Consumidores alemanes beben más vinos extranjeros y espumosos sin alcohol

ARCHIVO - Los alemanes optaron en 2023 en mayor medida por vinos extranjeros en su consumo, así como espumosos sin alcohol. En la foto, una fábrica de la marca de vino espumoso Rotkäppchen. Foto: Hendrik Schmidt/dpa-Zentralbild/dpa
- Advertisement Article Top Ad -

Los alemanes optaron en 2023 en mayor medida por vinos extranjeros en su consumo, en comparación con el año previo, debido a que aumentaron menos que los de las bodegas locales, según informó hoy el Instituto Alemán del Vino (DWI).

La cuota de mercado de los vinos locales en las compras experimentó en Alemania una disminución de dos puntos porcentuales, alcanzando el 42 por ciento, según las cifras del DWI.

Entre los vinos extranjeros, los italianos tuvieron la mayor cuota de mercado con un 17 por ciento (dos puntos más), seguidos por los vinos de España (sin cambios con un 14%) y los vinos franceses (constante con un 10%).

El aumento de precio de los vinos alemanes de 31 céntimos, hasta los 4,51 euros (4,90 dólares) por litro, fue más pronunciado que en el caso de los vinos extranjeros, que subieron una media de once céntimos, hasta los 3,76 euros por litro.

- Advertisment Article Inline Ad -

Como consecuencia, las ventas de vinos nacionales descendieron un 9 por ciento, mientras que la caída de la demanda de los vinos extranjeros fue de solo el uno por ciento.

“Esto tuvo un impacto negativo en las ventas del dos por ciento para los productores de vino alemanes y un aumento del dos por ciento para los proveedores de vinos internacionales”, señala el informe.

En cuanto al popular vino espumoso de origen alemán, la Asociación de Bodegas Alemanas de Espumante informó que los productores vendieron en el país unos 245 millones de botellas de 0,75 litros. Esto corresponde a un descenso de alrededor del 1,5 por ciento o unos 3,5 millones de botellas en comparación con el año anterior. Sin embargo, la asociación resaltó que sigue aumentando la demanda de los espumantes sin alcohol.

Si bien la situación del mercado alemán del vino mejoró ligeramente con respecto a 2022, aún sigue siendo tensa. Según la DWI, la facturación se mantuvo estable, pero las ventas cayeron un 4 por ciento, principalmente debido a una caída de las ventas.

“En 2023, los hogares alemanes se vieron obligados a prestar más atención al precio del vino debido a la pérdida de poder adquisitivo causada por la inflación”, dijo la directora general de DWI, Monika Reule.

Con información de Agencia DPA

- Advertisement Article Bottom Ad -