China y Ecuador mantienen unas excelentes relaciones. Foto: Archivo)

La cooperación entre China y Ecuador cobra cada vez mayor impulso gracias a importantes proyectos de infraestructura que desarrollan empresas chinas en el país sudamericano, beneficiando a miles de ecuatorianos en zonas vulnerables y aportando al desarrollo nacional.

Las obras se han convertido en una oportunidad para impulsar la conectividad e infraestructura en Ecuador como parte de la iniciativa de la Franja y la Ruta, propuesta por China, lo que a su vez contribuye a dinamizar el comercio, el turismo y los negocios con el resto del mundo.

En los últimos dos meses, este desarrollo se ha cristalizado a través de grandes obras que empresas chinas ejecutaron con financiamiento del país asiático en las provincias ecuatorianas de Manabí (noroeste), Guayas (suroeste) y Chimborazo (centro).

- Advertisment Article Inline Ad -

Estos proyectos, que incluyen la reconstrucción de un aeropuerto internacional, la renovación completa de una carretera y la construcción de viviendas, han generado el desarrollo y mejorado las condiciones de vida de miles de personas de escasos recursos.

Tanto el Gobierno ecuatoriano como los beneficiarios de los proyectos han agradecido la colaboración y la solidaridad de China, un país al que consideran amigo de Ecuador.

RECONSTRUCCIÓN DE AEROPUERTO

Uno de los grandes proyectos es la reconstrucción del aeropuerto internacional General Eloy Alfaro, de la ciudad costera de Manta, en la provincia occidental de Manabí, entregado el 5 de diciembre de 2022.

Se trata de una remodelada terminal aérea, después de que la anterior infraestructura sufriera daños a causa de un terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter, ocurrido el 16 de abril de 2016 en la costa norte del país, en el que la ciudad de Manta fue una de las más afectadas.

La reconstrucción estuvo a cargo del consorcio conformado por China Road and Bridge Corporation-China National Electronics Import & Export Corporation (CRBC-CEIEC), gracias a un crédito concedido por el Banco de Exportación e Importación de China (China EximBank), un logro importante de la asistencia de China a Ecuador en la reconstrucción tras el terremoto y un símbolo de la profundización de la cooperación.

A causa del terremoto, se desplomó la torre de control del antiguo aeropuerto local y la infraestructura y los sistemas de comunicación sufrieron daños severos, a excepción de la pista.

Por ello, durante un lapso de tiempo los habitantes estuvieron incomunicados en Manta, una de las ciudades más importantes en términos de negocios y turismo de la costa del Pacífico de Ecuador.

Durante la reconstrucción, el consorcio de empresas chinas superó dificultades como la pandemia de COVID-19 y llevó a cabo el proyecto con altos estándares para entregar un moderno aeropuerto que, por su ubicación estratégica, puede convertirse en un gran centro de interconexión aérea para Sudamérica.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, junto con el embajador de China en Ecuador, Chen Guoyou, presidió el pasado 5 de diciembre de 2022 el acto de inauguración del nuevo aeropuerto.

“Lo primero que yo quiero hacer es decirle gracias al embajador de China, gracias a la empresa constructora, gracias al Gobierno chino”, dijo Lasso.

Los usuarios frecuentes del nuevo aeropuerto de Manta felicitaron la cooperación de China para mejorar la conectividad.

La chef Xiomara Rovayo, quien llegó la mañana del 17 de enero al aeropuerto internacional Mariscal Sucre de Quito para tomar un vuelo directo a Manta, dijo a Xinhua que con la nueva terminal aérea ya no necesita trasladarse a otros lugares, lo que le ahorra mucho tiempo de viaje.
“Excelente, excelente, me encanta. Siempre nos ha dado buen servicio y estoy feliz de poder utilizar y que todo marche muy bien. Yo agradezco esta colaboración”, señaló.

El nuevo aeropuerto beneficia a 230.000 habitantes de Manta y la provincia de Manabí, y está listo para recibir nuevas rutas locales e internacionales, lo cual potenciará el turismo y el comercio.

CARRETERA RENOVADA

Otro de los proyectos con los que China ha aportado al desarrollo del país sudamericano es la renovación y ampliación de una carretera que atraviesa la localidad de Monte Sinaí, una populosa zona marginal de la ciudad costera de Guayaquil, capital de la provincia de Guayas.

La obra vial, de 4,8 kilómetros de acceso al Hospital de Monte Sinaí, fue entregada el pasado 5 de enero por la empresa China Civil Engineering Construction Corporation (CCECC), después de 20 meses de trabajo.

