El principal candidato a la Presidencia de Ecuador, Andrés Arauz, llamó el domingo a la comunidad internacional a estar “vigilante” del proceso electoral que está en marcha de cara a la segunda vuelta presidencial del 11 de abril.

“Hacemos un llamado al mundo entero a permanecer vigilantes sobre lo que se está llevando a cabo en el Ecuador (…), hay intenciones ocultas con la intromisión de otras funciones del Estado en pleno proceso electoral”, dijo Arauz en una rueda de prensa virtual.

El candidato, quien ganó la primera vuelta presidencial en los comicios del pasado 7 de febrero por la coalición de izquierda Unión por la Esperanza (Unes) afín al ex presidente Rafael Correa, emitió este pronunciamiento luego de que abogados de su organización política presentaron una acción de queja ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Dicho recurso se presentó ante la pretensión de la Contraloría y de la Fiscalía General del Estado “de afectar la segunda vuelta electoral”, lo que según Unes, “implica un golpe electoral”.

La Contraloría solicitó el sábado al Consejo Nacional Electoral (CNE) que posibilite el inicio de una auditoría al sistema informático que el órgano electoral utilizó para las elecciones generales del pasado 7 de febrero.

La entidad planteó que dicha auditoría se lleve a cabo antes de la segunda vuelta presidencial, en la que Arauz competirá con el ex banquero conservador, Guillermo Lasso.

También, la Fiscalía General envió el sábado una notificación al CNE para que un equipo forense de la Policía ingrese al organismo electoral y proceda con una pericia al sistema informático.

Para Arauz, estas acciones configuran una “evidente intromisión” en pleno proceso electoral, por lo que demandó una firme actuación del CNE.

“Es el momento para que la autoridad electoral ejerza el liderazgo que tiene en estos momentos y avance con el proceso electoral para que la segunda vuelta se realice conforme ha sido programada”, indicó.

“Este no es un momento para poder hacer politiquería con las instituciones electorales”, añadió, y llamó a los observadores internacionales presentes en el país a que “permanezcan alertas porque no se ha desactivado todavía este posibilidad de injerencia, de intromisión por parte de la Fiscalía”.

A su juicio, no es necesario retirar el equipo informático del CNE para hacer una revisión de la información, ya que el ente electoral, a través de sus diversas plataformas, compartió con las organizaciones políticas los resultados del conteo y recuento de votos.

“Ecuatorianos, a no caer en el juego que dicen que no queremos la transparencia, nosotros más que nadie queremos absoluta transparencia en el proceso electoral”, aclaró Arauz, un economista de 36 años y ex ministro de Conocimiento y Talento Humano en el gobierno del presidente Rafael Correa (2007-2017).

Con información de Agencia XINHUA

- Publicidad InText -