La República Popular China adopta medidas para enfrentar la crisis global

China urgió hoy martes a Estados Unidos a revocar su “decisión errónea” de imponer sanciones a funcionarios relevantes de la Asamblea Popular Nacional (APN) por asuntos relacionados con Hong Kong.

Asimismo, China prometió “firmes y fuertes contramedidas” ante las acciones flagrantes de la parte estadounidense con el fin de defender su soberanía, seguridad e intereses de desarrollo, de acuerdo con la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.

La vocera hizo estas declaraciones en respuesta a una reciente declaración contra China del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Pompeo hizo el martes acusaciones infundadas contra la promulgación e implementación por parte de China de la ley sobre la salvaguardia de la seguridad nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK), que se ha llevado a cabo de conformidad con la ley.

El funcionario anunció también que Estados Unidos impondrá unas supuestas sanciones a los vicepresidentes del Comité Permanente de la APN, el máximo órgano legislativo de China.

“Dichas acciones por parte de Estados Unidos violan severamente las normas básicas que rigen las relaciones internacionales, interfieren en los asuntos internos de China y perjudican las relaciones China-Estados Unidos”, refirió Hua.

“El Gobierno y el pueblo chino expresan una fuerte indignación y firme condena por la acción ultrajante, sin escrúpulo, loca y vil del lado estadounidense”, añadió.

Hua ratificó que Hong Kong es parte de China, por lo que sus asuntos son puramente asuntos internos de China, y Estados Unidos no está en posición de interferir.

La legislación del Comité Permanente de la APN sobre la salvaguardia de la seguridad nacional en la RAEHK, implementada de conformidad con la Constitución y cuyo fin es mejorar la gobernanza de Hong Kong y reprimir a los delincuentes, está totalmente dentro del marco de la soberanía de China, detalló la vocera.

Hua aseguró que Estados Unidos, desde hace algún tiempo, se ha estado entrometiendo en los asuntos de Hong Kong de todas las formas posibles, bajo el pretexto de defender la democracia, los derechos humanos y la autonomía de la región, al tiempo que apoya actividades violentas que dividen a la nación china y alteran el orden social.

El lado estadounidense impone descaradamente ahora estas denominadas sanciones contra los vicepresidentes del Comité Permanente de la APN, agregó.

“Esto expone completamente la viciosa intención de Estados Unidos de interferir en los asuntos internos de China, trastoca Hong Kong y socava la estabilidad y el desarrollo de China”, dijo Hua.

La vocera puntualizó que el retrógrado comportamiento de Estados Unidos sólo provocará una mayor indignación entre los 1.400 millones de chinos, incluidos los compatriotas de Hong Kong.

El Gobierno chino está decidido a oponerse a la injerencia estadounidense en los asuntos de Hong Kong, a defender la soberanía, seguridad e intereses de desarrollo de China, así como a implementar el principio de “un país con dos sistemas”, aseguró.

La portavoz instó a Estados Unidos a revocar inmediatamente esta decisión errónea, dejar de interferir en los asuntos internos de China y detener su avance por este peligroso y equivocado camino.

“En respuesta a la indignante acción del lado estadounidense, China tomará contramedidas firmes y fuertes para defender la soberanía, seguridad e intereses de desarrollo”, puntualizó.

Con información de Agencia XINHUA

- Publicidad InText -