El conteo no oficial otorga 52,4% a Luis Arce, del MAS, contra el 32,5% del expresidente Carlos Mesa

El conteo no oficial otorga 52,4% a Luis Arce, del MAS, contra el 32,5% del expresidente Carlos Mesa

Luego de una larga espera que dio lugar a especulaciones y quejas, se conocieron los resultados del conteo rápido de votos de las elecciones bolivianas realizadas la principal televisión boliviana, Unitel. Se trata del único dato sobre el resultado de las elecciones y tiene un carácter extraoficial y parcial. El conteo dio la victoria a Luis Arce, con 52,4%, y el segundo lugar a Carlos Mesa, con 31,5%. Por tanto, según estos resultados privados, el Movimiento al Socialismo (MAS) sería el próximo presidente de Bolivia. Un resultado que sorprende porque es mucho más favorable que el que el propio MAS esperaba. Luis Fernando Camacho, líder en Santa Cruz, obtuvo el 14,1% de la votación nacional.

El resultado de este recuento extraoficial se postergó mucho más de lo esperado. “Las empresas encuestadoras se niegan a publicar el resultado en boca de urna por más de tres horas. Se sospecha que algo están ocultando”, dijo Evo Morales desde Argentina poco antes de que se conociera la encuesta. Sebastián Michel, vocero del mismo partido, señaló que había una estrategia del Gobierno interino de Jeanine Áñez para evitar que haya información y así generar violencia, de modo que las elecciones sean anuladas. La encuestadora CIESMORI, que fue la empresa contratada por Unitel, señaló que tardó porque no podía consolidar la muestra que le exigían las normas electorales.

Reacción de Luis Arce, virtual presidente de Bolivia

Las elecciones en Bolivia se celebraron sin incidentes destacados, con alta asistencia de la población y gran presencia de efectivos militares y policiales en las calles. Hubo largas filas ante los centros electorales porque las medidas de bioseguridad por la covid-19 hicieron más lento el procedimiento de votación. Contra lo que se temía, los ciudadanos que habían sido nominados como jurados electorales asistieron y permanecieron a lado de las urnas las nueve horas que estuvieron abiertas.

Los resultados oficiales de la votación no se conocerán este domingo. Se espera que el conteo termine el lunes, pero puede durar hasta el martes e incluso más. “Queremos destacar la tranquilidad de la ciudadanía. Los ciudadanos tuvieron paciencia, porque la jornada ha tenido características singulares por la necesidad que tuvimos de adaptarnos a los retos del coronavirus. La votación ha sido más lenta, pero ha fluido. Nuestro balance es satisfactorio” resumió Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral.

Con información de EL PAÍS

- Publicidad InText -