A partir de hoy, llevaremos a cabo un análisis de los logros de la Revolución Ciudadana, que generaron estabilidad económica y política, así como bienestar en la población ecuatoriana. Estos logros se lograron no sólo por aplicar un modelo económico diferente (economía socialista basada en la planificación centralizada del estado con un enfoque de fortalecimiento del estado a través de procesos de descentralización), sino que estos logros son el resultado de la participación ciudadana. Este análisis lo abordaremos en varias ediciones, desde 8 ámbitos:

  1. Institucionalidad y democracia.
  2. Política Económica y Desarrollo Social.
  3. Producción y Empleo.
  4. Producción y Comercio Exterior.
  5. Educación y Producción.
  6. Cambio de matriz energética y productiva.
  7. Hidrocarburos y Minería.
  8. Cultura, Patrimonio y Ambiente.

Este análisis se sustenta en el informe “Indicadores sobre los avances del Ecuador durante la década de la Revolución Ciudadana, 2007-2017” llevado a cabo por el Centro estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), además, de información del Banco Mundial y del Banco Central del Ecuador. Si esta información no es verídica, los contradictores del mismo que empiecen a demostrar lo contrario.

Luego de 3 años y 7 meses en el gobierno, Moreno ha tirado abajo todos los logros de la Revolución Ciudadana, en el ámbito institucional y democracia, aupado en las medidas neoliberales, que son ideológicas, para que vuelva el poder a las oligarquías económicas y financieras, quienes han decidido por el destino del país, y de ahí las consecuencias económicas, sociales y políticas. Este proceso se ha llevado a cabo vulnerando la normativa superior y engañando a los ecuatorianos, como se hizo con la consulta popular del año 2018, considerando que el Art. 95 de la Constitución Política del Ecuador indica “Las ciudadanas y ciudadanos, en forma individual y colectiva, participarán de manera protagónica en la toma de decisiones, planificación y gestión de los asuntos públicos, y en el control popular de las instituciones del Estado y la sociedad, y de sus representantes, en un proceso permanente de construcción del poder ciudadano. La participación se orientará por los principios de igualdad, autonomía, deliberación pública, respeto a la diferencia, control popular, solidaridad e interculturalidad. La participación de la ciudadanía en todos los asuntos de interés público es un derecho, que se ejercerá a través de los mecanismos de la democracia representativa, directa y comunitaria”. Por eso se realizaban las sabatinas, no sólo para informar a la gente, sino tras ello, venía las reuniones de planificación con las autoridades nacionales, locales y la población, basado en lo que se conoce como los presupuestos participativos, decisiones que deben surgir desde y para la sociedad, tal como indica el “Art. 100.- En todos los niveles de gobierno se conformarán instancias de participación integradas por autoridades electas, representantes del régimen dependiente y representantes de la sociedad del ámbito territorial de cada nivel de gobierno, que funcionarán regidas por principios democráticos. La participación en estas instancias se ejerce para: 1. Elaborar planes y políticas nacionales, locales y sectoriales entre los gobiernos y la ciudadanía. 2. Mejorar la calidad de la inversión pública y definir agendas de desarrollo. 3. Elaborar presupuestos participativos de los gobiernos. 4. Fortalecer la democracia con mecanismos permanentes de transparencia, rendición de cuentas y control social. 5. Promover la formación ciudadana e impulsar procesos de comunicación. Para el ejercicio de esta participación se organizarán audiencias públicas, veedurías, asambleas, cabildos populares, consejos consultivos, observatorios y las demás instancias que promueva la ciudadanía”. Sin embargo, todo esto ha sido incumplido por el gobierno de Moreno, que ha buscado desprestigiar al gobierno del ex Presidente Correa, así como a los logros alcanzados por ese gobierno.

