Chen Guoyou, embajador de la República Popular China en Ecuador

Ecuador fue sede del lanzamiento del libro “HISTORIA DE LA MIGRACIÓN CHINA EN ECUADOR: ENTRE LA DIÁSPORA Y EL DESARROLLO DE LA FRANJA Y RUTA”. El evento organizado por el IAEN se realizó en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Contó con presencia de varias autoridades del Estado ecuatoriano, universidades, invitados especiales y por su puesto con representantes de la Embajada de la República Popular China en Ecuador.

Su embajador, Chen Guoyou expresó las más cálidas felicitaciones por la publicación de esta obra. 

“Este libro es la primera monografía orientada a los lectores ecuatorianos e incluso a los de América Latina, que interpreta la Iniciativa de la Franja y la Ruta y narra la historia de cooperación entre China y Ecuador, el cual encarna el arduo trabajo de un equipo de académicos más destacados del Ecuador”, dijo durante la presentación.

- Advertisment Article Inline Ad -

DISCURSO DEL SEÑOR EMBAJADOR, CHEN GUOYOU

Excma. Emb. Helena Yánez, Subsecretaria de África, Asia y Oceanía de la Cancillería del Ecuador, 

Excmo. Emb. José María Borja, Embajador del Ecuador en Cuba y Ex-Embajador del Ecuador en China, 

Magnífico Dr. Patricio Haro Ayerve, Rector del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador, 

Estimado Dr. Milton Reyes, Coordinador del Centro de Estudios Chinos del IAEN, 

Estimado Dr. Patricio Trujillo, Presidente Ejecutivo de la Fundación de Investigación de la Amazonía Andina, 

Estimado Dr. Xu Shicheng, Profesor de la Academia de Ciencias Sociales de China,

Estimado Dr. Romer Cornejo, Profesor del Colegio de México,

Estimada Dra. Ruth Ruiz, Decana de la Facultad de Ciencias Humanas de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador,

Estimada Sra. Andrea Pesantes Valarezo, Gerente General de Editorial Alectrión, 

Distinguidas autoridades e invitados todos,

Es un gran placer para mí asistir a la ceremonia del lanzamiento del libro Historia de la Migración China en Ecuador: entre la Diáspora y el Desarrollo de la Franja y la Ruta. Ante todo, me gustaría expresar las más cálidas felicitaciones por la publicación de esta obra.

Este libro es la primera monografía orientada a los lectores ecuatorianos e incluso a los de América Latina, que interpreta la Iniciativa de la Franja y la Ruta y narra la historia de cooperación entre China y Ecuador, el cual encarna el arduo trabajo de un equipo de académicos más destacados del Ecuador. En mi opinión, este libro tiene tres características:

En primer lugar, su idea principal es noble. El Presidente Xi Jinping señaló profundamente: “lo que aspira la construcción conjunta de la Franja y la Ruta es el desarrollo, lo que admira es la ganancia compartida y lo que transmite es la esperanza.” América Latina es una extensión natural de la Franja y la Ruta y el Ecuador fue uno de los primeros país latinoamericanos en incorporarse a esta Iniciativa. Este libro brinda una interpretación integral y sistemática de los fundamentos de la historia, las humanidades, la geografía, la política y la economía sobre el aterrizaje de dicha Iniciativa en Ecuador. 

En segundo lugar, su contenido es singular. Los chinos de ultramar son un importante puente y vínculo entre China y los países a lo largo de la Franja y la Ruta porque son participantes, constructores y testigos de esta Iniciativa. Este libro no es sólo la primera obra que cuenta la historia de la inmigración china en este país andino, sino también el primer resultado de investigación que brinda sugerencias para la construcción conjunta de la Franja y la Ruta entre China y Ecuador, que tiene un especial valor de referencia para promover el desarrollo de las relaciones entre ambos países.

En tercer lugar, sus datos históricos son detallados y auténticos. Para mostrar vívidamente la historia de la inmigración china en el Ecuador y el curso de las relaciones entre los dos países, el equipo de redacción de este libro ha obtenido una gran cantidad de valiosos materiales de primera mano mediante consultas de archivos, investigaciones de campo, entre otros. Al igual que las características que abarca la Iniciativa de la Franja y la Ruta, esta obra, arraigada en la historia, enfocada en el presente y de cara al futuro, brilla con una emocionante luz humanista. 

Hace más de 200 años, el primer grupo de chinos llegó al Ecuador desde miles de kilómetros de distancia. A lo largo de más de dos siglos, los chinos residentes en Ecuador se han integrado activamente y ordenadamente con los nativos, contribuyendo al desarrollo económico y social local, y ganándose el respeto y el reconocimiento de los ecuatorianos. Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas en el año 1980, la confianza política mutua entre los dos países se ha seguido profundizando, los intercambios culturales y humanos se han vuelto cada vez más estrechos y la cooperación en los diversos campos ha sido fructífera. Estamos forjando en la Franja y la Ruta un vínculo de desarrollo para ambos países y un camino de la felicidad que beneficia a los dos pueblos.

Quisiera aprovechar esta oportunidad para agradecer al Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador, la Fundación de Investigación de la Amazonía Andina y los demás think tanks, así como el Embajador del Ecuador en Cuba y Ex-Embajador del Ecuador en China José María Borja, el Director del Centro de Estudios Chinos del IAEN Dr. Milton Reyes, el Presidente Ejecutivo de la Fundación de Investigación de la Amazonía Andina Dr. Patricio Trujillo y los demás expertos y académicos que han realizado grandes esfuerzos para la redacción y la publicación de este libro y espero que cada día más académicos chinos y ecuatorianos puedan contribuir con su valiosa sabiduría al desarrollo estable y a largo plazo de las relaciones entre China y Ecuador, difundir con voz positiva y heredar la amistad tradicional.

Por último, me gustaría rendir homenaje a la amistad sino-ecuatoriana citando el poema de la poeta ecuatoriana de origen chino Dra. Inés Asinc: “El inmigrante chino con un costal de sueños, se vino un día, a mi tierra de sol y de mano fraterna. Mi padre, un inmigrante chino que tenía hermoso corazón como las rosas. Llega y se queda el inmigrante chino, con nada más que con sus manos laboriosas y una esperanza inmensa.” Gracias a los esfuerzos conjuntos de los pueblos de China y Ecuador, la flor de la amistad entre los dos países, como la hermosa rosa ecuatoriana, florece aún más esplendorosa. Formulo los mejores votos por el éxito del lanzamiento de este libro. Deseo que la cooperación en la construcción conjunta de alta calidad de la Franja y la Ruta entre China y Ecuador sigue logrando nuevos éxitos, y la Asociación Estratégica Integral bilateral continúe siendo estable y a largo plazo a fin de crear mayores glorias.

¡Gracias!

Confirmado.net / Embajada de la República Popular China en Ecuador

- Advertisement Article Bottom Ad -