Presidente de Colombia, Ivan Duque

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha avisado de que las personas que se vacunen contra la COVID-19 antes de que les corresponda, mediante “mecanismos fraudulentos”, se enfrentarán a penas de prisión “superiores a cinco años” y a multas económicas.

“Si hay personas que se valen de mecanismos fraudulentos para recibir la vacuna violando el Plan Nacional de Vacunación es perfectamente aplicable el Código Penal cuando se habla del incumplimiento de las medidas de autoridades sanitarias para contener una epidemia, no solo estamos hablando de sanciones carcelarias superiores a cinco años, sino también sanciones de carácter pecuniario”, ha advertido, según ha informado Caracol Radio.

Duque, que ha rechazado este tipo de conductas, también ha avisado de que si las entidades de salud incurren en estos fraudes, se enfrentarán a una sanción “muy drástica” de la Superintendencia.

La entidad ha detallado que las personas que se vacunen fuera de turno tendrán que pagar multas de hasta 2.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, cerca de 1.400 millones de euros. El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, ha apuntado a “trabajar en conjunto” para que el plan de vacunación colombiano se cumpla como se planeó, según ha informado Blu Radio.

Colombia, que hasta el momento ha contabilizado más de 2,2 millones de casos y más de 59.000 fallecidos a causa de la COVID-19, comenzó a administrar la vacuna contra la COVID-19 el pasado miércoles.

Con información de EUROPA PRESS

- Publicidad InText -