- Advertisment Article Inline Ad -

Estos logros de la revolución Ciudadana, de mejora en la institucionalidad y democracia se fundamentaron en el cambio de la Constitución 2008, que respecto a los procesos democráticos indica en el “Art. 62.- Las personas en goce de derechos políticos tienen derecho al voto universal, igual, directo, secreto y escrutado públicamente, de conformidad con las siguientes disposiciones: 1. El voto será obligatorio para las personas mayores de dieciocho años. Ejercerán su derecho al voto las personas privadas de libertad sin sentencia condenatoria ejecutoriada. 2. El voto será facultativo para las personas entre dieciséis y dieciocho años de edad, las mayores de sesenta y cinco años, las ecuatorianas y ecuatorianos que habitan en el exterior, los integrantes de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, y las personas con discapacidad.” y el “Art. 63.- Las ecuatorianas y ecuatorianos en el exterior tienen derecho a elegir a la Presidenta o Presidente y a la Vicepresidenta o Vicepresidente de la República, representantes nacionales y de la circunscripción del exterior; y podrán ser elegidos para cualquier cargo”. Esta forma de permitir la participación democrática, y gobernar con la población llevó a que la gente perciba mayor democracia, mayor confianza en las instituciones, mayor confianza en el poder ejecutivo, en el poder judicial, mejorando no sólo los indicadores a nivel interno sino en comparativo con la región, tal como se indica en el cuadro 1.

Cuadro 1: Indicadores de Institucionalidad y democracia.

Indicadores Institucionalidad y democracia20052015-16
Porcentaje de la población satisfecha con la democracia – Ecuador14,0%41,0%
Porcentaje de la población satisfecha con la democracia – Latinoamérica31,0%33,0%
Confianza en las instituciones del Estado – Poder ejecutivo – Ecuador7,8%43,0%
Confianza en las instituciones del Estado – Poder ejecutivo – Latinoamérica43,9%33,0%
Confianza en las instituciones del Estado – Poder judicial – Ecuador15,0%39,9%
Confianza en las instituciones del Estado – Poder judicial – Latinoamérica36,8%29,6%
Confianza en el Estado – Porcentaje de la población que cree que los gobernantes trabajan para el bien de todos – Ecuador11,3%44,3%
Confianza en el Estado – Porcentaje de la población que cree que los gobernantes trabajan para el bien de todos – Latinoamérica22,9%29,2%
Confianza en el Estado – Porcentaje de la población que cree que se ha progresado en la reducción de la corrupción – Ecuador22,7%51,7%
Confianza en el Estado – Porcentaje de la población que cree que se ha progresado en la reducción de la corrupción – Latinoamérica33,2%32,3%
Índice de servicio civil-Ecuador (efectividad del servicio civil)15,0%41,0%
Índice de servicio civil-Promedio regional (efectividad del servicio civil)30,0%40,0%

Fuente: CELAG.

Así también, luego de haber tenido un período político de mucha inestabilidad, con gobiernos corruptos derrocados, otro gran logro de la Revolución Ciudadana fue una estabilidad política, por esos mecanismos participativos y el gran proceso de inversión pública que trajo consigo mejoras sociales que se vieron reflejados en menor ausencia de violencia (delincuencia, de género, de niños, niñas y adolescentes, de LGBTI, etc.) y efectividad del gobierno al mando de las instituciones del estado, cambiando instituciones eminentemente corruptas y con un mal servicio a la ciudadanía (Registro Civil, Aduanas, Servicio de Rentas Internas, Ministerio de Bienestar Social, Ministerio de Economía y Finanzas, hospitales, etc.), por instituciones eficientes y con un excelente servicio a la ciudadanía, tal como la gráfica 1, así lo muestra.

