La verdad no recuerdo cual es mi nombre, nunca tuve apellido. Mi compañero de vida fue un cartón maloliente y un trapo de cocina en lugar de cobija que encontré la primera vez que intente robar un pan en la cocina, el lugar más caliente de la dueña de la casa.

Unos nacen con la estrella y otros estrellados reza el dicho popular y yo he vivido en el segundo grupo los 8 años de mi existencia.

Hasta que un 24 de noviembre del 2020, una mujer abrió la puerta de la bodega en la que me recluyeron, estaba con fiebre de 39 grados, pulgas y un olor extraño e insoportable en mi cuerpo, pese a mi estado, sentí por primera vez el calor, la compasión y el amor de un humano. Ella me tomó en sus brazos, sin importar que le ensuciara, me abrigó y me llevo al veterinario donde afortunadamente me recuperé

El señor de mandil blanco dijo que tengo 8 años. Ahora no tengo frio ni hambre, pero anhelo tener una familia que me quiera. Soy educado, silencioso, no sé lo que es ladrar, estoy cumpliendo mis terapias psicológicas para superar mi timidez, no como mucho, mi ángel y madre temporal tiene muchos compañeros de mi especie que llegaron primero que yo.

Si usted es un hombre o mujer sola, si usted necesita fidelidad y amor incondicional, si es un niño que le gusta jugar todo el tiempo, si ustedes son una familia que conoce de la palabra humanidad, les pido que me den otra oportunidad de vida. Si necesita ser escuchado y amado aquí estoy yo.

Me llaman momentáneamente Brócoli y necesito que me adopten.

Contacto: 098 388 8389

Confirmado.net

- Publicidad InText -