Ciudad de México, 26 may (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este jueves su ofrecimiento de asilo al fundador de WikiLeaks, Julián Assange, a quien considera como “perseguido político” en el proceso de extradición a EEUU que el activista enfrenta en Reino Unido.

“Habido comunicación con la Secretaría de Relaciones Exteriores (de México) y nosotros ofrecemos el asilo, estamos a favor de que se le libere porque es un perseguido político”, dijo el jefe de Estado en conferencia de prensa.

La defensa de Assange presentó la semana pasada a la ministra del Interior de Reino Unido, Priti Patel, una solicitud para impedir su extradición a EEUU, ordenada el 20 de abril por la Corte de Magistrados de Westminster en Londres.

- Advertisment Article Inline Ad -

“Es un acto vergonzoso que (juzguen) a una persona que da a conocer información valiosa, porque en esa información hay actos de corrupción y se dan a conocer delitos cometidos entre gobiernos”, respondió el gobernante mexicano a una pregunta sobre el caso en la conferencia.

México ofreció asilo para Assange desde enero del año pasado, cuando EEUU pidió al Reino Unido la extradición del ciberactivista para juzgarle por 17 presuntos delitos en violación de la ley de Espionaje de 1917, y uno de intromisión informática.

IMPORTANCIA DE WIKILEAKS

López Obrador destacó la importancia de las revelaciones que hizo Assange mediante las investigaciones de Wikileaks sobre comunicaciones entre gobiernos, como el de EEUU.

“Todo lo que la élite lleva a cabo en secreto de repente sale por una investigación que ellos (Wikileaks) hacen, y se castiga al que presenta la información porque supuestamente está violando temas confidenciales”, prosiguió.

El mandatario expresó que por encima de los medios de esa investigación está “la esencia de la denuncia gravísima de intromisión en asuntos de Gobierno”.

El dirigente mexicano aseguró que en los cables gubernamentales encontrados y divulgados por Assange se encontró información sobre fraudes en México.

“Nosotros padecimos de acoso cuando (ocurrieron) los fraudes electorales, y en esos cables aparece toda la información, pero no solo es nuestro caso”, y no se sabe si esas prácticas continúan en el mundo, agregó.

Las imputaciones contra Assange se castigan con hasta 175 años de prisión y están relacionadas con el acceso y la publicación de partes militares de Irak y Afganistán, a la base de EEUU en Guantánamo (Cuba) y a informes diplomáticos que desvelan supuestos crímenes de guerra y otros abusos de oficiales y autoridades estadounidenses.

El presidente mexicano lamentó que se pretenda condenar al fundador de Wikileaks por divulgar esa información confidencial.

“Deberían darle su libertad y nosotros -si él lo desea, sus familiares, abogados y amigos- podría tener asilo en nuestro país, esa es nuestra postura, va depender de ellos”, puntualizó.

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, por temor a ser extraditado, desde junio de 2012 hasta el 11 de abril de 2019, cuando fue detenido a petición de EEUU.

Desde entonces se encuentra recluido en la prisión de Belmarsh, y las audiencias de extradición siguen su curso en Londres.

Con información de EUROPA PRESS / CONFIRMADO.NET

- Advertisement Article Bottom Ad -