Señales de vida surgieron después de que los socorristas entregaron soluciones nutritivas a los trabajadores atrapados tras la explosión de una mina de oro en la provincia de Shandong, en el este de China, dijeron hoy domingo las autoridades.

Los socorristas dijeron que sintieron que alguien tiraba de las cuerdas de hierro utilizadas para entregar las soluciones nutritivas el domingo por la noche. Los socorristas perforaron previamente un canal a la 13:56 horas de hoy, golpearon la tubería de perforación y recibieron sonidos de golpes de respuesta.

Los trabajadores quedaron atrapados tras una explosión que ocurrió el 10 de enero a las 14:00 horas en una mina de oro en Qixia, en la ciudad de Yantai. El percance sucedió a unos 240 metros de la entrada. Estaban laborando 22 trabajadores a más de 600 metros del sitio de la explosión.

Los socorristas se han apresurado para salvar a los trabajadores atrapados. Para el sábado al mediodía, 439 socorristas y 357 máquinas habían estado ayudando en la misión.

Los esfuerzos de rescate no son fáciles, ya que hay algunos obstáculos que bloquean la mina, dijo Wang Zongwen, un experto del equipo de rescate.

La perforación de canales en la mina también es un desafío, ya que tuvieron que excavar a más de 600 metros de la superficie en condiciones geológicas complicadas. El viernes, los socorristas agregaron dos áreas nuevas, lo que elevó el número de canales de perforación a seis.

“No importa lo difícil que sea, haremos todo lo posible para salvar a las personas atrapadas”, dijo Xiu Guolin, quien dirige el equipo de rescate.

Con información de Agencia XINHUA

- Publicidad InText -