El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió hoy lunes en Guangzhou con la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Wang dio la bienvenida a la primera visita de Bachelet a China como alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y dijo que es la primera vez, después de una pausa de 17 años, que China recibe a un alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, lo cual es de importancia histórica para ambas partes.

Wang indicó que espera que la visita de Bachelet sea un viaje de ampliación del entendimiento mutuo, un viaje de fortalecimiento de la cooperación y un viaje de aclaración de asuntos.

- Advertisment Article Inline Ad -

Tras señalar que el Partido Comunista de China (PCCh) siempre pone en primer lugar al pueblo, Wang dijo que el PCCh ha dirigido al pueblo chino por el camino del socialismo con peculiaridades chinas que se ajusta a las condiciones nacionales, ha alcanzado logros históricos en la reforma y la apertura, y es ampliamente apoyado por el pueblo chino.

China siempre ha dado prioridad a los derechos a la subsistencia y el desarrollo, ha protegido los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos, y ha salvaguardado los derechos de las minorías étnicas, dijo Wang.

A la vez que impulsa vigorosamente su propia causa de derechos humanos, China defiende los valores universales de paz, desarrollo, equidad, justicia, democracia y libertad, indicó.

Wang dijo que China promueve la construcción de una comunidad de futuro compartido de la humanidad, y hace su propia aportación para resolver los importantes problemas que la sociedad humana enfrenta y para promover el avance de los derechos humanos en todo el mundo.

En términos de promover los avances de los derechos humanos internacionales, Wang pidió apegarse al respeto mutuo y evitar la politización de los derechos humanos; apegarse a la equidad y la justicia y evitar la doble moral; buscar la verdad a partir de los hechos y evitar la desconexión de las condiciones nacionales; defender la apertura y la inclusividad y evitar la creación de una confrontación entre bloques.

Wang indicó que las potencias deben asumir el liderazgo en la práctica del multilateralismo, apegarse a los propósitos y principios de la Carta de la ONU, respetar el derecho internacional y salvaguardar la equidad y justicia internacionales.

“Las instituciones multilaterales de derechos humanos deben convertirse en una plataforma para la cooperación y el diálogo, en lugar de ser un nuevo campo de batalla para la división y la confrontación. China está lista para entablar una cooperación constructiva con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con base en el respeto mutuo y en pie de igualdad”, dijo.

Bachelet felicitó a China por sus importantes logros en el desarrollo económico y social y en la promoción de los derechos humanos.

Elogió la aportación de China en el apoyo al multilateralismo, el financiamiento para el desarrollo, desarrollo sostenible, reducción de la pobreza, cambio climático y protección ecológica, entre otros ámbitos que son vitales para el desarrollo de los derechos humanos.

Ella indicó que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos otorga gran importancia al papel de China y espera aprovechar esta visita como una oportunidad para ampliar el entendimiento y la confianza mutuos, enfrentar conjuntamente los desafíos globales y promover el desarrollo de los derechos humanos internacionales.

Bachelet llegó hoy lunes a China y visitará la provincia meridional china de Guangdong y la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste del país.

Con información de Pueblo en Línea

- Advertisement Article Bottom Ad -