Director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, puso a la venta ayer viernes su primer tuit subido a la red social y la oferta más alta recibida hasta ahora alcanza los dos millones de dólares, señal del apetito por estas piezas virtuales. “Estoy configurando mi Twttr” (‘just setting up my twttr’, en inglés), fue el escueto mensaje lanzado por el cofundador de la plataforma el 21 de marzo de 2006.

El mensaje en sí, mientras tanto, continuará estando al alcance de todos los internautas en Twitter, pero la puja por ese certificado de propiedad ya alcanzaba este sábado los 2,5 millones de dólares. “Ser propietario de cualquier contenido digital puede ser una inversión financiera, tener valor sentimental y crear una relación entre el coleccionista y el creador. Como un autógrafo en un cromo de béisbol, el NFT (siglas de ‘non-fungible token’) en sí mismo es el autógrafo del creador en el contenido, lo que lo hace escaso, único y valioso”, explica la web.

Ayer, Dorsey subió a la red social un enlace del sitio Valuables, donde los internautas pueden hacer una oferta. Las más alta hasta el sábado (06.03.2021), de dos millones de dólares, es de Justin Sun, fundador de TRON, una plataforma de blockchain, la tecnología principal usada para las criptomonedas, y propietario del sitio de transmisión BitTorrent. “El creador de un tuit decide si le gustaría emitirlo en la blockchain para crear una versión única autentificada”, explica el sitio de subastas de tuits.

Comprar un tuit significa adquirir “un certificado digital del tuit, único porque ha sido firmado y verificado por el creador”, explica la compañía en su página de preguntas y respuestas. El tuit de Dorsey permanece visible para todos, siempre que el propio autor o Twitter lo mantengan en línea.

La casa de subastas Christie’s está celebrando actualmente su primera subasta de un NFT, “Everydays: The First 5000 Days”, una obra del artista Mike Winkelmann, conocido como Beeple, que podría alcanzar un nuevo récord millonario y consolidar este tipo de arte y activo de inversión digital.

La NBA también se ha lanzado al mercado de los NFTs con la plataforma Top Shot, donde se pueden adquirir videos originales y coleccionables de canastas de los partidos, que gracias a la tecnología blockchain están certificados como únicos y originales (pese a que pueden ser reproducidos, replicados y compartidos sin mantener ese firma digital de originalidad).

Con información de Deutsche Welle

- Publicidad InText -