Los diarios más importantes del Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Francia y España, bajo el lema “publicar no es delito”, se pronuncian, aunque un poquito tarde, por la defensa de Julián Assange, reconociendo que fueron los que publicaron las investigaciones del portal Wikileaks. Por haber revelado las atrocidades de las guerras imperiales de saqueo y muerte contra pueblos y naciones, su autor es víctima de la más brutal persecución. Sin embargo no ha cesado una fuerte y sostenida campaña en contra de la extradición de Julián y por su legitimación como periodista de investigación. Lo último fue que el dueño de Twitter, Elon Musk, lanzó una encuesta preguntando si Assange y Snowder deben ser perdonados y la respuesta ha sido positiva y abrumadora con más del 80% entre tres millones de consultados. 

El LAWFARE ya es una doctrina de la extrema derecha que se inscribe en la estrategia de un nuevo “Plan Cóndor” que asoló nuestra región con dictaduras sanguinarias. Ahora más sofisticados; y para evitar la fatiga, ya no programan militares en su Escuela de las Américas para dar golpes. Hoy van con los togados para que, con códigos adulterados, persigan a los políticos progresistas. La política sometida por la justicia. Acaban de condenar y proscribir de por vida en Argentina a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Allá como aquí, el poder mediático hizo su sórdido papel para eliminar políticamente a alguien que piensa distinto a los antediluvianos reaccionarios neoliberales y se ganó la confianza, el cariño y el voto de su pueblo. Eso, como acá, es imperdonable para las élites. ¡Fuerza, hermana Cristina! 

Lo último: los golpistas lograron su objetivo de destituir al Presidente Castillo, que cometió el “delito” de ganarle las elecciones a la Keiko. “Su” vicepresidenta estuvo lista para “sacrificarse”. Igualito que un tal Guarderas… Parcelas politiqueras de los grandes grupos económicos que repugnan de la voluntad popular cuando no les favorece y reniegan del más mínimo atisbo de progresismo. País hermano atormentado por la prepotencia de los saqueadores de cuello blanco, violadores contumaces de los DDHH, va de tumbo en tumbo por la ruta que traza el neoliberalismo depredador, aupado por poderes mediáticos oportunistas, audaces y escandalosos. Pobre Perú. 

- Advertisment Article Inline Ad -

Y sólo con fines didácticos: por enésima vez, ¡NO HAY LA TAL TABLA DE CONSUMO!, nos mienten cuando ofrecen que lo van a derogar. Son umbrales referenciales de organismos internaciones para la salud pública, opcionales para los Estados en sus políticas internas en materia de drogas. Son como los índices de “riesgo- país”, o los mínimos de desnutrición, o el ranking de la FIFA, ¡ya!, para que se entienda. Es una recomendación para rangos de consumo, para diferenciar entre el poderoso capo narcotraficante y el consumidor que por su dependencia es un enfermo. 

En el año 2015 la Asamblea Nacional aprobó mediante enmiendas a la Constitución, que las FFAA coadyuven en forma complementaria con la Policía en tareas de seguridad ciudadana. El anticorreísmo odiador demandó su inconstitucionalidad y logró derogarla. 

Uno de los más radicales detractores de esa enmienda fue precisamente quien ahora con talante y gorra militar, pide todo lo contrario. Como que “con Correa estábamos mejor” 

¿Narcos?; ¿Cómo así pues? Ah ya, ha de ser a los narcogenerales de la Embajada… 

Artículo firmado por Juan Cárdenas

- Advertisement Article Bottom Ad -