Si la presunción de inocencia fuera para todos, sería ideal. Pero no. En el reinado de la banca, ese derecho es selectivo. Para los “odiosos” correístas, que dieron el “mal ejemplo” de transformar el tercermundismo del Ecuador en una sociedad progresista y revolucionaria de avanzada social, política y económica, con obras extraordinarias que construyeron un estado de bienestar, para ellos, dicen, ¡ni agua!, mucho menos la presunción de inocencia. Con el titular de prensa, la noticia-críminis, los allanamientos con transmisión en vivo del lindo canal, basta y… ¡a la cárcel! Con los padrinos es otra cosa. Si por allí se les chispoteó una grave denuncia mediática, con nombres, pelos y señales, nada de escándalos, eso es malo para la causa neoliberal. Simplemente se niega, que todo es obra de los narcos, que al cuñado le conoce desde hace fuuuú; y que respeten su presunción de inocencia. ¡No faltaba más! 

El ahijado dice que vivimos en un estado de prosperidad, que todo está bien, que no se da abasto inaugurando hospitales, escuelas, casas, carreteras. ¿Dónde será? Según él, la acción de gobierno no para. Prepara reformas económicas para nuestra felicidad. Bajará en 2 puntos el Impuesto a la Salida de Divisas, ISD. ¿Usted tiene fortunas en el exterior? Yo tampoco. ¿Quién tiene? Ah, ya… y agárrense, se viene la disminución más escandalosa del impuesto a la importación de armas de 300%, oigan bien, al 30%. ¿Quiénes aplauden?: las mafias, porque para la gente común y corriente del estado llano, es delito portar armas. 

Con la consulta dizque nos vamos al paraíso. Veamos: lo de la extradición, no es expulsión como para vendernos la farsa de que aprobándola van a vaciar las cárceles. Esa figura sólo funciona cuando un Estado requiere a otro la entrega de un privado de libertad que ha cometido un delito en dicho Estado. Colombia y México tienen extradición y en su vigencia se ha multiplicado por mil el negocio de los grandes carteles de narcos que atienden la creciente demanda de droga por parte de las “narices rubias”. Lo pepa está en las preguntas 5 y 6. Hay que leer la letra chiquita de los anexos. Se toman el CPCCS, vuelven al reparto de los organismos de control entre sus aplanadoras de la Asamblea Nacional y a los delegados del Consejo escogerían ya no con el voto popular, sino de las ternas de las élites. Mientras se ponen de acuerdo, los titulares de los órganos de control seguirán en funciones prorrogadas hasta la finalización del gobierno antojado de la reelección. Lean la letra chiquita. 

- Advertisment Article Inline Ad -

La pregunta 3 se aprovecha del desprestigio que atizan en contra de la Legislatura para proponer la reducción de sus integrantes, afectando el derecho de representación de las provincias pequeñas, sobre todo de la Amazonía. Aquí una ironía: prácticamente liquidarían las curules de los migrantes y son ellos quienes enviaron el año anterior más de 4.500 millones de dólares en remesas, mientras los “que sabemos” se cargan con el santo y la limosna a sus guaridas fiscales. El mayor acto de generosidad y solidaridad, de amor a la familia y a la Patria de nuestros hermanos migrantes, pretenden devolverles con el ostracismo electoral. 

La educación para la derecha es casi subversiva. Por ello eliminó por decreto la Ciudad del Conocimiento Yachay. Es que es obra de la RC y hay que borrarlo de la memoria colectiva. No se va a poder mi bonito, es como poner sal y limón en la herida abierta de la Patria. El pueblo dolido reclama por su RC. Lo veremos el 5 de febrero. 

Artículo firmado por Juan Cárdenas

- Advertisement Article Bottom Ad -