El suizo se perderá el primer Gran Slam del año.

Roger Federer decidió que su regreso al circuito no será en el Australian Open del próximo año, según le confirmó su agente, Tony Godsick a The Asociated Press. De esta manera, será la primera vez que el suizo no esté presente en Melbourne desde 1998.

El helvético de 39 años venía trabajando en su recuperación desde hace algunos meses, con la ambición de estar listo para el Australian Open, aunque declaró en múltiples ocasiones que no se presionaría con la situación. Justamente por ello, hoy se confirmó la novedad de que Federer ha decidido saltarse el torneo australiano, para regresar a la competencia al 100% de sus posibilidades físicas.

- Publicidad Inline Ad -

Su agente desde hace años, y tambien CEO de la compañía TEAM8, Tony Godsick, comentó que Roger continúa con su recuperación en un buen camino, aunque eligieron esperar al planificar su calendario 2021. Al perderse el Grand Slam de la temporada, se espera que el regreso del suizo a la actividad se produzca en Rotterdam o en Dubai. Roger decidió no jugar en Australia. En los últimos meses hizo un gran progreso con su rodilla y su estado físico. Finalmente, luego de consultar con su equipo, decidieron que bajarse del Australian Open era la mejor opción posible es regresar al tenis competitivo luego de eso.

La primera ausencia desde 1998

Roger Federer no se perdía un Abierto de Australia desde la edición 1998. Luego de caer en la clasificación al año siguiente, no se ha perdido nunca más un cuadro principal del certamen oceánico desde ese entonces. En total suma 6 títulos en Melbourne, además de otras 8 participaciones en las semifinales del torneo.

En la última edición, alcanzó las semifinales del torneo, superando algunos partidos muy extensos como su enfrentamiento con John Millman en tercera ronda, y el recordado partido de cuartos de final frente a Tennys Sandgren, donde debió salvar siete match point.

Luego caería derrotado sin atenuantes ante un inspirado Novak Djokovic, que terminaría ganando el título. Tras ese partido, se confirmó que debería pasar por el quirófano para tratar los problemas en su rodilla, y desde allí no ha regresado al circuito ATP.

Con información de Canal Tenis