Ecuador: La persecución hacia el progresismo no da tregua

1938

En los últimos meses el país y la comunidad internacional han visto con preocupación cómo el gobierno neoliberal del presidente Lenín Moreno se ha propuesto, a través de sus distintos poderes, perseguir al correísmo y a su líder, Rafael Correa, para tratar de eliminarlos de la lid electoral.

La embestida inició cuando la alianza Centro Democrático-Fuerza Compromiso Social anunció que el expresidente Correa participaría en las elecciones generales de febrero de 2021 como candidato a la Vicepresidencia junto a Andrés Arauz, quien iría por la presidencia, en el marco del gran frente popular y progresista Unión por la Esperanza (Unes).

Con los resultados de las primeras encuestas electorales, que ponen como vencedor al candidato correísta, el Gobierno inició un proceso de persecución más agresivo en contra de la Revolución Ciudadana a través del Consejo Nacional Electoral (CNE) y de la Función Judicial.

El 16 de septiembre de este año, basados en un informe de la Contraloría General del Estado, los consejeros electorales Diana Atamaint, Esthela Acero y José Cabrera, resolvieron eliminar a Fuerza Compromiso Social por supuestas inconsistencias en el proceso de inscripción de esta organización.

Al principio los consejeros del CNE exhortaron al cuestionado Contralor que respete la autonomía de la Función Electoral. Sin embargo, tras una acción judicial que pedía la destitución de Atamaint, los consejeros Acero y Cabrera decidieron hacer caso a lo solicitado por el contralor Pablo Celi.

Según el CNE, esta eliminación se dio en “estricto apego al Código de la Democracia”, sin embargo, los representantes de la Revolución Ciudadana señalaron que esta decisión obedece a la intención del organismo electoral y del Gobierno por proscribir a la tendencia correísta en el país.

La comunidad internacional reaccionó frente a la noticia y rechazó la eliminación de Fuerza Compromiso Social, pues aseguran que esta decisión va en contra de las leyes internacionales y violan lo expresamente contenido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas.

Tras un trámite de apelación, el Tribunal Contencioso Electoral devolvió la personería jurídica a Fuerza Compromiso Social, una vez que terminó el plazo de inscripciones de candidatos en el CNE, con lo que se evidencia la voluntad de ese organismo de no permitir al correísmo participar en las elecciones de 2021.

Coincidencias entre el calendario electoral y el proceso judicial contra Correa

Una vez que Lenín Moreno llegó al poder en 2017 terminó aliado a los históricos opositores de la Revolución Ciudadana con el único fin dar paso a una restauración neoliberal y para lograrlo apeló al aparato judicial y a los medios de comunicación con quienes emprendió una “guerra contra la corrupción”, que tenía como fin destruir la imagen política de Rafael Correa y de los funcionarios del ala correísta.

Para inhabilitar políticamente al expresidente Correa la justicia abrió 35 procesos judiciales en su contra, entre ellos el caso Sobornos 2012-2016, con el que se lo condenó a ocho años de prisión por un supuesto “influjo psíquico” en los colaboradores de su gabinete para que cometan el supuesto delito de cohecho.

Este proceso judicial, carente de legitimidad y legalidad, fue cuestionado por las sistemáticas vulneraciones al derecho a la defensa en contra de los procesados y estuvo perfectamente sincronizado con el calendario electoral. Sus dos instancias y un recurso extraordinario se resolvieron en un tiempo récord y para lograrlo, los jueces de la Corte Nacional convocaron a las partes para que asistan a las diligencias incluso en medio de la crisis sanitaria por la Covid-19 que vivía Ecuador.

Además, el recurso extraordinario de casación, que en el Ecuador se sustancia en años, para este caso se receptó, sustanció y resolvió en dieciséis días, siendo el recurso de casación que más rápidamente se ha resuelto en la historia del país. El expresidente Correa, que actualmente reside en Bélgica, calificó a esta sentencia como ridícula y dijo que solo impulsa a su movimiento, Revolución Ciudadana, “a vencer”,

Una nueva embestida contra el movimiento correísta

Una vez que se resolvieron las trabas para que la Revolución Ciudadana participe en las elecciones, los poderes fácticos han inventado una nueva historia de espionaje en contra de este grupo político.

Esta vez, se trataría de un artículo en el que se habla de un supuesto retorno de la Senain destinada al levantamiento de información sensible o personal de los detractores del expresidente Correa.  

Este episodio se trataría de un burdo montaje con el que el gobierno saliente intenta desviar la atención de la ciudadanía de temas importantes como el juicio que se sigue en la Asamblea Nacional a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, por el reparto de hospitales durante la pandemia.

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -