiente”.

En el transcurso de este curso de verano, los asistentes han recibido información sobre el contexto global del paciente con cáncer de mama en lo referente a sus aspectos epidemiológicos, de diagnóstico y tratamiento, así como psico-sociales, además de entender el papel del ejercicio físico como factor coadyuvante a la calidad de vida e incluso a la probabilidad de evitar la recaída de la enfermedad. Todos estos factores han sido detallados por el doctor Carlos Jara Sánchez, profesor titular de Medicina de la Universidad Rey Juan Carlos y jefe de la Unidad de Oncología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

“El ejercicio físico ha demostrado ser un factor protector tanto en el desarrollo de algunos subtipos de cáncer de mama como en la aparición de recaídas tras el diagnóstico inicial. En este sentido, se recomienda a las pacientes realizar un ejercicio aeróbico moderado-vigoroso: correr, andar rápido, actividades similares de gimnasio, sin descartar la utilidad de ejercicios de musculación periódicos”, ha explicado el doctor Jara.

Además, este experto ha detallado que “el ejercicio físico mejora el rendimiento y la capacidad física para responder a las exigencias físicas de cada día y también produce mejoras psicológicas sobre el estado de ánimo y el sueño”.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

10 consejos para comer sano en la oficina

Las jornadas intensivas que implantan muchas empresas con la llegada del verano, hace que los trabajadores coman en sus trabajos antes de acabar su jornada laboral. Si bien, el estrés y las prisas por acabar a tiempo puede fomentar el consumo de comida rápida.

Ante este escenario, y con el objetivo de fomentar la comida sana, la dietista-nutricionista y miembro del Colegio Profesional de Dietistas Nutricionistas de la Comunidad de Madrid (CODINMA), Paula Rodríguez, ha ofrecido diez consejos para la preparación, conservación y transporte de los alimentos:

1. Dedicar tiempo para planificar y pensar los platos que se van a preparar (alimentos y técnicas culinarias).

2. Para que un menú sea variado, equilibrado y saludable hay que diferenciar los grupos que hay que incluir diariamente de los que hay que consumir semanalmente.

3. Se puede elegir dos platos o bien un plato combinado. Si se elige un primero donde predominen los hidratos de carbono, el segundo se debe complementar con carne, pescado o huevo, añadiendo una guarnición de verduras y hortalizas.

4. En cambio, si se opta por un plato combinado, una porción debe contener verduras y hortalizas, otra cereales, patatas o legumbres, y una última parte por proteínas (huevo, carne o pescado).

5. El pan integral, el agua y una fruta de temporada son las mejores opciones para completar el menú.

6. Conservar los tuppers o las preparaciones culinarias en el frigorífico para evitar riesgos.

7. Las frutas, verduras, el gazpacho o el salmorejo son los alimentos que mayor proporción de agua tienen. Además de aportar nutrientes a la dieta, son una “excelente” opción para mantenerse hidratados.

8. Siempre depende de las costumbres y estilo de vida de las personas, pero la energía total diaria debe distribuirse de la siguiente manera: 25 por ciento desayuno, 30-35 por ciento comida, 15 por ciento merienda y 25-30 por ciento cena.

9. El mejor envase para almacenar y transportar los alimentos es el de cristal. En el caso de que se utilicen de plástico se recomiendan aquellos que cumplan con la legislación y que sean aptos para calentar en el microondas.

10. Para que los platos aguanten más tiempo es preferible agregar el aliño (aceite de oliva virgen y vinagre) justo antes de consumirlo.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Cuando se trata de la gonorrea, el género importa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 78 millones de personas en todo el mundo están infectadas con gonorrea cada año. Los hombres con infecciones tienden a presentar síntomas obvios, mientras que las mujeres a menudo son asintomáticas o experimentan síntomas leves. Tanto en hombres como en mujeres, la infección generalmente desaparece con tratamiento antibiótico.

Sin embargo, en la última década han surgido cepas de ‘Neisseria gonorrhoeae’ resistentes a los antimicrobianos, el patógeno bacteriano responsable de la gonorrea, y en 2013, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses incluyeron ‘N. Gonorrhoeae’ resistente a los medicamentos como una amenaza pública urgente para la salud.

