Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyed Ali Jamenei

El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyed Ali Jamenei, enfatizó que la situación actual del país no permite que se posponga el nombramiento del nuevo gobierno, señalando que el presidente debe actuar rápidamente en la presentación de sus ministros, y el Parlamento en otorgar su voto de confianza a los nuevos miembros del ejecutivo.

El Ayatolá Jamenei designó hoy oficialmente a Seyed Ebrahim Raisi como nuevo presidente de Irán, y tras referirse a la situación del país, instó al nuevo mandatario a acelerar la presentación de sus ministros.

- Publicidad Inline Ad -

“Agradezco a Alá, el Omnisciente y Omnipotente, Quien con Su misericordia, permitió una vez más a Irán superar con orgullo esa prueba; y al muy estimado pueblo de Irán, que en condiciones difíciles, con su gloriosa participación demostró el dominio de la voluntad del pueblo en la gestión de los asuntos de Estado”, dijo.

El Ayatolá Jamenei recordó que los enemigos de Irán habían estado tramando muchas conspiraciones contra la República Islámica desde hacía mucho tiempo instando al boicot electoral; pero la nación les dio una contundente respuesta con su participación.

El Líder agradeció a la nación iraní una vez más el cumplimiento exitoso de esta tarea con su considerable participación en las elecciones presidenciales, que simbolizan el gobierno de la democracia religiosa del país.

Por otro lado, reconoció el trabajo del gabinete saliente y del presidente Hasan Rohani, deseando todos los éxitos a Seyed Ebrahim Raisi, que asumirá el cargo como nuevo presidente.

El Líder Supremo señaló además que la ceremonia de designación, que se ha celebrado en reiteradas ocasiones durante las últimas décadas tal como se establece en la Constitución y en gran medida según hizo el difunto Fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini, pone de manifiesto el relevo pacífico de la rama administrativa del país, un acontecimiento muy significativo.

La ceremonia de investidura del presidente electo iraní, Seyed Ebrahim Raisi, se celebrará el próximo jueves, a las 05:00 de la tarde, en el Parlamento iraní (Mayles).

El portavoz de la mesa presidencial del Parlamento de Irán, Nezamoldin Musavi, declaró el lunes que hasta el momento 115 personalidades y mandatarios de 73 países han confirmado su asistencia a la ceremonia.

Seyed Ebrahim Raisi, ex jefe del Poder Judicial, resultó elegido por el pueblo iraní como octavo presidente de la República Islámica, tras obtener alrededor de 18 millones de votos (62%) en los comicios celebrados el pasado 18 de junio.

Con información de Agencia IRNA