La empresa china transformó la antigua carretera de dos carriles en mal estado en una moderna de cuatro carriles con colectores de aguas lluvias, nuevas alcantarillas, señalización e iluminación, entre otros, beneficiando a más 700.000 ecuatorianos que viven bajo la línea de la pobreza.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, quien presidió la entrega de la vía, dijo que la carretera ha resuelto el problema de movilidad para los residentes locales y ha abierto un camino hacia el desarrollo.
“Le quiero agradecer a China, en tanto 550.000 personas son beneficiadas con esta obra y de manera indirecta 200.000 más. Más de 50 cooperativas de vivienda del Monte Sinaí reciben beneficios con esta obra, esto es importante para que las familias tengan accesos a vías como esta para poder solucionar los problemas que han sufrido durante años”, dijo Lasso.

Los trabajos generaron 100 empleos directos, en su mayoría ocupados por habitantes de Monte Sinaí, uno de los sectores más afectados por la falta de infraestructura básica.

De la misma manera, la obra dio un giro importante a la movilidad y a la calidad de vida de los habitantes de 54 cooperativas de vivienda y colegios de la zona.

Los residentes recibieron con alegría la obra, ya que antes salir de la zona tomaba más de una hora, tiempo que ahora se ha reducido bastante, lo cual es un gran beneficio para los ciudadanos de los alrededores.

“Estamos felices, hoy podemos entrar y salir rápido. Este adelanto y este modernismo se le debe a la tecnología china. Ahora ya vemos que es como una pista de automóviles y eso facilita todo y mejora en gran manera la calidad de vida de todos los que vivimos aquí”, dijo a Xinhua el ciudadano Gustavo Álvarez.

Ese sentimiento lo comparte Clara Vite, docente de una escuela local, quien dijo que “la mejora de la vía es muy beneficiosa para todo el sector, ya que nos va a agilizar el proceso de entrada y salida” de este pequeño poblado rodeado de asentamientos informales.

“La verdad es espectacular el trabajo conjunto con las empresas chinas, estamos agradecidos con China”, añadió.

VIVIENDAS PARA LOS MÁS NECESITADOS

El pasado 11 de enero en la localidad de Guano, una zona rural de la provincia de Chimborazo, centro de Ecuador, 144 ecuatorianos extremadamente pobres y con algún tipo de discapacidad se beneficiaron de viviendas financiadas por instituciones chinas y construidas por empresas con capital chino.

En un periodo de cinco meses, las empresas chinas Sumec Complete Equipment & Engineering Co. Ltd. y China Camc Engineering Co. Ltd., que tienen sucursales en el país andino, construyeron 48 viviendas de interés social.

Los beneficiarios formaron una comunidad de viviendas 100 por cien subsidiadas y con todos los servicios básicos, dentro de un proyecto impulsado por el Gobierno ecuatoriano con el apoyo de un crédito chino.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, dijo vía telemática que el proyecto refleja plenamente el fuerte apoyo de China a los proyectos en el campo para mejorar la vida de las personas vulnerables en Ecuador.

“Entregaremos 48 viviendas construidas y financiadas por el pueblo de China. Yo quiero agradecerle al embajador por este apoyo tan solidario con el pueblo ecuatoriano”, dijo Lasso.

Los beneficiarios mostraron su alegría, ya que se ha hecho realidad el sueño de tener vivienda propia.

“Es una gran ayuda, esto es una bendición para mí, yo me siento muy feliz al tener un techo para poder vivir con mis hijos. Y no estamos aportando ni un solo dólar”, dijo a Xinhua Silvia Macas, beneficiaria de 48 años, tras agradecer el apoyo de China por ejecutar estas obras en beneficio de los más pobres.

Las viviendas también son de gran ayuda para algunos beneficiarios con algún tipo de afección, como Hilda Cárdenas, quien tiene 100 por cien de discapacidad visual.

“Gracias a Dios he sido beneficiaria de este proyecto (…) Nos ha cambiado la vida, nos ha hecho realidad nuestros sueños, nuestras ilusiones, que tal vez en algún momento se veían lejos, de tener una casa en donde nosotros podamos descansar tranquilos”, señaló a Xinhua.

“Me parece un buen aporte para nosotros los ecuatorianos, quienes tenemos escasos recursos, los ingresos son muy bajos, y para nosotros es muy satisfactorio, muy beneficioso, que la empresa china nos esté apoyando”, añadió.

De esta manera, la solidaridad de China ha permitido solucionar los problemas de vivienda y movilidad en sectores vulnerables de Ecuador, país que mantiene con China las relaciones diplomáticas amistosas desde hace 43 años y fructíferas en varios ámbitos de la cooperación.

- Advertisement Article Bottom Ad -