Los jefes de Estado también destacaron la importancia de "combatir la corrupción y de cooperar en materia de seguridad".

Los presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y de EEUU, Joe Biden, se comprometieron el lunes en una videoconferencia a combatir la pandemia actual de covid-19 y el cambio climático, indica una declaración conjunta.

“Ambos líderes se comprometieron a trabajar juntos para combatir la pandemia de covid-19, revitalizar la cooperación económica y a explorar áreas de colaboración frente al cambio climático”, dice el texto conjunto difundido por la cancillería mexicana la noche del lunes.

Los jefes de Estado también destacaron la importancia de “combatir la corrupción y de cooperar en materia de seguridad”.

En respuesta a la pandemia, acordaron “profundizar la cooperación a partir de mejoras de las capacidades de salud pública, intercambio de información y desarrollo de políticas fronterizas”.

Además, abordaron las maneras de “trabajar juntos en aras de alcanzar un resultado exitoso en la Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático” organizada por EEUU, a celebrarse el próximo 22 de abril.

Reconocieron también la importancia estratégica de la relación económica bilateral, y su compromiso compartido con el Tratado México-EEUU-Canadá (T-MEC) de libre comercio, “como motor de la prosperidad y los derechos laborales de América del Norte”, además de “mejorar las protecciones” para trabajadores y “prevenir el trabajo forzado”.

COOPERACIÓN EN MIGRACIÓN

En la reunión bilateral realizada en forma virtual, los mandatarios discutieron la cooperación en materia de migración.

En esa materia, acordaron “avanzar en los esfuerzos conjuntos para promover el desarrollo en el sur de México y el Triángulo Norte de Centroamérica” que integran Honduras, Guatemala, y El Salvador.

En ese tema, reconocieron las múltiples contribuciones de las personas migrantes a ambas naciones norteamericanas.

“Los presidentes se comprometieron a impulsar políticas migratorias que reconozcan la dignidad de las personas migrantes, así como el imperativo de una migración ordenada, segura y regular”, puntualiza la declaración conjunta.

El enfoque adoptado es el propuesto por México en los años de la actual administración: “colaborar en un esfuerzo conjunto para abordar las causas de raíz detrás de la migración regional, mejorar la gestión y desarrollar vías legales para la migración”.

Se comprometieron, finalmente, a colaborar con los gobiernos de países vecinos, la sociedad civil y el sector privado a través de “políticas que promuevan un desarrollo económico equitativo y sostenible, combatan la corrupción y mejoren la cooperación en materia de aplicación de la ley en contra de las redes transnacionales de contrabando delictivo”, en las fronteras comunes.

Con información de Agencia Sputnik

- Publicidad InText -