Sin embargo, es evidente que en los últimos 3 años y 7 meses se ha roto con la estabilidad política y ha existido una nula efectividad del gobierno (entiéndase malas políticas públicas en contra de la población ecuatoriana debido a la ineptitud del gobierno, y retorno de la instituciones públicas al mal servicio y a la corrupción), con un gobierno que debió ser derrocado en octubre 2019 por su nefasta efectividad de sus políticas, donde ejerció una brutal violencia contra la ciudadanía, y que ha hecho que la violencia (delincuencia) se incremente a niveles nunca antes vistos en el país, con una gran trama de corrupción (hospitales, ministerio de bienestar social, publicidad, etc.), una mala utilización de los recursos (se ha privilegiado pago de deuda a salud y educación en plena pandemia, con deudas a los GADs, atrasos en el pago de sueldos y salarios a los empleados públicos), mala administración de las instituciones (poniendo a gente inepta frente a las instituciones, mal servicio a la ciudadanía, corrupción, quebrando empresas públicas para luego venderlas a precio de gallina enferma), con un gran reparto del país y las instituciones (a políticos corruptos y asambleístas); sumado a una entrega de los recursos del estado al sector privado (los procesos de privatización en marcha, la liberalización de los combustibles, etc.), con una minimización del rol del estado.

Respecto a la corrupción, la Revolución Ciudadana estableció en el año 2008, la cuenta única del tesoro para saber por primera vez y con exactitud, los ingresos y gastos de todas las instituciones del estado, ya que antes del 2007, las cuentas de las instituciones eran utilizadas a como bien tuvieren, incluso en algunos casos hasta cuentas personales existían para el manejo de recursos públicos. Así también, para enfrentar la corrupción se estableció mecanismos de compras públicas basados en la subasta inversa, que generó ahorro por cientos de millones de dólares, especialmente en la provisión de medicinas.

Gráfica 1: Mayor estabilidad política y efectividad del gobierno con un mayor control a la corrupción.

Dentro del proceso de estabilidad política e institucional, la Revolución Ciudadana llevó a cabo el fortalecimiento del estado en todos los niveles de gobierno. Para ello, el proceso de descentralización llevado a cabo mediante el Código Orgánico de Organización Territorial Autonomía y Descentralización (COOTAD), no sólo que le permitió distribuir más recursos a los GADs (gráfica 2) sino de la misma forma, le permitió que los GADs tengan mayores herramientas para la autosuficiencia financiera (gráfica 3).

El logro de la Revolución Ciudadana frente al proceso de descentralización fue dejar la descentralización a la carta impulsada por el neoliberalismo hasta el año 2006 (cuyo objetivo era llevar a cabo los procesos de privatización), para pasar a un proceso de descentralización social-participativo que permitió definir las políticas públicas como parte de la participación ciudadana, “donde el Estado asumió un rol activo en la economía: se renegoció la deuda externa, se nacionalizó un amplio sector estratégico, se renegociaron los contratos con las petroleras reorientando la mayor parte de las regalías hacia el Estado, se realizaron reformas tributarias que permitieron acrecentar los ingresos estatales, se realizaron reformas en relación a la distribución de la riqueza y la ampliación de los servicios y programas sociales, legitimado por un discurso de equidad social; así como el acceso al Estado de una elite tecnocrática de clase media que asumió el comando de las instituciones con una visión programática que orientó las políticas públicas” (citado en Varela, 2020). Reformas levadas a cabo por la Revolución Ciudadana, que permitieron mayores recursos a todos los niveles de gobierno, mayores recursos para proyectos de inversión, mayores transferencias para inversión y gasto público, que generó dinámicas económicas en todas las regiones del país.


 

Estos logros de la revolución Ciudadana, no se hubiesen podido llevar a cabo, sin las reformas del estado, la Constitución Política del Ecuador del año 2008, aprobado abrumadoramente por los ecuatorianos, así como también por la participación ciudadana, que permitieron que el gobierno reconstruya al Ecuador entre 2007 a 2017, basado en políticas públicas participativas, y con mayores derechos democráticos; pero lamentablemente destrozado en estos 3 años y 7 meses del gobierno de Moreno.

“La democracia es la libertad constituida en gobierno, pues el verdadero gobierno no es más ni menos que la libertad organizada” (Juan Bautista Alberdi).

Artículo firmado por Marcelo Varela

- Advertisement Article Bottom Ad -