En un nuevo estudio piloto financiado por los Institutos Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), publicado este miércoles en ‘mSphere’, un equipo dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Estados Unidos, realizó la primera comparación completa de la expresión génica y la regulación en hombres y mujeres infectados con ‘N. Gonorrhoeae’, identificando firmas específicas del género en la infección y en genes de resistencia a antibióticos.

“Desarrollamos nuestro trabajo anterior sobre la expresión génica durante la infección en mujeres para incluir ambos géneros en el presente análisis, por lo que vemos por primera vez los perfiles de expresión durante la enfermedad activa en los hombres y sus parejas asintomáticas”, afirma la autora principal del estudio, Caroline A. Genco, presidenta del Departamento de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad Tufts.

PERFIL DE EXPRESIÓN GENÉTICA DIFERENTE POR SEXOS DURANTE LA INFECCIÓN

“Encontramos que cuando las bacterias infectan al hombre, es un perfil de expresión genética diferente en comparación con cuando están infectando a una mujer. Cuando se considera cómo de fundamentalmente diferentes son los dos entornos del huésped, esto tiene sentido”, agrega.

Hasta ahora, se ha estudiado la infección principalmente en cultivos de tejidos, modelos humanos masculinos y ratones. Aunque estos estudios han proporcionado información clave sobre las interacciones entre la bacteria y el huésped, “tienen limitaciones importantes, como la ausencia de respuesta femenina en los humanos”, agrega Genco. “Estudiar la infección activa y natural en hombres y mujeres es fundamental para desarrollar estrategias para tratar y prevenir la infección”, subraya.

Para entender la enfermedad en ambos sexos, el equipo analizó la manifestación de la enfermedad en una cohorte de sujetos que asisten a una clínica que trata las infecciones de transmisión sexual en un país donde hay altas tasas de resistencia a la gonorrea y a los antibióticos. Se recogieron muestras de hombres que acudieron a la clínica para recibir tratamiento para la gonorrea y de las parejas femeninas que acudieron para recibir tratamiento tras la confirmación del diagnóstico de su pareja.

Los científicos utilizaron la secuenciación del ARN para identificar qué genes del huésped y de la bacteria se expresan durante la infección de la mucosa. El análisis revela que el 9 por ciento de los genes gonocócicos mostraron una expresión aumentada exclusivamente en hombres e incluyeron genes implicados en las interacciones de las células inmunes del huésped. El 4 por ciento de los genes mostró una expresión aumentada exclusivamente en mujeres e incluyó genes vinculados a fagos.

En la secuenciación del ADN del genoma completo, los hombres y las mujeres mostraron genotipos resistentes a los antibióticos similares, pero los investigadores observaron una expresión de estos genes resistentes a los antibióticos cuatro veces mayor en los hombres.

Los científicos señalan entre las limitaciones el tamaño de muestra pequeño y la posible variación en las etapas de infección en los sujetos masculinos en comparación con la mujer. Se está llevando a cabo un estudio a gran escala que emplea análisis genéticos adicionales.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
SALUDTitulares

Biólogos descubren cómo los tumores de páncreas conducen a pérdida de peso

Los pacientes con cáncer de páncreas generalmente experimentan una pérdida de peso significativa, que puede comenzar muy temprano en la enfermedad. Un nuevo estudio de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y del Instituto del Cáncer Dana-Farber, en Estados Unidos, ofrece información sobre cómo sucede esto, y sugiere que la pérdida de peso puede no necesariamente afectar a la supervivencia de los pacientes.

En un estudio de ratones, los científicos encontraron que la pérdida de peso se produce debido a una reducción en las enzimas pancreáticas clave que normalmente ayudan a digerir los alimentos. Cuando los investigadores trataron a estos roedores con enzimas de reemplazo, se sorprendieron al descubrir que, aunque los animales recuperaron peso, no sobrevivieron más que los ratones no tratados.

Los pacientes con cáncer de páncreas a veces reciben enzimas de reemplazo para ayudarlos a aumentar de peso, pero los nuevos hallazgos sugieren que se necesitan más estudios para determinar si realmente beneficia a los pacientes, dice Matt Vander Heiden, profesor asociado de biología en el MIT y miembro del Instituto Koch para la Investigación Integral del Cáncer.

“Tenemos que tener mucho cuidado de no obtener asesoramiento médico de un estudio con ratones y aplicarlo a los humanos –afirma Vander Heiden–. El estudio plantea la pregunta de si el reemplazo enzimático es bueno o malo para los pacientes, lo que debe estudiarse en un ensayo clínico”.

