EDITORIAL: El “efecto” Villavicencio

- Advertisement Article Top Ad -

Las elecciones anticipadas que convocó el presidente de la República, Guillermo Lasso para evitar su censura y destitución, han sido las más violentas y complejas de los últimos años.

La campaña se tiñó de sangre por el asesinato de varios personajes públicos como el alcalde de Manta, Agustín Intriago; el candidato presidencial, Fernando Villavicencio; el líder de la RC, Pedro Briones, entre otros.

Estos asesinatos, en especial el de Fernando Villavicencio, fueron determinantes para el resultado final en la elección del 20 de agosto. Era conocido en el mundo político que la candidata de la Revolución Ciudadana superaba el 40% en la intención de voto y estaba muy cerca de ganar la elección en primera vuelta.

Solamente una hecatombe podría impedir el triunfo de la candidata de la RC en primera vuelta, y esa catástrofe política finalmente llegó con el asesinato de Villavicencio, lo que marcó definitivamente el rumbo de la primera vuelta.

- Advertisment Article Inline Ad -

A partir del 9 de agosto, día que asesinaron al candidato Villavicencio, la intención de voto a favor de Luisa González se desplomó drásticamente como evidencia el gráfico de la empresa Comunicaliza sobre la evolución del voto y resultados de la primera vuelta.

Esa deducción que redujo la intención del voto al 25% el 15 de agosto, puso en peligro la candidatura de González que a partir del 16 de agosto se recuperó hasta superar el 33% para ganar la primera vuelta.

En resumen, el crimen de Villavicencio le quitó el triunfo en primera vuelta a la Revolución Ciudadana.

El economista, matemático y analista político David Villamar señaló que “quien lo haya hecho, lo hizo con ese fin. Solo una mente nublada por el odio puede creer que eso le convenía al correísmo”.

Confirmado.net

- Advertisement Article Bottom Ad -