Reactivar el sector productivo, recuperar el empleo y manejar la equidad territorial serán los ejes en los que se enfocará el candidato a vicepresidente de Ecuador, Carlos Rabascall (Lista 1), para mejorar las condiciones de vida de los ecuatorianos.

Para recuperar al sector productivo se orientarán esfuerzos económicos que beneficien a las micro, pequeña y mediana empresas, así como al sector rural con la entrega de 1000 millones de dólares para abrir líneas de crédito en cada sector, dijo Rabascall en una entrevista que mantuvo este martes en Ecuavisa.

Además, habló de la importancia de crear un plan de emergencia  articulado entre el Gobierno Central y los Gobiernos Autónomos Descentralizados, que contempla la entrega de 3.000 millones de dólares que se destinarán a créditos para el desarrollo de obras públicas como agua potable y alcantarillado, vialidad, electrificación y canales de riego, entre otras, que permitirán generar plazas de empleo digno.

“Es importante que se incorpore recursos a la economía para generar una especie de electroshock porque la inversión está parada y se necesita desde el Estado inyectar”, señaló el futuro vicepresidente.

Todo ello irá acompañado de una reestructuración obligatoria de deudas de los ciudadanos y el sector productivo, pues asegura que esa será la única forma de dar un alivio a la economía de las familias y les permitirá mejorar sus capacidades de consumo.

Rabascall también se refirió a las condiciones que ha puesto el Fondo Monetario Internacional (FMI) al país para entregar más recursos y recalcó que junto a su compañero de fórmula, Andrés Arauz, se oponen al incremento en la carga tributaria para las personas naturales, pues eso no traería ningún beneficio a la economía.

“Piden incrementar la carga tributaria para las personas naturales y nos oponemos a eso porque no es el momento de hacerlo. Distinto es hacer una reforma para simplificar el tema de la tributación y hacerlo más eficiente, para facilitar la producción, el empleo y el desarrollo empresarial”, sostuvo.

Sobre la posibilidad de incrementar el impuesto a la salida de divisas, precisó que lo mejor es llegar a un acuerdo que permita separar el comercio internacional de la salida de capitales con el fin de mantener y fortalecer la dolarización.

Explicó que lo más urgente es parar la salida de capitales, que en los últimos años significó una suma de 17.500 millones de dólares que no responden a comercio internacional, sino a salida de patrimonio, y por otro lado atraer la inversión e incrementar los niveles de exportación para financiar al Ecuador.

“Hay que crear un portafolio de inversiones que tengan relación con proyectos de competitividad y generen empleo y garanticen tener mejores precios en los mercados internacionales y tener más ingresos de divisas”, manifestó.

Vamos a gobernar para todos

El candidato vicepresidencial, Carlos Rabascall también mencionó que durante su gestión se fortalecerá una política de Estado que garantice el bienestar de todos los ecuatorianos, sobre todo considerando que en el país seis de cada 10 personas viven en la vulnerabilidad y la informalidad, por lo que es urgente establecer un sistema de protección social que sea eficiente con quienes menos recursos tienen.

Por ello, señala que el Estado “no debe ser obeso, pero debe ser fuerte, presente, oportuno y solidario y en ese sentido se debe trabajar en modelos de gestión gubernamentales para ser eficientes y que garantice acceso a derechos como salud pública, seguridad, justicia y otros servicios sociales”.

En esa misma línea se refirió a la propuesta de entregar 1000 dólares a un millón de familias que viven en condiciones de vulnerabilidad durante la primera semana de gobierno como una forma de resarcir el daño que han sufrido las personas durante la pandemia, cuando no recibieron alimentos ni atención de calidad.

Además, mencionó que esto ayudará a recuperar la estabilidad familiar pus permitirá incrementar el consumo en la economía y dinamizar el mercado.

Argumentó que el dinero lo obtendrán de los recursos que tiene el país tanto en el exterior como en en las cuentas internas y que ha sido utilizado con otros fines y en beneficio de las grandes élites económicas.

Esta propuesta representa el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) y apenas el 3% del Presupuesto General del Estado (PGE) y es mínima comparada con los recursos que se destinó para la sucretización o para el salvataje bancario cuando se utilizó el 7% del PIB, afectando a miles de familias. 

También precisó que implementarán la economía circular que promueva la reutilización de residuos y de ese modo disminuir el consumo de materias primas vírgenes, “por tanto cuidar el ecosistema, generar nuevos valores económicos a esos residuos y nuevas plazas de trabajo y espacios de inversión para el reciclaje”.

Confirmado.net / Ecuavisa

- Publicidad InText -