El presidente chino, Xi Jinping, pronuncia un discurso en la Cumbre de Ambición Climática a través de un enlace de video, el 12 de diciembre de 2020. (Xinhua/Ju Peng)
- Publicidad Top Ad -

El presidente chino, Xi Jinping, pidió a la comunidad internacional adoptar un nuevo enfoque de la gobernanza climática de reactivación verde y prometió más compromisos de China para 2030 para enfrentar el desafío climático global durante la Cumbre de Ambición Climática que se realizó de manera virtual.

Al elogiar el amplio apoyo y participación internacionales para la implementación del Acuerdo de París sobre el cambio climático desde su aprobación hace cinco años, Xi dijo que se está acelerando el cambio de la configuración internacional, y que la COVID-19 nos llama a reflexionar a fondo sobre la relación entre la humanidad y la naturaleza.

Al mencionar que el futuro de la gobernanza climática global está llamando más la atención, Xi hizo las siguientes tres propuestas.

En primer lugar, Xi pidió a todas las partes reforzar la unidad para abrir un nuevo horizonte de gobernanza climática de cooperación y ganancia recíproca.

- Publicidad Inline Ad -

Para enfrentar el desafío climático, nadie puede estar al margen y el unilateralismo no conduce a ninguna parte, dijo Xi. “Sólo el multilateralismo, la solidaridad y la cooperación nos permitirán alcanzar el beneficio mutuo y la ganancia compartida de todos nuestros pueblos.”

“La parte china celebra el apoyo de los diversos países al Acuerdo de París para aportar mayores contribuciones en respuesta al cambio climático,” añadió Xi.

En segundo lugar, Xi pidió que se refuerce la ambición y se forje un nuevo sistema de gobernanza climática en que todos los países ponen su mejor esfuerzo.

Siguiendo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, todos los países necesitan hacer el mayor de los esfuerzos en función de sus respectivas realidades nacionales y capacidades, dijo Xi.
Subrayó también que los países desarrollados tienen que aumentar el apoyo efectivo a las naciones en desarrollo en lo relativo a capital, tecnologías y construcción de capacidades.

En tercer lugar, Xi instó a todas las partes a que refuerce la confianza para adoptar un nuevo enfoque de gobernanza climática de reactivación económica verde.

“Las aguas cristalinas y montañas verdes son tan valiosas como montañas de oro y plata,” dijo Xi, y añadió que es importante fomentar un modo de vida y producción verde y de bajo carbono, para buscar nuevas oportunidades y energías motriz en el desarrollo verde.

Al destacar las contribuciones importantes de China para la adopción del Acuerdo de París y sus esfuerzos activos en su aplicación, Xi dijo que anunció en septiembre pasado que China aumentaría sus contribuciones determinadas a nivel nacional y que adoptaría políticas y medidas más vigorosas.

Xi continuó anunciando más compromisos de China para 2030 para enfrentar el desafío climático global.
Xi dijo que China reducirá sus emisiones de CO2 por unidad del Producto Interno Bruto (PIB) en más del 65 por ciento frente al nivel de 2005, rondará las energías no fósiles el 25 por ciento del consumo de energía primaria, aumentará existencias forestales en 6.000 millones de metros cúbicos respecto a 2005 y elevará el total de su capacidad instalada de energía eólica y solar a más de 1.200 millones de kilovatios.

Al señalar que China siempre es fiel a sus compromisos, Xi dijo que China, guiada por las nuevas concepciones de desarrollo, promoverá en toda línea la reconversión verde del desarrollo socioeconómico mediante el desarrollo de alta calidad.

“Emprenderemos acciones concretas por alcanzar las metas arriba mencionadas, con el objeto de aportar mayores contribuciones a la respuesta global contra el cambio climático,” añadió Xi.

Además, exhortó a todas las partes a que aprovechen los logros del pasado, trabajen hombro a hombro por la implementación sólida y efectiva del Acuerdo de París y emprendan una nueva marcha de la respuesta global contra el cambio climático.

La cumbre, que tiene por objeto asumir nuevos compromisos para hacer frente al cambio climático y cumplir el Acuerdo de París, fue convocada conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas, Reino Unido y Francia, y en asociación con Chile e Italia.

Con información de Agencia XINHUA

- Publicidad InText -