Es sabido que los animales también pueden contagiarse y transmitir el virus SARS-CoV-2 a los humanos; y eso puede representar un problema para el futuro. Los científicos advierten que nuestras mascotas tendrán que ser vacunadas contra COVID-19 para evitar que el virus siga evolucionando en esas especies y “contagien” nuevamente a las personas.

El COVID-19 no sólo infecta a los humanos, sino también a otras especies. Con varias vacunas en el mercado para inmunizar a los seres humanos, los científicos empiezan a idear una vacuna para los animales, especialmente los domésticos, como los perros y gatos. 

Aunque no se sabe con exactitud cuántos animales se han infectado con el virus SARS-CoV-2 —y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) consideran que se trata de casos raros y que los animales no desempeñan un papel importante en la propagación del virus a las personas—; los científicos advierten que estos “reservorios” animales pueden suponer un riesgo para los humanos en el futuro, ya que existe la posibilidad de que el virus evolucione en esas especies y se propague a las personas.

Por ello, los científicos advierten que quizá se deba pensar en vacunar en el futuro a algunas especies de animales domésticos para frenar la propagación de la infección.

Más información con Agencia Sputnik

- Publicidad InText -