Vander Heiden y Brian Wolpin, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto de Cáncer Dana-Farber, son los autores principales del estudio, que se detalla en un artículo publicado este miércoles en ‘Nature’. Los autores principales del artículo son Laura Danai, exinvestigadora postdoctoral del MIT, y Ana Babic, profesora de Medicina en Dana-Farber.

EN MODO DE HAMBRE

En un estudio de 2014, Vander Heiden y sus colegas encontraron que el músculo comienza a descomponerse muy temprano en pacientes con cáncer de páncreas, generalmente mucho antes de que aparezcan otros signos de la enfermedad. Aún se desconoce cómo ocurre este proceso de pérdida de tejido. Una hipótesis fue que los tumores pancreáticos producen un exceso de algún tipo de factor de señalización, como una hormona, que circula en el torrente sanguíneo y promueve la descomposición de los músculos y la grasa.

Sin embargo, en su nuevo estudio, los investigadores de MIT y Dana-Farber encontraron que no era así, sino que incluso los tumores pancreáticos muy pequeños y en etapa inicial pueden afectar a la producción de enzimas digestivas clave. Los roedores con estos tumores en estadio temprano perdieron peso a pesar de que comieron la misma cantidad de alimento que los animales normales. Estos animales no pudieron digerir todos sus alimentos, por lo que entraron en un modo de hambre donde el cuerpo comienza a descomponer otros tejidos, especialmente la grasa.

Los investigadores encontraron que cuando implantaban células tumorales pancreáticas en otras partes del cuerpo, no se producía esta pérdida de peso. Eso sugiere que las células tumorales no están secretando un factor de pérdida de peso que circula en el torrente sanguíneo; en cambio, solo estimulan el consumo de tejido cuando están en el páncreas.

Entonces, los científicos exploraron si revertir esta pérdida de peso mejoraría la supervivencia. El tratamiento de los ratones con enzimas pancreáticas revertió la pérdida de peso, pero estos animales en realidad sobrevivieron durante un periodo de tiempo más corto que los ratones con tumores pancreáticos, pero que no recibieron las enzimas.

Ese hallazgo, aunque sorprendente, es consistente con estudios en ratones que han demostrado que la restricción calórica puede tener un efecto protector contra el cáncer y otras enfermedades. “Resulta que este mecanismo de pérdida de tejido es en realidad protector, al menos para los ratones, de la misma manera que limitar las calorías puede ser protector para los ratones”, dice Vander Heiden.

EN BUSCA DE LA CONEXIÓN HUMANA

Los intrigantes hallazgos del estudio con ratones llevaron al equipo de investigación a ver si podían encontrar alguna conexión entre la pérdida de peso y la supervivencia en pacientes humanos. En un análisis de registros médicos y muestras de sangre de 782 pacientes, no encontraron ningún vínculo entre el grado de pérdida de tejido en el momento del diagnóstico y la duración de la supervivencia. Ese resultado es importante porque podría asegurar a los pacientes que la pérdida de peso no significa necesariamente que el paciente vaya a empeorar, dice Vander Heiden.

“A veces no se puede hacer nada con respecto a esta pérdida de peso, y este hallazgo puede significar que el hecho de que el paciente esté comiendo menos y esté perdiendo peso no significa necesariamente que esté acortando su vida”, afirma este experto.

Los investigadores dicen que se necesitan más estudios para determinar si el mismo mecanismo que descubrieron en ratones también se produce en pacientes con cáncer humano. Debido a que el mecanismo que detectaron es muy específico de los tumores de páncreas, puede diferir de las causas subyacentes del desgaste de los tejidos que se observan en otros tipos de cáncer y enfermedades como el VIH.

“Desde un punto de vista mecanicista, este estudio revela una manera muy diferente de pensar qué podría estar causando al menos algo de pérdida de peso en el cáncer de páncreas, sugiriendo que no todas las pérdidas de peso son iguales en diferentes tipos de cáncer –señala Vander Heiden–. Y plantea preguntas que realmente necesitamos estudiar más, porque algunos mecanismos pueden ser protectores y ciertos mecanismos pueden ser malos”.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Leer Completo
1 2 3 4 5 6
Página 3 de 6