Andrés Arauz, el joven quiteño que busca renovar la política en Ecuador

2356

La vida de Andrés Arauz ha transcurrido entre su familia, la academia y su vocación de servicio público. Hijo de padres de clase media, desde niño tuvo una “educación privilegiada”, que le permitió proyectarse a escala internacional y le abrió puertas en diferentes países del mundo. Ahora, este quiteño de 35 años aspira a alcanzar la Presidencia de la República cobijado por Centro Democrático y Fuerza Compromiso Social (Listas 1-5).

Es licenciado en Ciencias con mención en Economía por la Universidad de Michigan y máster en Economía de Desarrollo por la Flacso. Habla inglés, francés y ruso, este último lo aprendió desde niño cuando vivió en Rusia y para no olvidarlo lo practica con su esposa, la manabita Mariana Véliz, y confiesa que esta habilidad fue una de las cualidades con las que lo conquistó.

Andrés Arauz Galarza se vinculó a los 22 años, en el 2007, al gobierno de Rafael Correa, como asesor en el Ministerio Coordinador de la Política Económica. Sin embargo, tiene 15 años de experiencia en el sector público donde inició en 2009, cuando ganó un concurso de méritos y oposición para un cargo en el Banco Central del Ecuador.

Se considera a él mismo como un hombre multifacético que disfruta tanto de la música como de la natación, el ciclismo un partido de fútbol de su equipo: El Nacional. Cuando vivió en Rusia aprendió a tocar el piano y el acordeón y desde entonces desarrolló un gusto por los géneros como el rock o el folclor latinoamericano, contó en una entrevista con el periodista Xavier Lasso.

El amor por la educación lo heredó de su abuela, Flor Celina Galarza, que actualmente tiene 106 años y fue la encargada de su crianza. Para él, una de las cosas más importantes para el desarrollo cognitivo es la calidad en la educación y asegura que esta será mejor cuando llegue al poder.

Además, es un aficionado de la tecnología y cree que el desarrollo del internet obliga a pensar en nuevas formas de aprendizaje. “Nosotros no podemos solo enseñar a la niñez a usar tecnologías, sino a crearlas”, señaló. Por ello, una de las cosas en las que se enfocó antes de aceptar la candidatura fue en enseñar a su hijo de cinco años a programar.

Tras su experiencia con la paternidad considera que una de las políticas que implementará es la de apoyo a la primera infancia para lograr un mejor futuro para los jóvenes.

Para el candidato de la coalición Unión por la Esperanza (UNES) la parte más desgastante de poder es lidiar con quienes no quieren avances en la sociedad. En ese sentido, se refirió a los ataques que ha recibido su suegro, Vicente Véliz. “Eso es lo más vil, feo y doloroso de la política, cuando se ensañan con la familia de uno a pesar de que tengan un comportamiento ejemplar o éxitos en sus aportes a la sociedad”, dijo Arauz.
Un progresista internacionalista.

Andrés se considera a sí mismo como un progresista convencido. Es uno de los fundadores del Observatorio de la Dolarización y miembro del Consejo de la Internacional Progresista, una organización creada este año y conformada por activistas, personalidades y asociaciones de izquierda entre quienes figuran Bernie Sanders, Yanis Varoufakis, Ada Colau o Naomi Klein.

Según explicó esta organización se dedica a discutir cuáles serían las nuevas formas de hacer política para cerrar las brechas de desigualdad que actualmente existen en la región.

Por su formación ha tenido relación cercana con grandes líderes progresista de la región y el mundo. Su último encuentro en este ámbito fue cuando visitó Bolivia para la posesión del presidente de Bolivia, Luis Arce. Allí tuvo la oportunidad de reunirse con el expresidente Evo Morales a quien considera “el Nelson Mandela de los Andes”

Confirmado.net / Kolecti7VOZ

- Publicidad Bottom Ad -