Crece la ira del mundo musulmán contra Macron: caricaturas, islam y libertad de expresión

27
Las naciones musulmanas están protestando con llamados a boicotear productos franceses. ¿Cómo se llegó a esto?

Los rifirrafes de Francia con Turquía vuelven a poner de relieve la brecha que siempre ha existido entre Ankara y la Unión Europea, con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, presentándose ahora como el defensor del islam, frente a París y La Haya que se alzan como portavoces de la libertad de expresión.

Turquía amenazó a Francia con medidas diplomáticas tras la publicación de una caricatura de Erdogan por el semanario francés Charlie Hebdo. En un contexto de tensión entre Francia y Turquía, el semanario satírico francés representó a Erdogan en calzoncillos, con una cerveza en la mano, levantando el vestido de una mujer con velo gritando: “¡Ouuuuh! ¡El profeta!”

Este dibujo suscitó la ira de Ankara, que abrió una investigación por “insulto al jefe de Estado” y prometió una “acción diplomática”, sin dar ninguna precisión.

Caricatura del profeta Mahoma

Erdogan multiplicó en los últimos días los ataques contra su homólogo francés Emmanuel Macron, acusándolo de “islamofobia” por defender el derecho a caricaturizar al profeta Mahoma en un homenaje a un profesor francés decapitado por haber mostrado algunos de estos dibujos en una clase sobre instrucción cívica.

Afirmando que no había visto las últimas caricaturas sobre él de Charlie Hebdo, Erdogan expresó su “cólera” debida no “al infame ataque contra mi persona, sino a los insultos contra el profeta” Mahoma. “Sabemos que el objetivo no es mi persona, sino nuestros valores”, prosiguió el presidente turco, cuyo portavoz había denunciado anteriormente un “racismo cultural”.

Guerra diplomática llega a los tribunales

Ahora, la guerra diplomática llegó a los tribunales, con Erdogan denunciando también al ultraderechista neerlandés Geert Wilders por compartir una caricatura del líder turco con una bomba con mecha encendida en la cabeza, inspirada en una de las conocidas viñetas danesas de Mahoma.

El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, advirtió al dirigente turco de que se había “pasado de la raya” con su denuncia a Wilders y sus ataques al presidente francés, Emmanuel Macron: “Tengo un mensaje muy simple para Erdogan: la libertad de expresión es nuestro bien más preciado y eso incluye caricaturizar políticos”, dijo el liberal.

Una denuncia así difícilmente podría prosperar en Países Bajos, que abolió en enero una ley que permitía castigar “insultos al jefe de un Estado extranjero amigo”, utilizada aún el año pasado contra un hombre acusado de enviar correos con insultos contra Erdogan a la embajada turca en La Haya, pero absuelto al no demostrarse su autoría.

Macron responde

Macron, por su parte, anunció medidas contra personas y organizaciones que hubiesen justificado públicamente el ataque del profesor francés Samuel Paty a manos de un radical islamista. Asimismo, el Gobierno francés aseguró que continuará su lucha contra el extremismo islamista a pesar de las críticas de Erdogan y no cederá a los “intentos de intimidación y desestabilización”, afirmó este miércoles (28.10.2020) el vocero gubernamental Gabriel Attal.

Francia “nunca renunciara a sus principios y valores”, afirmó Attal al final de una reunión de gabinete, subrayando que existía una “fuerte unidad europea” ante la posición francesa tras el asesinato de un profesor en las afueras de París por parte de un islamista el 16 de octubre.

Khan acusa a Europa de ridiculizar el islam

Por su parte, el primer ministro paquistaní, Imran Khan, acusó este miércoles a Europa de atacar y ridiculizar el islam, en una carta dirigida a otros mandatarios musulmanes en la que les pide que levanten sus voces contra la islamofobia, a raíz de la polémica defensa de las caricaturas del profeta Mahoma realizada recientemente por el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Khan ya había acusado el pasado domingo a Macron de “atacar y herir los sentimientos de millones de musulmanes en Europa y en todo el mundo” por alentar la publicación de las caricaturas de Mahoma.

“Hoy nos enfrentamos a una creciente preocupación en nuestra comunidad musulmana global ante el aumento de la ola de islamofobia y ataques a través de la ridiculización de nuestro amado profeta en el mundo occidental, especialmente en Europa”, afirmó Khan en la misiva.

Khan: líderes europeos están profanando el Corán

El mandatario aseguró además que líderes europeos están profanando el Corán, se están cerrando mezquitas y se prohíbe a las mujeres musulmanas usar velos.

“Musulmanes reaccionan con acciones dolorosas al ver su fe y su amado profeta atacado”, indicó Khan, en una aparente referencia a la decapitación de un profesor francés por un joven yihadista checheno por haber mostrado a sus alumnos las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión.

Khan llamó a sus homólogos islámicos a explicar a los líderes no musulmanes, especialmente de los países occidentales, el amor que todos los musulmanes sienten por su libro sagrado, el Corán, y por Mahoma.

Rohani avisa que insultar a Mahoma puede suscitar “violencia”

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, advirtió el mismo miércoles que insultar a Mahoma podría suscitar “violencia”. “Insultar al Profeta no es una hazaña. Es inmoral. Fomenta la violencia”, declaró Rohani en un discurso televisado durante la reunión semanal del Gobierno iraní.

“Es sorprendente que esto venga de aquellos que se jactan de la cultura y la democracia, que, de alguna manera, aunque no sea intencional, fomentan la violencia y el derramamiento de sangre”, continuó.

Durante el homenaje nacional en Francia a Samuel Paty –el profesor que fue decapitado en París el 16 de octubre por un islamista por haber mostrado a sus alumnos caricaturas de Mahoma– Macron prometió que Francia no renunciaría a estos dibujos y criticó duramente a los islamistas.

Declaraciones de Macron desatan manifestaciones

Estas declaraciones desencadenaron manifestaciones en numerosos países de mayoría musulmana, así como llamados al boicot de productos franceses.

“Occidente debería comprender que […] insultar al Profeta equivale a insultar a todos los musulmanes, todos los profetas, todos los valores humanos y a pisotear la ética”, subrayó Rohani.

Según él, “cada europeo tiene una deuda con el profeta, pues fue el profesor de la humanidad”.

Rohani pidió igualmente a Occidente “dejar de inmiscuirse en los asuntos internos de los musulmanes” si “desea realmente lograr la paz, la igualdad, la calma y la seguridad en nuestras sociedades actuales”.

Con información de Deutsche Welle

- Publicidad Bottom Ad -