Quito, 27 sep (Sputnik).- Integrantes de la Unión de Afectados por Texaco (ahora Chevron) exigieron el lunes al Procurador General del Estado apelar el fallo emitido en segunda instancia por la Corte de Apelaciones de La Haya, en junio pasado, que dejaría sin efecto la sanción para que esa empresa compense a los damnificados de la contaminación y obligaría al Estado a pagarle a esa empresa.

“Señor Procurador General del Estado, si no ejerce una defensa realmente y técnica, hágase a un lado y permita que un verdadero ecuatoriano, que amamos a nuestra patria, lo hagamos”, dijo Donald Moncayo, coordinador de la Unión de Afectados por Texaco en conferencia de prensa en la sede de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

En junio de este año, la Corte de Apelaciones de La Haya rechazó el pedido de Ecuador para anular un laudo arbitral de 2018, que responsabilizó al Estado ecuatoriano por emitir una sentencia que dispone a esa empresa pagar 9.500 millones de dólares a causa de los daños medioambientales causados en esa zona.

- Advertisment Article Inline Ad -

El abogado Pablo Fajardo dijo que si Ecuador no se defiende en derecho y no logra la nulidad de ese laudo arbitral, “en las próximas semanas y meses el panel de arbitraje va a ordenar a Ecuador que le pague por lo menos, creemos, 1.000 millones de dólares a Chevron”.

Zenaida Yasacama, vicepresidenta de la Conaie, señaló que la Procuraduría General no ha tomado acciones en contra del fallo emitido en segunda instancia por la Corte de Apelaciones de Países Bajos, al no haber presentado todavía la apelación a esa sentencia.

Los panelistas indicaron que, debido a ese fallo, es el Estado ecuatoriano el que debe pagar a Chevron miles de millones de dólares, cuando debería ser la compañía petrolera la que debe compensar a los afectados por el daño ambiental causado.

Ratificaron que continuarán las acciones en marcha para buscar justicia por lo que consideran un “crimen ambiental” cometido por Chevron en la selva amazónica ecuatoriana.

Además, rechazaron el laudo arbitral que obtuvo esta transnacional el 30 de agosto del 2018, luego que recurrió a la aplicación retroactiva de un Tratado Bilateral de Protección de Inversiones, suscrito entre Ecuador y los Estados Unidos.

Texaco extrajo petróleo en la Amazonía ecuatoriana, desde 1967 hasta 1990; en 2001 se fusionó con Chevron Corporation para formar Chevron-Texaco y en el 2007 tomó el nombre de Chevron Petroleum Company.

Entre las secuelas de la contaminación derivadas de las operaciones de Texaco en la Amazonía ecuatoriana se reporta una alta tasa de cáncer en las zonas afectadas de cuatro cantones (municipios) por la afectación a las fuentes de agua.

Solo de 2019 a abril de 2022 se registraron 407 casos de cáncer en las localidades de Shushufindi, Lago Agrio, Sacha y Coca, donde Chevron realizó sus operaciones, y del total ya se contabilizan 132 muertos.

Cuatro sentencias anteriores fallaron a favor del pueblo ecuatoriano, entre las cuales se estableció que la petrolera debía pagar 9.500 millones de dólares para reparar el daño causado, pero ello no ha ocurrido debido a dilaciones en los procesos legales.

Con información de Agencia Sputnik / CONFIRMADO.NET

- Advertisement Article Bottom Ad -