mpleados de SAIC Motor trabajan en la línea de producción en la base de Lingang en Shanghai. (Foto: cortesía de SAIC Motor)

La industria automotriz de China está regresando por completo de las recientes interrupciones de COVID-19, con la producción en algunos de los principales fabricantes de automóviles volviendo a los niveles normales. Después de que se lograron domar los recientes brotes epidémicos en las ciudades chinas, la reanudación del trabajo se acelera para los fabricantes de autopartes, chips y otros elementos funcionales.

De acuerdo a un comunicado de SAIC Motor, uno de los mayores fabricantes chinos de automóviles, este domingo sus tres plantas principales de Shanghai habían regresado a los niveles de producción anteriores a la epidemia.

SAIC declaró que la producción diaria combinada de SAIC Motor Passenger Vehicle, SAIC Volkswagen Automotive Corp y SAIC General Motors Corp ha alcanzado las 13,000 unidades, su nivel normal antes del reciente brote de COVID-19 que afectó a Shanghai.

- Advertisment Article Inline Ad -

Del 1º de junio hasta este sábado, SAIC produjo más de 200,000 vehículos, un aumento de más del 30 por ciento interanual, clara señal de que la industria automotriz del delta del río Yangtze recupera el nivel.

“Adoptamos el método de hacer que las plantas de motores tomaran la iniciativa en la reanudación del trabajo e impulsamos a los proveedores a reanudar el trabajo, nivel por nivel. Este método puede abordar de manera rápida y eficiente cualquier debilidad en la cadena de la industria”, explicó Chen Peifeng, director de la Base Lingang de SAIC Motor Passenger Vehicle, en el comunicado.

“La decisión de SAIC es eficiente y vale la pena promoverla”, asegura Zhang Xiang, investigador del Centro de Investigación de Innovación de la Industria Automotriz de la Universidad Tecnológica del Norte de China.

“La reanudación del trabajo y los pedidos de las principales plantas de motores ayudarán a los proveedores a detectar y resolver debilidades y problemas en sus cadenas de suministro, e impulsar la reanudación del trabajo de toda la industria”, añadió.

Zhang también señaló que el “sistema de listas blancas” desplegado por las autoridades de Shanghai para organizar la reanudación del trabajo en las empresas principales, y las experiencias de las empresas en Shanghai en relación a la gestión de circuito cerrado ayudarán a enfrentar cualquier otro brote epidémico.

SKF, fabricante y suministrador de rodamientos para las principales compañías automotrices, manifestó este domingo que su producción en Shanghai ha regresado al 90 por ciento del nivel normal.

La base de producción y el centro de I+D de SKF en el distrito de Jiading, así como su centro de distribución en Waigaoqiao, continuaron funcionando después de que comenzara el brote en marzo. La compañía fue incluida en el segundo lote de la lista blanca de la ciudad para la reanudación del trabajo en el mes de abril.

La industria de los chips también avanza recuperando terreno. Un diseñador de chips automotrices, con sede en Shanghai, precisó que su empresa ha vuelto a trabajar como de costumbre y redobla esfuerzos para entregar los proyectos que se han retrasado.

“A medida que crece la demanda aguas abajo, trabajar horas extras es la norma laboral”, destacó el diseñador chino. Y agregó que los sistemas logísticos también están mejorando mucho.

El sector automotriz de China ha vuelto a la normalidad. La producción y ventas en mayo aumentaron más del 50 por ciento con respecto al mes de abril, informó este viernes el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información.

Muchos especialistas esperaban una rápida recuperación, debido a que tanto el Gobierno Central como los gobiernos locales conceden gran importancia a la reanudación del trabajo mediante el “sistema de listas blancas” y otras medidas para eliminar las barreras en la cadena industrial, así como las políticas de estímulo”, resaltó Zhang.

Desde que el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información lanzó en abril una plataforma de coordinación para desatascar el sistema logístico de la industria automotriz, se han resuelto más de 6,000 situaciones de logística, transporte y para la reanudación del trabajo.

“La cadena de la industria automotriz en el delta del río Yangtze ha estado funcionando sin problemas, lo que nos hace sentir más seguros para reanudar formalmente la producción diaria”, detalló Chen de SAIC.

En el extremo de la demanda, muchas ciudades han aliviado las restricciones a la compra de vehículos y han ofrecido subsidios para impulsar el consumo.

“De acuerdo a un pronóstico optimista, las ventas de automóviles en China podrían crecer entre un 2 y un 3 por ciento con respecto al año anterior, especialmente en el sector de los vehículos de energía renovable”, recordó Zhang.

De enero a mayo, la venta total de vehículos de energías renovables alcanzaron más de 2 millones de unidades, un 111,2 por ciento superior interanual, indicó el 10 de junio la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

“Después de que la capacidad china de producción de vehículos regrese a la normalidad, se calcula que las ventas de vehículos de energías renovables este año superarán los 5 millones de unidades”, concluyó Zhang.

Con información de Pueblo en Línea

- Advertisement Article Bottom Ad -