Mujeres de América Latina y el Caribe durante una manifestación contra la violencia en las calles de Bogotá. El año pasado en todo el mundo se registraron 81 000 feminicidios, y más de la mitad de las víctimas perecieron a manos de sus parejas u otro pariente. Foto: ONU Mujeres

Este artículo integra la cobertura de IPS sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre

NACIONES UNIDAS – El hogar puede ser un lugar mortal para muchas mujeres y niñas, pues más de cinco de ellas fueron asesinadas cada hora en 2021 por alguien de su propia familia, reveló un estudio de dos agencias de las Naciones Unidas.

“Detrás de cada estadística de feminicidios está la historia de una mujer o niña individual a la que se le ha fallado. Estas muertes se pueden prevenir: ya existen las herramientas y el conocimiento para hacerlo”, dijo Sima Bahous, directora ejecutiva de ONU Mujeres.

- Advertisment Article Inline Ad -

Junto con esa agencia de la ONU para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) divulgó el estudio antes de conmemorarse, el viernes 25 de noviembre, el Día Internacional de la Eliminación de Violencia contra la Mujer.

De las 81 000 mujeres y niñas asesinadas intencionalmente el año pasado, 45 000 (56 %) murieron a manos de sus parejas u otros miembros de la familia.

Por contraste, 11 % de los homicidios de hombres se cometen en el ámbito privado, lo que revela que el hogar no es un lugar seguro para muchas mujeres y niñas.

Las cifras también muestran que el número total de homicidios de mujeres se ha mantenido prácticamente sin cambios durante la última década, lo que subraya la urgencia de tomar medidas más fuertes en materia de prevención y respuesta.

Demasiadas víctimas aún no se cuentan, según el informe. Para aproximadamente cuatro de cada 10 mujeres y niñas asesinadas intencionalmente en 2021 no existe información suficiente para identificar sus muertes como feminicidios.

El informe “es un horrible recordatorio de que la violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de derechos humanos más extendidas en todo el mundo”, según la Onudd y ONU Mujeres.

“Ninguna mujer o niña debe temer por su vida por ser quien es”,  dijo Ghada Waly, directora ejecutiva de Onudd, al abogar por políticas y medidas “para detener todas las formas de asesinatos de mujeres y niñas relacionados con el género”.

“Debemos contar a todas las víctimas, en todas partes, y mejorar la comprensión de los riesgos y los impulsores del feminicidio para que podamos diseñar mejores y más efectivas respuestas de prevención y justicia penal”, subrayó Waly.

Aunque el feminicidio es un problema en todos los países del planeta, el informe señala disparidades regionales.

Asia registró la mayor cantidad de asesinatos relacionados con el género en la esfera privada en 2021, mientras que las mujeres y las niñas corrían más riesgo de ser asesinadas por sus parejas íntimas u otros miembros de la familia en África.

La tasa de estos asesinatos en África se estimó en 2,5 por cada 100 000 de sus mujeres. La tasa fue de 1,4 en América, 1,2 en Oceanía, 0,8 en Asia y 0,6 en Europa.

Los hallazgos también sugieren que el inicio de la pandemia covid-19 en 2020 coincidió con un aumento significativo de los asesinatos relacionados con el género en la esfera privada en América del Norte, y en Europa occidental y meridional.

Los asesinatos por motivos de género, así como otras formas de violencia contra las mujeres y las niñas, no son inevitables, subraya el informe.

Estos delitos pueden y deben prevenirse con una combinación de medidas como la identificación temprana de las mujeres afectadas por la violencia y el acceso a apoyo y protección centrados en las sobrevivientes, según el informe.

Otras recomendaciones apuntan a las causas fundamentales, incluso mediante la transformación de las masculinidades y las normas sociales dañinas, y la eliminación de las desigualdades estructurales de género.

Fortalecer la recopilación de datos sobre feminicidios también es un paso fundamental para informar las políticas y programas relacionados.

Bahous dijo que organizaciones de derechos de las mujeres ya están monitoreando los datos y abogando por el cambio de políticas y la rendición de cuentas.

“Ahora necesitamos una acción concertada en toda la sociedad que cumpla con el derecho de las mujeres y las niñas a sentirse y estar seguras, en el hogar, en las calles y en todas partes”, agregó.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el viernes 25, iniciará como cada año 16 de activismo para erradicar la violencia de género que concluirán el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos.

Confirmado.net / Agencia IPS

- Advertisement Article Bottom Ad -