Representantes asisten al Segundo Foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)-China sobre Reducción de la Pobreza y Desarrollo, celebrado virtualmente el 14 de julio del 2022. (Foto: Cortesía del Centro Internacional de Reducción de la Pobreza de China)

China y los países de América Latina y el Caribe han acordado una cooperación más profunda en la reducción de la pobreza, con esfuerzos conjuntos en áreas como la recuperación económica post-pandemia, la construcción de infraestructura y la tecnología digital, afirmaron funcionarios y expertos durante el segundo Foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)-China sobre Reducción de la Pobreza y Desarrollo, celebrado virtualmente este miércoles.

Los participantes CELAC también elogiaron los esfuerzos de China para erradicar la pobreza absoluta, especialmente a través de la integración rural-urbana y el apoyo a la tecnología digital, que se consideran valiosos para que los países latinoamericanos alivien la pobreza y promuevan la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La CELAC estima que el número de personas que viven en la pobreza extrema aumentó en unos 5 millones entre 2020 y 2021 debido a la profundización de los problemas sociales y de salud provocados por la pandemia de COVID-19.

- Advertisment Article Inline Ad -

Como parte de la cooperación para abordar el aumento de la pobreza, China y la CELAC trabajarán conjuntamente para aliviar los efectos negativos de la pandemia. Los esfuerzos de China para garantizar un amplio acceso a las vacunas, donar suministros médicos y ofrecer apoyos para fortalecer los sistemas de salud locales, clave para la recuperación, son ampliamente reconocidos y aplaudidos por los representantes de la ONU y los miembros de la CELAC.

Los esfuerzos de China para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a través de donaciones médicas y ofertas de vacunas también han sido ampliamente reconocidos por países de toda la región.

China es el primer y más grande proveedor de vacunas para muchos países de América Latina, y ha llevado a cabo una cooperación conjunta de investigación, desarrollo y producción con muchos países de la región sobre vacunas, medicamentos y equipos médicos vinculados al COVID-19.

Alrededor del 80 por ciento de la pobreza extrema del mundo se concentra en las zonas rurales, que son menos resistentes a la pandemia y corren un mayor riesgo de volver a caer en la pobreza.

Mejorar la resiliencia rural y mantener un equilibrio entre el desarrollo rural y urbano es un desafío común en China y América Latina.

“La epidemia ha exacerbado la desigualdad social y ha tenido un impacto devastador en los más vulnerables. Necesitamos encontrar soluciones a través de la cooperación bilateral y multilateral”, resaltó Gustavo Martínez Pandiani, subsecretario para Asuntos Latinoamericanos y del Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina y Coordinador Nacional de la CELAC.

Los datos del Banco Mundial mostraron que en 2021 que el COVID-19 ha magnificado los efectos dañinos de la desigualdad een América Latina y el Caribe. De hecho, más de la mitad (54,4 por ciento) de los trabajadores de la región laboran en el sector informal.

China, en su esfuerzo por eliminar la pobreza absoluta, ha puesto en marcha una estrategia de revitalización rural para lograr un desarrollo urbano y rural equilibrado. China y los países de la CELAC comparten características típicas de la pobreza multidimensional, y hay un gran margen para la cooperación en la revitalización rural, señalaron los expertos.

“China ha acumulado una gran cantidad de conocimientos y experiencia en la reducción de la pobreza rural, especialmente en infraestructura y servicios públicos como agua potable, educación, electricidad y alimentos, que pueden ofrecer valiosas lecciones para los países latinoamericanos”, recordó Wang Peng, director de la Oficina de Investigación de Desarrollo y Estrategia del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China.

“La infraestructura es clave para aumentar la productividad de un país, y con sus salarios y empleo, lo que a su vez ayuda a reducir la pobreza. China tiene una gran experiencia en la construcción de infraestructura de calidad y ha tenido proyectos de construcción en países latinoamericanos que les han permitido aumentar su productividad. Espero que la cooperación se fortalezca para continuar la reducción de la pobreza en América Latina”, recalcó Andrés Zambrano, profesor asociado de la Universidad de los Andes, Colombia.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) propuesta por China ha logrado en los últimos tres años un progreso constante en América Latina, generando beneficios concretos a las economías regionales, y una mayor conectividad, tanto física como digital.

“La BRI y la Iniciativa de Desarrollo Global y Plan de Acción Conjunto China-CELAC para la Cooperación en Áreas Clave (2022-2024), serán la base política para la futura cooperación China-CELAC en la reducción de la pobreza, construyendo una comunidad de futuro compartido para la humanidad que esté libre de pobreza”, aseguró María Francesca Staiano, directora del Centro de Estudios de China de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.

La aplicación de la tecnología digital, que ha contribuido en gran medida a la reducción de la pobreza en China, también se ha convertido en otro foco del foro, ya que los países latinoamericanos han comenzado a utilizar la tecnología digital para reducir la desigualdad, promover la inclusión y aumentar las oportunidades económicas.

Asimismo, la pandemia de COVID-19 ha impulsado el uso generalizado de las tecnologías digitales.

“En la era post-pandemia, la tecnología digital ejercerá un mayor potencial para promover la transformación económica, crear un auge en la economía digital y lograr una distribución justa, lo que requiere esfuerzos incansables de todos los países”, subrayó Francisco Durán, viceministro de Investigación y Aplicación del Conocimiento de Venezuela.

“China y los países latinoamericanos han demostrado comprensión y apoyo mutuos en temas relacionados con los intereses centrales y las principales preocupaciones de cada uno, y han cooperado estrechamente en los marcos de la ONU, el G20 y APEC, salvaguardando los intereses de los países en desarrollo”, precisó Chen Luning, subdirector general del Departamento de Asuntos latinoamericanos y Caribeños del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

El comercio entre China y la CELAC alcanzó en el 2021 un récord de 451.600 millones de dólares. China es la tercera fuente más grande de inversión de América Latina, y América Latina es el segundo destino más grande para la inversión extranjera de China. Más de 3.000 empresas chinas han invertido en América Latina y ambas partes han promovido activamente la cooperación en áreas emergentes como los macrodatos, inteligencia artificial, 5G, Internet y energía limpia, inyectando un nuevo impulso a la cooperación China-CELAC.

Este lunes, el ministro de Comercio e Industria de Nicaragua, José Bermúdez, anunció que la administración del presidente Daniel Ortega está promoviendo acciones para implementar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con China.

“A través de diversos proyectos y marcos, esperamos atraer a más empresas chinas para que inviertan en Nicaragua y contribuir aún más a la reducción de la pobreza”, expresó Iván Acosta Montalvan, ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua.

Nicaragua y China restablecieron relaciones diplomáticas a finales del 2021.

Yu Bo, consejero de la recién reabierta Embajada de China en Nicaragua, declaró que la población local aprecia la contribución y el papel positivo de China en la región, ya que China ha inyectado mucha vitalidad económica e impulsado proyectos de desarrollo en ese país.

Más de 80 representantes y funcionarios del departamento de asuntos de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, la ONU, tres organizaciones de América Latina y 22 países miembros de la CELAC asistieron al foro, evento que fue organizado por la Administración Nacional de Revitalización Rural y el Centro Internacional de Reducción de la Pobreza de China.  Por Hu Yuwei

Confirmado.net / Pueblo en Línea

- Advertisement Article Bottom Ad -