El murciano salvó tres bolas de set para llegar a la muerte súbita y ganar la tercera manga.

El tenista español Carlos Alcaraz superó este viernes en cinco sets (6-3, 4-6, 7-6(2), 0-6, 7-6(5)) al griego Stefanos Tsitsipas para acceder a octavos de final del US Open, un partido de tercera ronda con tintes de día histórico en la Arthur Ashe, por la calidad, desparpajo y épica del joven de 18 años.

En su primer US Open, con 25.000 personas en las gradas de una de las pistas más impresionantes del mundo, Alcaraz dio un recital para apear al número tres del mundo en el último ‘Grand Slam’ de la temporada. Con el público de su parte, el murciano se apuntó el primer set y el tercero después de remontar un 2-5.

- Publicidad Inline Ad -

Tsitsipas demostró estar curtido y no tiró la toalla, forzando el quinto con un rosco. Al español le pasó factura el esfuerzo e incluso pidió atención médica antes de tener que medir su despliegue en el quinto set. Se guardó fuerzas y tenis para el final, un ‘tie-break’ donde firmó su irrupción al otro lado del charco, como el jugador más joven en cuarta ronda de un ‘grande’ desde 1992.

El murciano empezó bailando en la pista central del Abierto de Estados Unidos y con un 4-0 premonitorio. El griego ya sabía lo que le esperaba, de ahí los elogios en la previa hacia su joven rival, y mantuvo la mente fría para ir sacando su tenis, más agresivo al resto para empatar el partido en el segundo set.

El favorito tomó las riendas con un 2-5 en el tercer que parecía reponer el orden mundial, pero el español volvió al baile. Con su movilidad, Alcaraz buscó el golpe ganador con la derecha, pero además el revés le funcionó a la perfección y entre dejadas y globos empezó a poner patas arriba la Arthur Ashe.

El murciano salvó tres bolas de set para llegar a la muerte súbita y ganar la tercera manga. El desgaste le pasó factura y Tsitsipas mandó el encuentro rápido al desempate con un 6-0. Ahí, el español calculó su reserva y pudo sobrevivir con su saque, mucho más tranquilo el griego, hasta los juegos decisivos.

En el octavo ya se activó el español, gracias a un revés que marcó diferencias. Sin bolas de ‘break’, el quinto llegó a la muerte súbita, donde los zarpazos fueron de nuevo de Alcaraz. El español, repartiendo dejadas para delirio de la grada, se coronó en la Gran Manzana, aunque ahora querrá más ante el alemán Peter Gojowczyk.

Por su parte, Roberto Bautista se despidió de su andadura en Nueva York tras caer en un largo partido de casi cuatro horas ante el canadiense Félix Auger-Aliassime (6-3, 6-4, 4-6, 3-6, 6-3). El norteamericano se valió de una solitaria rotura en cada uno de los dos primeros sets para poner contra las cuerdas al castellonense, que reaccionó para equilibrar la contienda y forzar la quinta manga.

En ella, Auger-Aliassime quebró el servicio del español en el cuarto juego. Bautista dispuso, en el séptimo, de hasta tres oportunidades para devolverle el ‘break’, pero no pudo aprovecharlas y su adversario consiguió cerrar el encuentro en su primera oportunidad.

Además, la larga jornada matinal en Flushing Meadows dejó la eliminación del también español Pablo Andújar a manos del número dos del mundo, Daniil Medvedev. El ruso no dio opción (6-4, 6-0, 6-3) al conquense y se medirá en octavos con el británico Daniel Evans.

Confirmado.net / EUROPAPRESS