Todas las miradas están puestas en el Open de Australia, que será de nuevo el primer Grand Slam de la temporada y donde Muguruza llegó a la final hace dos años. Imagen web @GarbiMuguruza

Garbiñe Muguruza ha generado mucha expectación de cara al próximo año, tras una temporada espectacular en la que volvió a recuperar su mejor tenis. La española alcanzó cinco finales en 2021, sumando tres nuevos títulos a sus vitrinas y volviéndose a meter de lleno en la lucha por la primera posición del ranking WTA.

Uno de los mejores momentos se vivió con las WTA Finals, ya que Muguruza se convirtió en la primera tenista española en levantar este galardón. Ella misma se mostró orgullosa del éxito en varias entrevistas previas, debido a que este torneo cada vez es más comparable a un Grand Slam que fue su asignatura pendiente durante los últimos meses.

Por lo tanto, uno de sus objetivos más importantes pasa por mantener este ritmo competitivo, que le ha permitido ganar contra las mejores rivales del circuito. Además, esta posición privilegiada le permite tener cuadros mucho más asequibles en las grandes citas, algo que se traduce en un menos desgaste físico de cara a las hipotéticas finales.

- Advertisment Article Inline Ad -

Lograr el tercer Grand Slam para su vitrina

Todas las miradas están puestas en el Open de Australia, que será de nuevo el primer Grand Slam de la temporada y donde Muguruza llegó a la final hace dos años. No hay ninguna duda de que la española le tiene ganas a este torneo y así lo corroboran las diferentes casas de apuestas en Ecuador y sus cuotas deportivas, que la sitúan como una de las claras aspirantes al título. 

Ashleigh Barty, Aryna Sabalenka o Karolína Plísková son las favoritas según todos los pronósticos deportivos, pero la española ha demostrado estar a su altura. Eso sí, la irregularidad en los resultados también ha caracterizado los últimos años de Muguruza, por lo que tendrá que resolver esta situación ante el aumento de exigencia que ha experimentado el tenis femenino en esta etapa.

Otro objetivo tiene que ver con evitar las lesiones, algo muy complicado ante la carga de partidos de un calendario que no deja de crecer. Esto supone una alegría mayúscula para los aficionados, pero al mismo tiempo se traduce en un reto para las tenistas mejor posicionadas en el ranking, que cada vez miden mejor sus participaciones y evalúan más sus opciones.

El sueño de alcanzar el número uno en el ranking WTA

Finalmente, la meta de todo esto pasa por volver a convertirse en la mejor tenista del mundo, algo que ya logró en 2017 y la llevó a la cúspide de este deporte. Desde entonces atravesó por una etapa convulsa donde no le acompañaban los resultados, pero todo apunta a que ha reaccionado y tiene posibilidades de firmar su mejor temporada.

Tanto las WTA Finals como su posición en el ranking confirman estas predicciones para Muguruza, que está obligada a pelear por todos los Grand Slam y a superar las cinco finales a las que llegó durante el año pasado. Son objetivos muy ambiciosos, pero posibles para una tenista que atraviesa por el mejor momento de su carrera deportiva y parece no tener techo.

Confirmado.net

- Advertisement Article Bottom Ad -