Petróleo - DAVID MCNEW - Archivo

Vitol ha aceptado el pago combinado de 135 millones de dólares (algo más de 110 millones de euros al cambio actual) para resolver la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre varios casos de sobornos en Brasil, México y Ecuador, según desveló ayer el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

En concreto, el pago da por zanjada la investigación contra la compañía de comercialización de energía relacionada con violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés) y por una investigación paralela que seguí en curso en Brasil.

“Por un periodo de más de 15 años, Vitol pagó millones de dólares en sobornos a numerosos oficiales públicos -en tres países diferentes- para obtener ventajas competitivas impropias que resultaron en una cantidad significante de beneficios ilícitos para la compañía”, dijo el secretario de justicia auxiliar, Brian C. Rabbitt, de la división de lo penal de Departamento de Justicia.

Tras el acuerdo, la sociedad ha admitido que entre 2005 y 2014 Vitol y sus cómplices pagaron sobornos por más de 8 millones de dólares (6,5 millones de euros) a al menos cuatros trabajadores de la petrolera estatal brasileña, Petrobras.

Los sobornos se realizaron para recibir información confidencial sobre los precios y la competencia de Petrobras. Según ha reconocido la empresa, Vitol ocultó el esquema mediante el uso de intermediarios y una empresa ficticia que facilitó los pagos a cuentas ‘offshore’ y, en última instancia, a los directivos de Petrobras.

Asimismo, Vitol también ha admitido que de 2011 a 2014, sobornó al menos a otros cinco directivos de Petrobras a cambio de recibir información confidencial sobre precios que Vitol utilizó para ganar contratos con Petrobras.

La sociedad también ha admitido varios sobornos a funcionarios en Ecuador y México con el fin de obtener y retener negocios relacionados con la compra y venta de productos petroleros. Entre 2015 y julio de 2020, Vitol acordó ofrecer y pagar más de 2 millones de dólares (1,6 millones de euros) en sobornos a funcionarios de Ecuador y México.

El esquema entre ambas partes consistía en acuerdos de consultoría falsos, empresas fantasmas, facturas falsas para supuestos servicios de consultoría y cuentas de correo electrónico falsas para transferir fondos a compañías ‘offshore’ involucradas con los sobornos.

Entre los pagos a realizar, la compañía ha accedido a desplegar más de 12,7 millones de dólares (10,4 millones de euros) a la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés) en un asunto relacionado con la investigación, así como una multa de 16 millones de dólares (13,1 millones de euros) a la CFTC relacionada con actividades comerciales no cubierta por el acuerdo de procesamiento establecido con el Departamento de Justicia.

Con información de EUROPA PRESS

- Publicidad InText -