Lenín Moreno inicia así su penosa desaparición del escenario político nacional.

¡Aunque tarde y después de destrozar al país, y porque el corazón le duele. Te dije que lo que no tenía era alma! Abandona Carondelet Lenín Moreno. 

Desde Estados Unidos llamará, dirá que está delicado de salud, renunciará y nos dejará esto dos últimos meses con la beata. 

Algunos medios, de ese conglomerado cómplice, lo lamentarán, se tomarán en serio todo este montaje y le desearán pronta recuperación; ciertos políticos y sus movimientos, o mejor sus empresas electorales como CREO, también se sumarán a la farsa plañidera, o en época electoral lo negarán todo, o peor, si se lo recuerdes se victimizarán. 

Ya está, es el camino que hoy se despeja y ya sabemos que no volveremos a verlo, que Estados Unidos le dará refugio por todos los servicios obsecuentemente recibidos. Lenín Moreno inicia así su penosa desaparición del escenario político nacional. El largo brazo de la justicia, no importa cuán tarde sea, lo alcanzará para que no quede impune todo su criminal comportamiento. 

Moreno deberá responder sobre todo por los muertos de la pandemia, deberá hacerlo por la indolencia e ineptitud en el manejo de la crisis sanitaria. Cuando se pueda destapar todo el arcano cofre de sus cuentas en el exterior, sabremos hasta dónde llegaron sus uñas. Pero el cinismo mediático, y político, mirará para otro lado sin hacerse cargo de la imputación penal que también podríamos hacerles. 

El peor presidente de los recientes años se va como debe ser: de la peor manera. Lo único que me conmueve es su cara dura con la que hasta el final pretende engañarnos. Sus malos chistes, sus alardes de ignorancia, su brutal traición, su mal gusto, su larga agonía, se quedarán todavía un tiempo en nuestra memoria. Habrá que hacerse una urgente limpia y que la justicia, solo la justicia, lo busque, lo siente rodeado de una luz suficiente para que, mirándonos a los ojos, intente una explicación que, después de la indignación, nos sane. 

Artículo firmado por Xavier Lasso

Tomado del portal digital KolectiVOZ

- Publicidad InText -