Un grupo de científicos han recreado en 3D los rostros de tres momias egipcias utilizando ADN de más de 2.000 años de antigüedad.

Parecía que superábamos la larga y triste noche neoliberal, con una Revolución que aterrizó en los anhelos y esperanzas de un pueblo condenado a la perversidad de las cúpulas reaccionarias que al arranche se turnaban para el saqueo y el disfrute de sus privilegios. Ni los más recalcitrantes opositores han podido negar la extraordinaria obra material, ética y modernizadora de la Década Ganada. Nuestro “delito” fue haber demostrado que es posible un Ecuador para todos, hasta para los banqueros. No nos perdonaron tantos sueños cumplidos. Estaban agazapados, urdiendo a hurtadillas el retorno…Y volvieron. De la mano de la más abyecta traición, se tomaron el poder ganado por la Revolución Ciudadana con lo más despreciable de la politiquería. 

Formaron bandas de asaltantes del poder, no para gobernar, sino para destruir todo lo que levantó una revolución movilizadora de los más profundos anhelos y utopías, secularmente negados por las camarillas atracadoras. La “cuadrilla de demolición” de Trujillo, le entró a dentelladas contra todo vestigio de progresismo; y si es correísta, al exterminio total. Que el servicio exterior debía democratizarse para que la Diplomacia muestre nuestro País diverso al mundo, con relaciones respetuosas con todas las naciones, bajo el principio de igualdad y respeto a nuestra soberanía, esos anhelos, para las “momias cocteleras”, era un insulto a sus aberraciones de nobleza, clase y otras pendejadas. Se enronchan con sólo la idea de compartir labores con afros, indígenas, montubios. Esperaron con el cuchillo en los dientes para volver a asaltar la Patria.

Ahora sí, vengan mis bonitos, todos los que cumplieron el catecismo del odio al correísmo a tiempo completo. Pónganse en fila, para todos hay. Eso del 20% de cuota política es para los pendejos, nosotros somos bacanes y tenemos que contentar a toda la jauría. Primero a los hijitos de los papaces y mamaces que más gritaron con espuma en la boca odiadora. Vayan a disfrutar de los cocteles, membrecías y canonjías con la plata del pueblo. A los directivos de los grandes medios “libres e independientes” les toca Embajadas, ¡no faltaba más!, para que el coro de serviles mediáticos siga con su silencio complaciente, a tal punto que los columnistas de El Telégrafo protestan porque sus opiniones ya no se publican. Ni se publicarán si huelen a progresismo y peor si sospechan una leve pisca de correísmo, eso para ellos es “crimen”.

- Advertisment Article Inline Ad -

¿Sabían que las evaluaciones a los jueces las hizo el Consejo de la Judicatura atendiendo al “clamor popular”? No por sus antecedentes, ni experiencia, formación académica, ni trayectoria profesional. ¿Correístas?: ¡Afuera! Una dama desesperada por la sentencia que declara la inconstitucionalidad de dicho proceso evaluatorio, se declara en rebeldía ante el fallo de la Corte Constitucional. Ahí lo único que cabe es el Juicio Político, sin perjuicio de la acción penal por desacato. Sigue el secuestro de Jorge Glas, preso “por la fuerza de las circunstancias”. Le niegan su derecho a la prelibertad. En el mundo ya resuena el grito de ¡LIBERTAD PARA JORGE GLAS!       

Artículo firmado por Juan Cárdenas

- Advertisement Article Bottom Ad -