Presidente Jovenel Moïse fue asesinado

El fiscal de Haití, Claude Bed-Ford, emitió órdenes de arresto contra varios políticos y religiosos, entre ellos el líder del partido gobernante Tet Kalé (derecha), Line Balthazar, y el ex primer ministro Paul Denis, por su presunta implicación en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Acusado de asesinato, tentativa de asesinato y robo a mano armada en prejuicio del presidente de la República Jovenel Moïse, hechos punibles por las disposiciones del código penal en sus artículos 241,2; 324 y 326”, se lee en una de las órdenes fechadas el 12 de julio y divulgadas este martes en las redes sociales.

- Publicidad Inline Ad -

Balthazar preside la organización política que llevó a Moïse a la presidencia en 2017, al igual que a su antecesor Michel Martelly (2011-2016).

En los últimos meses del gobernante asesinado Bathazar se opuso a algunos de los planes gubernamentales, especialmente el referendo para modificar la constitución de 1987, y abogaba por un acuerdo político nacional.

También están sujetos a la orden el exjefe de Gobierno durante la administración de Martelly, Paul Dennis, quien la calificó de persecución política, los pastores Gerard Forges Janvier y Gerald Bataille, así como el empresario Samir Handall.

El mandatario murió por el impacto de 12 disparos y su esposa sostuvo que los atacantes que entrenaron a su habitación durante la madrugada del 7 de julio se comunicaban en español.

Los avisos se unen a los ya emitidos contra la antigua jueza del Tribunal Supremo Wendelle Coq, que de acuerdo con la Policía se reunió en dos ocasiones con integrantes del comando armado que asesinó a Moïse.

La Fiscalía acusó también con los mismos cargos a los responsables de seguridad presidencial Dimitri Hérard y Jean Laguel Civil, así como al exsenador John Joël Joseph y el abogado Joseph Felix Badio.

Más de 40 personas se encuentran bajo arresto por sospechas de organizar y perpetrar el magnicidio, entre ellos 18 colombianos presuntamente integrantes del comando armado, cinco estadounidenses de origen haitiano y cuatro policías.

Sin embargo, para la ex primera dama, Martine Moïse, ninguno de los arrestados es el autor intelectual.

“Alguien dio la orden y alguien pagó el dinero. Esas son las personas a las que estamos buscando. Quiero la ayuda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para encontrar a esas personas”, dijo recientemente la viuda a la cadena estadounidense CNN.

Agregó que antes de propinar los tiros de gracia confirmaron la identidad del jefe de Estado, y a ella la dejaron gravemente herida. Con información de Agencia Sputnik