El candidato a vicepresidente de Ecuador, Carlos Rabascall, conversó con LPO en la previa de las elecciones del 7 de febrero en las que la izquierda pretende recuperar el poder.

El 7 de febrero se realizará la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador y el correísmo confía en poder recuperar el poder tras cuatro años de Lenin Moreno, un dirigente que asumió con el apoyo del ex presidente Rafael Correa pero que rápidamente viró para aliarse con los partidos de derecha. 

Las encuestas ubican a la formula de izquierda arriba contra los representantes de la derecha, Alvaro Noboa y Guillermo Lasso y Yaku Pérez, candidato del movimiento indígena Packakutik que se ubica tercero. 

Con Correa inhabilitado para competir, su partido construyó un frente llamado Unión por la Esperanza que lleva al joven economista de 35 años, Andrés Arauz como candidato a presidente y el periodista, Carlos Rabascall, como su vice. 

Este último mantuvo un diálogo exclusivo con LPO y dijo que “es una campaña rara porque la pandemia, los grandes mitines no se realizaron y los medios digitales juegan un rol importante en un contexto en donde nuestro espacio tiene hay un gran cerco mediatico”. 

Rabascall también denunció al gobierno por “falta de transparencia” y pidió la necesidad de reforzar el esquema de observadores nacionales e internacionales. 

La candidatura de Correa cargó con varios impedimentos, tuvo que aliarse con el movimiento Centro Democrático tras la suspensión de Compromiso Social, partido que se había aliado con Correa participar de las elecciones regionales de 2019, ya que, Alianza País (partido fundado por el expresidente) quedó en manos de Moreno y luego no pudo formar parte de la boleta y hasta prohibieron su participación en spots electorales, decisión que fue denunciada esta semana. La inhabilitación de Correa está vinculada con su residencia en el exterior que le impidió realizar el trámite presencial de registro de candidatura y, en caso de retornar, pesan sobre su figura varias ordenes de detención. 

Tenemos 36 por ciento y nos faltaría 3 puntos para llegar al 40 con una diferencia de 10 que nos permitiría ganar en primera vuelta

Para Rabascall todo esto  “fue una verdadera novela clásica” y destacó que “nos pusieron muchos obstáculos pero comenzó a generarse un nuevo despertar ciudadano”. “Tenemos un gobierno de odio y persecución”, disparó.

Si bien las encuestas lo posicionan en primer lugar, el correísmo cuenta con un tercio de apoyos que podrían complicarlo en una segunda vuelta. “Podemos perforar ese techo. Tenemos 36 por ciento y nos faltaría 3 puntos para llegar al 40 con una diferencia de 10 que nos permitiría ganar en primera  vuelta”, confío el candidato a vice. 

En ese aspecto, planteó que “hay un voto oculto que hará en Ecuador pase algo parecido a lo ocurrido en las elecciones en Bolivia”, donde el candidato de Evo Morales arrasó de manera sorpresiva en primer turno. 

Un elemento importante para esta elección es la figura de Rafael Correa que, según datos de Celag, hay un 47 por ciento que considera que su como presidente de Ecuador fue buena, un 35 por ciento regular y 14 mala.

Rabascall ponderó su rol y señaló que “un país como Ecuador, donde las brechas sociales son tan grandes es difícil decir que vamos a hacer cosas muy distintas. Tenemos que aprovechar los que hizo Correa, construir sobre lo construido”. “Correa construyó mucha obra, infraestructura y competitiva sistémica para mejorar las condiciones de las estructura de costo de la producción”, agregó y citó como ejemplo “el cambio de la matriz energética que hoy viene  en un 85 por ciento del agua. Ahora hay que hacer los canales secundario para llevar el agua a las tierras productivas para que haya más cosecha y crear más productividad. Eso es construir sobre lo construido, es parte de un proyecto de desarrollo”. 

Más detalles de la entrevista en La Política Online

- Publicidad InText -