Montevideo (Mesa Américas), 30 nov (Sputnik).- El telón cayó el martes para varias selecciones en la Copa Mundial Catar 2022, con el cierre de la primera ronda en los Grupos A y B, en una jornada en la que todos los equipos vendieron cara su derrota.

Así, por ejemplo, Ecuador quedó fuera tras perder 1-2 ante un Senegal que regresará, 20 años después, a la fase de octavos de final, pues en 2002 vencieron a los entonces campeones defensores, Francia, y se colaron entre los ocho mejores del mundo.

El conjunto africano marcó en el minuto 44, cuando Ismaila Sarr convirtió un penal provocado por Piero Hincapié, pero en el 67 Moisés Caicedo anotó quizás el gol más importante de su carrera, que puso a soñar a los ecuatorianos con la próxima fase.

- Advertisment Article Inline Ad -

Sin embargo, tres minutos después Kalidou Koulibaly despertó a los sudamericanos de sus sueños con un gol que definió el partido y garantizó el avance de una selección que llegaba sin su estrella, el lesionado Sadio Mané, pero que acabó segunda en el Grupo A del certamen, con seis puntos.

El capitán ecuatoriano, Enner Valencia, sacó la casta para salir a la cancha y disputar el trascendental duelo pese a tener las rodillas adoloridas, pero a diferencia de los dos partidos previos, esta vez el gol no llegó, y quedó con tres anotaciones.

DOEI CATAR

Países Bajos le dijo “doei” (adiós, en neerlandés) a Catar, que cayó 0-2 en el estadio Al Bayt, sin la satisfacción de volver a anotar: apenas un gol en tres partidos para los anfitriones del Mundial.

Los “Oranje” iniciaron muy agresivos y encontraron premio a los 26 minutos cuando Cody Gakpo puso el 1-0 en el marcador, su tercer tanto del torneo, mientras Frenkie De Jong anotó el 2-0 definitivo en el 49.

Gakpo, extremo del PSV Eindhoven igualó al ecuatoriano Enner Valencia y el francés Kilyan Mbappé como los máximos goleadores del torneo, y se convirtió en el primer jugador de Países Bajos que marca en tres partidos consecutivos en un Mundial.

Sin ser precisamente aquella “Naranja Mecánica” que sublimó el concepto del “fútbol total”, los europeos cumplieron el trámite sin exigirse demasiado en un encuentro que consideraron de preparación de cara a la próxima ronda, en la que enfrentarán a Estados Unidos.

DUELO BRITÁNICO

En un partido de puro trámite, Inglaterra venció por 3-0 a Gales en el Estadio Ahmad bin Ali, de Rayán, con dos goles de Marcus Rashford y uno de Phil Foden, para sentenciar el duelo británico a favor de los “Tres Leones”.

Al final Gales aguantó todo lo que pudo y más, pero que a partir del primer gol estuvo a expensas de la escuadra de Gareth Southgate, que en la próxima fase se enfrentará a otros “leones”, los de Senegal.

Los goles llegaron en los albores del segundo tiempo, cuando Rashford cobró un libre directo a la escuadra, y ahí se abrió el partido ante una Gales rota, que, para colmo, había dejado a su estrella Gareth Bale en el banquillo.

Casi de inmediato Harry Kane asistió con clase a Phil Foden para poner el 2-0, y cuando los galeses creían que todo acababa, Rashford sacó el tercer gol con un disparo que definió el encuentro.

IRÁN PERECE EN LA ORILLA

Estados Unidos derrotó 1-0 a Irán, con un gol de Christian Pulisic, quien llegó al área chica en el momento exacto para rematar, anotar, y de paso llevarse un puntapié en la entrepierna que lo sacó de juego por unos instantes, adolorido, pero con el deber cumplido.

Un gol de Irán habría dejado fuera a los norteamericanos, pero ninguno de los intentos de la ofensiva persa fructificó: en las postrimerías del descuento los iraníes generaron un par de oportunidades de gol ante un rival que se replegó a defender su ventaja e impedir a toda costa la igualada.

El portero Matt Turner fue exigido en el cierre del partido por los discípulos del portugués Carlos Queiroz, que pagaron caro su conservadurismo inicial, cuando en lugar de proponer apostaron por un empate que le garantizara el avance a la próxima ronda.

Como anécdota, un aficionado fue expulsado del estadio Al Thumama por usar el brazalete color arcoíris que reivindica la diversidad sexual, apenas un día después de que un espontáneo interrumpiera el duelo Portugal-Uruguay con una bandera multicolor.

Con información de Agencia Sputnik / CONFIRMADO.NET

- Advertisement Article Bottom Ad -