En un comunicado, la Policía dijo que la madre, que se cree que sufría demencia, había muerto en junio del año pasado. "El hombre, de 66 años, se quedó con el cuerpo de la madre para poder seguir recibiendo prestaciones", añadieron

La Policía austriaca dijo este jueves (09.09.2021) que había descubierto el cuerpo de una mujer de 89 años que murió hace más de un año y fue momificado en el sótano por su hijo, que quería seguir recibiendo sus beneficios.

En un comunicado, la Policía dijo que la madre, que se cree que sufría demencia, había muerto en junio del año pasado. “El hombre, de 66 años, se quedó con el cuerpo de la madre para poder seguir recibiendo prestaciones”, añadieron.

- Publicidad Inline Ad -

El sospechoso vivía con su madre cerca de Innsbruck, en la región del Tirol.

Hombre cubre a su madre con arena para gatos

Admitió en el interrogatorio que congeló su cuerpo con bolsas de hielo en el sótano después de que ella muriera, para protegerse del olor. Luego la envolvió en vendas para absorber cualquier fluido corporal.

“Cubrió a su madre con arena para gatos y finalmente el cadáver fue momificado”, dijo Helmut Gufler, responsable de la unidad de fraude a la seguridad social de la policía, a la emisora pública ORF.

Cuando su hermano vino a preguntar por su madre, le dijo que estaba en el hospital.

El sospechoso recibía las prestaciones de su madre por correo cada mes, pero un nuevo cartero había pedido recientemente ver al beneficiario.

Cuando el hijo se negó, lo denunció a las autoridades, y el sábado se descubrió el cadáver.

El hombre se embolsó 50.000 euros (59.000 dólares) desde junio de 2020 con los pagos. La autopsia descartó que hubiera matado a su madre. El sospechoso está acusado de fraude de prestaciones y de ocultar un cadáver.

Con información de Deutsche Welle