Quito, 22 sep (Sputnik).- Decenas de personas se congregaron frente a la Comandancia General de la Policía, en Quito, para expresar su rechazo a la actuación de las instituciones del Estado ecuatoriano tras la denuncia de la desaparición de la abogada María Belén Bernal, cuyo cuerpo sin vida habría sido localizado este miércoles.

“Ahora sale (el presidente Guillermo) Lasso a decirnos con toda tranquilidad que mil disculpas, que se siente indignado; indignación es lo que sentimos nosotras de que las cifras de femicidio sigan aumentando en Ecuador y se reduzca el presupuesto para poder mitigar en algo la violencia que va en aumento”, afirmó a la Agencia Sputnik Joselyn Mayorga, del colectivo Mujeres de Asfalto.

La joven expuso que el plantón en la sede policial ha sido en rechazo al accionar nefasto del Estado en general y porque supuestamente la policía asesinó a una mujer en Quito.

- Advertisment Article Inline Ad -

Mayorga asistió a esta convocatoria junto a grupos defensores de derechos humanos y colectivos feministas que expresaron su solidaridad con Elizabeth Otavalo, madre de la abogada Bernal que fue vista por última vez el 11 de septiembre tras ingresar a la Escuela Superior de Policía en el norte de Quito para visitar a su esposo.

Según los primeros informes, la pareja tuvo una discusión en la cual se oyeron gritos, golpes y ruidos, pero luego no se registró la salida de la abogada de la escuela de policías.

“Estuvieron alrededor de 40 personas y a vista y paciencia escucharon todo y nadie actuó; nadie hizo nada, la mataron, la policía encubrió al asesino, permitió que escape”, dijo la joven activista al referirse a los cadetes y personal oficial que no dio parte de la situación registrada al interior de la institución ni acudió en su auxilio.

Más temprano hubo un plantón en la explanada del Ministerio de la Agricultura, convocado por Otavalo, pero poco antes de la fecha señalada Lasso confirmó desde Nueva York, vía la red social Twitter, que los restos encontrados pertenecían a Bernal.

En rueda de prensa, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, a nombre del Gobierno pidió perdón “de rodillas” y ofreció disculpas a la familia de la víctima por este crimen que involucra a la Policía Nacional y por el cual decenas le pidieron hoy su renuncia, sin que eso haya ocurrido hasta ahora.

En rueda de prensa Carrillo no descartó un examen genético por el grado de descomposición del cuerpo localizado en un cerro, además de un estudio radiológico y de cotejamiento dental para confirmar la identidad de los restos.

Con información de Agencia Sputnik / CONFIRMADO.NET

- Advertisement Article Bottom Ad -