La visa no puede ser considerada un certificado de honorabilidad, porque su otorgamiento se da bajo un acto discrecional de los Estados, dijo el expresidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh.

En diálogo con radio Pichincha, señaló que, a su criterio, la revocatoria de visas a ciertos jueces ecuatorianos por parte de la embajada de Estados Unidos, puede tener la intención de conminar a las Instituciones Nacionales a hacer algo por el tema de la seguridad, crimen organizado y narcotráfico.

“Aprovechando esa institución discrecional de las visas se envía un mensaje público diciendo que se deben hacer cosas”.

- Advertisment Article Inline Ad -

Insistió que la visa no puede ser considerada como un certificado de honorabilidad porque su otorgamiento recae en un acto discrecional de los Estados, amparado en su soberanía, donde se revisan requisitos como contar con recursos para ir y volver o tener arraigos nacionales: “Incluso ahí se puede no otorgar la visa. Llama la atención la forma en que se ha comunicado la negativa de visas, no tanto en darla o no darla, insistió”.

Violencia en Ecuador

Ecuador vive una ola de asesinatos sin precedentes a inicios del año. En los primeros 10 días  de 2022 van 94 asesinatos en Ecuador; en el mismo periodo 2021 fueron 41 casos. En Guayaquil, solo durante el fin de semana 12 personas fueron asesinadas en la zona 8, el sector más conflictivo donde se ha dado un incremento del 233% respecto al año pasado. 

El expresidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh en entrevista con radio Pichincha, señaló que estos alarmantes niveles de violencia no se veían antes y comparó los registros.

“En el 2009 los niveles de violencia en Ecuador se evidenciaban por el registro de 19 homicidios por cada 100 mil habitantes, ya para 2017 cuando Rafael Correa terminó su periodo presidencial, esto bajo a 5 por cada 100 mil habitantes”. 

Agregó que actualmente se habla de casi 100 muertes violentas en lo que va del 2022, lo que demuestra que esa tasa se incrementó nuevamente a 16 homicidios por cada 100 mil personas. Para Jalkh esto tiene relación con el desempeño del poder judicial y la lucha contra el crimen organizado.

Citó las estadísticas de 2009 donde apenas se dictaban sentencias en el 20% de casos de homicidios, en 2017, con mayor eficiencia del sistema, hubo un 90% de sentencias por esos casos y su esclarecimiento.

“Eso tiene relación con la caída de la curva de violencia, ubicando al Ecuador en uno de los países más seguros del Continente”, insistió.

Confirmado.net / Radio Pichincha

- Advertisement Article Bottom Ad -