Detenidos y destrozos en una nueva noche de protestas en Italia contra las restricciones del Gobierno

41
Durante los disturbios han sido atacados algunos establecimientos --las tiendas de Gucci y Louis Vuitton han sido saqueadas-- y se ha prendido fuego a contenedores de basura. La alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, ha denunciado que los "violentos" han enturbiado la "manifestación pacífica de comerciantes, emprendedores y trabajadores". "Se han organizado para destruir, no para protestar", ha lamentado.

Italia ha vivido una nueva noche de protestas contra las últimas medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno de Giuseppe Conte para frenar la segunda ola de la pandemia que se ha saldado con decenas de detenidos y destrozos en ciudades como Milán y Turín.

En esta segunda ciudad, en el Piamonte, los altercados entre manifestantes y Policía se han saldado con una decena de heridos, entre ellos agentes, y una decena de detenidos. Entre los delitos que se les imputan figuran hurto agravado y resistencia a un agente del orden, según informa la cadena RAI.

Durante los disturbios han sido atacados algunos establecimientos –las tiendas de Gucci y Louis Vuitton han sido saqueadas– y se ha prendido fuego a contenedores de basura. La alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, ha denunciado que los “violentos” han enturbiado la “manifestación pacífica de comerciantes, emprendedores y trabajadores”. “Se han organizado para destruir, no para protestar”, ha lamentado.

También se ha saldado con incidentes la manifestación no autorizada en Milán, donde 28 personas han sido llevadas a comisaría. La protesta concentró a unos cientos de personas y en los altercados, protagonizados principalmente por jóvenes, han resultado dañados varios locales así como las bicicletas de alquiler y los tranvías.

Milán se encuentra en Lombardía, la región más castigada por la pandemia de todo el país y que está registrando nuevamente más contagios diarios que las demás en la segunda ola. Su presidente, Attilio Fontana, ha descartado que prevea un “confinamiento total” en la región, después de informaciones en este sentido en algunos medios.

También ha habido incidentes durante la protesta en Trieste, a la que habían concurrido varios miles de personas que se han manifestado de forma pacífica, si bien un grupo ha procedido a atacar a las fuerzas de seguridad, lo que se ha saldado con un detenido.

En Nápoles, alrededor de un millar de personas, incluidos trabajadores y propietarios del sector de la restauración y del entretenimiento, se concentraron para protestar contra las medidas del Gobierno, que prevén el cierre de bares y restaurantes a partir de las 18.00 horas así como la clausura de cines y teatros, entre otros locales de ocio.

Así las cosas, Conte se ha reunido este martes en la sede del Gobierno con representantes de las actividades más afectadas por las últimas medidas, que afectan principalmente al sector del ocio y la restauración.

Durante el encuentro, el primer ministro ha negado que su Ejecutivo haya “minimizado la pandemia y la posibilidad de una segunda ola” durante el verano. En este sentido, según informa la agencia AdnKronos, ha sostenido que han venido trabajando en “hacer llegar recursos en tiempo récord a las categorías penalizadas” y este mismo martes de aprobarán nuevas indemnizaciones. “Somos plenamente conscientes de vuestras dificultades”, ha trasladado a los presentes.

Italia registró este sábado su récord histórico de contagios diarios, con más de 21.000. El lunes se informó de 17.012 nuevos casos entre los más de 124.000 test efectuados y otros 141 decesos. Con estos datos, el balance de la pandemia es de 542.789 casos y 37.479 fallecidos.

Con información de EUROPA PRESS

- Publicidad Bottom Ad -