ARCHIVO - El ex tenista alem·n Boris Becker, que fuera entrenador del serbio Novak Djokovic, recomendÛ a su antiguo pupilo que se vacunara contra el coronavirus tras la polÈmica surgida por los impedimentos de las autoridades australianas para que el n˙mero uno del mundo entrara en el paÌs. Foto: Hendrik Schmidt/dpa-Zentralbild/dpa

El ex tenista alemán Boris Becker, tres veces campeón de Wimbledon, criticó hoy como poco útiles algunas expresiones de la familia del tenista serbio Novak Djokovic en los últimos días.

“El padre realmente se pasó de la raya. Algunas declaraciones que hizo hace cuatro o cinco días seguramente hoy las lamenta. Algunas de las declaraciones de su familia seguramente no le ayudaron”, dijo el ex entrenador del número uno del mundo en un podcast para el canal Eurosport publicado hoy.

Srdjan, padre de Djokovic, dijo en una conferencia de prensa en Belgrado: “Jesús fue crucificado y le hicieron de todo, pero está vivo entre nosotros incluso ahora. Ahora Novak está siendo crucificado, le están haciendo de todo”.

- Advertisment Article Inline Ad -

Los padres de Djokovic son “muy emocionales y también su hermano; eso no siempre es comprensible”, dijo Becker.

La semana pasada a Djokovic, de 34 años, le fue negado el ingreso a Australia porque no está vacunado contra el coronavirus y las autoridades consideraron insuficiente la excepción médica presentada.

Dado que los funcionarios fronterizos no le dieron el tiempo acordado para aclarar su situación, el lunes un juez falló a favor del tenista, que había quedado retenido en un hotel y fue liberado. Pero aún no está claro si puede permanecer en Australia y participar en el Abierto de Australia. Se espera una decisión antes del jueves.

“El pobre me da pena. Lo conozco muy bien y seguimos siendo muy amigos. Algunas cosas se hicieron mal”, dijo Becker y subrayó: “La pregunta es: ¿quién fue el malo de la historia? La opinión pública considera que fue Novak Djokovic. Cometió una doble falta, pero tenía los documentos correctos”.

El alemán de 54 años recomendó que, de cara a los próximos torneos en los que participe, el serbio se vacune. “Los reglamentos se volverán más bien más estrictos en vez de más relajados. Por eso, mi opinión sería: muchacho, ahora juega el Abierto de Australia lo mejor que puedas, pero luego intenta entender que si te vacunas será más fácil para ti. No sé si lo hará”, manifestó Becker.

Con información de Agencia DPA

- Advertisement Article Bottom Ad -