"Apoyado por la tecnología, el espectáculo es como la película “Una noche en el museo”, permitiendo apreciar las grandes reliquias culturales de una manera renovada", subrayó otro cibernauta.

Todo comienza con una escena en la que un grupo de damas jóvenes van camino a un banquete, vestidas y peinadas de acuerdo al estilo de la corte real de hace 1.300 años. Mientras caminan por un jardín, las mujeres actúan como si estuvieran tocando la flauta de bambú, el tambor de mano y la pipa (laúd de cuatro cuerdas).

La pieza danzaria, titulada “Un banquete de la dinastía Tang”, de menos de seis minutos de duración, fue puesta en escena durante una gala emitida por Henan TV el 13 de febrero con motivo del Festival de la Primavera. Desde entonces ha logrado más de 500 millones de vistas.

Además de la perfecta interpretación de los 14 bailarines, los espectadores se sienten atraídos por la combinación de la danza en vivo con la tecnología 5G y la realidad aumentada. Este abordaje estético también se ha podido apreciar en las exposiciones de tesoros nacionales.

“La pieza nos trae de vuelta a hermosa y sorprendente dinastía Tang. Las bailarinas retratan a las sirvientas tan vívidamente que se sienten en la escena como si fueran verdaderos seres de la dinastía Tang”, escribió un usuario de la red social Sina Weibo.

“Apoyado por la tecnología, el espectáculo es como la película “Una noche en el museo”, permitiendo apreciar las grandes reliquias culturales de una manera renovada”, subrayó otro cibernauta.

“Un banquete de la dinastía Tang”, anteriormente titulada Tang Yong (“figuras de cerámica de la dinastía Tang”), fue interpretado y coreografiado por artistas del Zhengzhou Song and Dance Theater. Se estrenó durante la XII edición de los Premios Loto, el galardón para la danza con más alto nivel en China.

El coreógrafo Chen Lin destacó que la producción se inspiró en la cerámica acristalada tricolor de la colección del Museo de Luoyang. Ellos analizaron al detalle las figurillas que representaban músicos y bailarines.

“Pensamos que sería interesante dar vida a las figuras de cerámica de la dinastía Tang y contar sus historias en el escenario, lo que también sería un enfoque creativo para mostrar los tesoros. Así es como empezamos a crear la pieza de baile”, dice Chen.

“Las pinturas de la dinastía Tang retratan la figura completa de esas mujeres, lo que indica riqueza y alto nivel de vida. Queríamos encarnar la visión estética de la dinastía Tang, así que decidimos que las bailarinas se ataviaran como las mujeres de la pintura”.

“Creo que la pieza se destaca porque, a diferencia de las bellezas tradicionales que retratamos en las piezas de baile, que son surrealistas, estas criadas de la dinastía Tang que ponemos en el escenario están más cercanas a la vida real”.

Para lograr la redondez visual de las mujeres de antaño, las delgadas bailarinas se pusieron bolas de algodón dentro de la boca y rellenos en el cuerpo.

Además de los hermosos movimientos de la danza tradicional china, el coreógrafo también diseñó algunos movimientos con un gran sentido del humor, que recibieron comentarios positivos.

“Trabajamos muy duro en las relaciones de miradas porque es crucial para la vida de los personajes en el escenario. Al principio, nos resultaba incómodo actuar con bolas de algodón en la boca, pero nos acostumbramos”, expresa Yi Xingyan, bailarín principal del Zhengzhou Song and Dance Theater.

“Desde la ropa, el sombrero y el maquillaje hasta nuestros movimientos de baile y expresiones faciales, todos los detalles hicieron extraordinaria esta puesta en escena”, añade.

Chen Lei, director de la gala del Festival de la Primavera de Henan TV considera que “fue una sorpresa cuando nos enteramos de que la pieza de danza logró mucha atención y elogios. Nuestro objetivo era presentar un espectáculo diverso, divertido y cálido. Estamos contentos por haberlo logrado”.

El galardonado coreógrafo Chen Lin, que nació y creció en Zhengzhou, se graduó de la Academia de Danza de Pekín y ha estado trabajando con Zhengzhou Song and Dance Theater desde 2009. Su trabajo está inspirado en los cuentos populares de su ciudad natal, héroes históricos y el emblemático Templo Shaolin, lugar de nacimiento del kung fu chino.

“Me gusta visitar los museos de mi ciudad natal. Muchas reliquias culturales, que han sido desenterradas en Henan, me hacen imaginar las historias que hay detrás de ellas”, asegura Chen.

Con información de Pueblo en Línea

- Publicidad InText -