Los empleados trabajan en la gigafábrica de Tesla de Shanghai, 20 de noviembre de 2020. (Foto: Xinhua)

El gigante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla se ha unido a una empresa conjunta de semiconductores (JV) en China, aumentando su actividad en el sector de semiconductores automotrices a medida que la demanda de vehículos de nueva energía (NEVs) se dispara en el mercado automotriz más grande del mundo, precisó este lunes un informe del medio tecnológico chino IThome.

Para la empresa conjunta, Tesla se asoció con la compañía suiza de semiconductores automotrices Annex, que tiene su sede en Jinan, capital de la provincia de Shandong.

Con un capital registrado de 150 millones de dólares, la empresa conjunta suministrará soluciones de chips y electrónica automotriz. Tesla posee el 5 por ciento de las acciones de la compañía, mientras que Annex tiene una participación del 55 por ciento, y Jinan Zurich Annex Equity Investment Fund Partnership tiene una participación del 40 por ciento, de acuerdo a los datos de la plataforma de registro empresarial Qichacha.

- Advertisment Article Inline Ad -

Aunque el índice de participación de Tesla es de apenas un 5 por ciento, es la primera vez que Tesla se involucra en el diseño y fabricación de chips en la parte continental de China. Annex tiene un papel de liderazgo a nivel mundial en productos de sistema en chip (SoC), microcontrolador (MCU) y procesador automotriz, que pueden proporcionar a la empresa conjunta los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar semiconductores para los fabricantes de NEVs.

“Con el aumento de la demanda de NEVs y sus componentes clave como los semiconductores, el movimiento de Tesla también ayudará a garantizar su suministro de mercado en China, su segundo mercado más grande”, precisó Cui Dongshu, secretario general de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA).

Tesla entregó 71.704 vehículos en octubre en China, por debajo del récord que estableció en septiembre con 83.135 entregas, según datos de la CPCA.

Recientemente han surgido reportajes de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), un proveedor de Apple, sería el proveedor preferido de Tesla para su computadora de próxima generación totalmente autónoma (FSD).

A largo plazo, con el rápido desarrollo de los automóviles conectados e inteligentes, la cantidad de chips necesarios para los automóviles aumentará.

“El establecimiento de un sistema de chips a nivel de automóvil sirve como base para el desarrollo a largo plazo de la industria automotriz china”, manifestó Cui.

Por su parte, Qin Shu, secretario general de la Asociación de la Industria de Semiconductores de Jiangsu, en una reunión de la industria en octubre destcó que “la proporción de electrónica automotriz en el costo de un vehículo completo ha aumentado del 25 por ciento (2012) al 55 por ciento (2021)”.

BYD, con sede en Shenzhen, el mayor fabricante de NEVs del mundo, también ha intensificado los esfuerzos en términos de investigación e inversión en el sector de chips para automóviles. El año pasado, estableció una subsidiaria con sede en Jinan dedicada a la fabricación y venta de semiconductores discretos y dispositivos de iluminación de semiconductores, la fabricación de componentes electrónicos y el diseño de chips de circuitos integrados. 

Más información con Pueblo en Línea

- Advertisement Article Bottom Ad -