Dominic Thiem, campeón del US Open 2020

Dominic Thiem se proclama campeón del US Open, tras derrotar en una final increíble a Alexander Zverev (2-6, 4-6, 6-4, 6-3, 7-6 (6)). Zverev, que lideraba por dos sets y break, y sacó para partido en el quinto, no supo cerrar, y dio vida a Thiem cuando menos posibilidades tenía. Dominic es el primer nuevo ganador de Grand Slam desde Marin Cilic en el US Open 2014, y primero diferente al ”Big 3” desde Wawrinka en el US Open 2016.

Dominic Thiem Alexander Zverev. Qué decir de ellos a estas alturas. Han sido desde hace 3 o 4 años los dos mejores jugadores, con diferencia, de los llamados a sustituir al ”Big 3”. Llegaban a este US Open sin títulos en 2020, aunque con buenas sensaciones mientras hubo tenis. Thiem rozó el título en Australia, y Zverev consiguió allí mismo sus primeras semifinales de Grand Slam (ahora, ha conseguido su primera final).

La previa

En la vida en la burbuja neoyorquina, ambos empezaron dejando malas sensaciones en Cincinnati. En el US Open, Thiem subió mucho más el nivel, yendo claramente de menos a más, mientras que Zverev no había terminado de convencer en todo el torneo, llegando a la final (sin quitar mérito), sin enfrentarse a ningún top 20.

Thiem comenzó su andadura en el torneo con dos victorias cómodas ante Jaume Munar Sumit Nagal. Luego, sufriría algo más ante Marin Cilic, antes de volver a las victorias cómodas en los octavos ante Félix Auger-Aliassime y los cuartos contra Álex de Miñaur. En semis, salvó bolas de set en dos sets, para llevarse el triunfo ante Daniil Medvedev en tres.

Zverev, en cambio, ha tenido un US Open bastante más complicado. Abrió ante Kevin Anderson en 4 sets, al igual que la segunda ronda ante Brandon Nakashima, y la tercera contra Adrian Mannarino. En octavos consiguió su única victoria en tres sets, ante el español Alejandro Davidovich, y en cuartos y semifinales se anotó triunfos complicadísimos ante Borna Coric Pablo Carreño.

En ciernes, una grandísima final de Grand Slam.

Zverev comenzó dando la sorpresa

El inicio del partido podía ser clave para conocer cuáles serían las opciones de un Zverev que parecía bastante menos candidato a la victoria. Y el alemán entró a ganar. Consiguió romper el servicio de Thiem en el segundo juego al saque del austríaco, y conseguiría otro break más para cerrar el set por 6-2. Zverev, jugando su mejor tenis del torneo, cedió sólo tres puntos con su servicio en toda la primera manga.

En el segundo set, las cosas no cambiaron. Zverev iba comiéndole la moral a Thiem cada vez más, y en el segundo parcial se colocó con doble break enseguida. Thiem no estaba en el partido; Zverev lo estaba avasallando, pero nunca es tarde para despertar en el tenis mientras el partido esté en juego. Thiem recuperaría uno de los dos breaks, lo confirmaría en blanco, y presionaría a Zverev para que este sacara con 5-4. Zverev sufriría, pero acabaría cerrando el parcial por 6-4.

El partido comenzó en el tercer set

Tal y como terminó el segundo set, no era difícil pronosticar que tendríamos un tercero más igualado. Y aunque Zverev comenzó con break, Thiem lo recuperó rápidamente e igualó la manga. Sascha empezó a sentir la presión, y cuando sacaba con 4-5, se enredó con las dobles faltas y los errores no forzados, para otorgar a Thiem el set por 6-4.

En el cuarto, se mantendría la igualdad, aunque ya con la creencia general de que Thiem era favorito. El austríaco empezaba sacando y no estaba titubeando al saque. Y él mismo desequilibraría la balanza. Rompería el saque de Zverev para sacar con 5-3 y cerrar por 6-3. Por cuarto Grand Slam consecutivo, la final se decidía en el quinto.

Thiem, merecido campeón

En el quinto set, ya con Thiem rodado y Zverev venido a menos, el austríaco empezaría rompiendo el saque de Zverev. También sería difícil cerrar para el austríaco, y Zverev le devolvería el break enseguida (1-1). Ambos irían manteniendo, más o menos cómodos, sus juegos de servicio, hasta que con 3-4 Thiem entregó su servicio. Zverev sacaría para US Open, pero los nervios le jugarían una mala pasada y Thiem recuperaría, ganando los dos siguientes juegos al servicio de Zverev, para sacar para ganar el US Open. Sería Thiem el que entonces se pondría nervioso, y la final se decidiría en el tiebreak. Ahí, Thiem ganaría 8-6 en un desenlace dramático.

Thiem, número 7 del mundo; y Thiem, número 3 (mantienen ranking)

Después de este brutal US Open, ambos jugadores mantienen su ranking. De haber ganado Zverev, el alemán se hubiera colocado número 6 del mundo. El nuevo formato, que ha hecho mantener los puntos de 2019 a muchos, ha evitado que haya grandes alteraciones.

Dominic Thiem es ahora el único finalista o campeón defensor de tres de los cuatro Grand Slams. Sin duda, este US Open será el primero de muchos Majors para Thiem. También tendrá los suyos Zverev.

Con información de Canal Tenis / Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -